Inicio Tecnología 5 objetos rutinarios que pueden destruir tu Wi-Fi

5 objetos rutinarios que pueden destruir tu Wi-Fi

Toda conexión Wi-Fi tiene un alcance limitado. Esto es algo plenamente normal, una consecuencia natural de esta clase de conexiones, puesto que marchan por medio de ondas de radio con forma de dónut que van perdiendo intensidad dependiendo de la distancia que recorren.

No obstante, la distancia no es lo único que puede reducir el alcance de una conexión Wi-Fi. Determinados objetos tienen un efecto negativo intensísimo en este género de redes, tanto que pueden hacer que la señal sea inútil de llegar de forma ligerísimamente estable a una habitación anexa a la sala en la que se halle el enrutador.

Somos siendo conscientes de los inconvenientes que esto puede ocasionar, y de la relevancia que tiene saber, desde el primer instante, cuáles son esos objetos para poder evitarlos, y por este motivo hemos decidido compartir con vosotros este artículo, donde os vamos a contar todo cuanto habéis de saber.

1.-El Wi-Fi no se lleva bien con los espéculos

Wi-Fi

Y la explicación es sencillísima. Los espéculos producen un efecto de «escudo» que hace que la señal del Wi-Fi rebote, lo que puede hacer que tengamos arduos problemas de conexión a Internet en zonas con muchos espéculos, o bien si ponemos el enrutador justo a la vera de un espéculo de importante tamaño.

Es conveniente, en consecuencia, eludir la colocación del enrutador en zonas donde haya espéculos. En el caso de que no resulte posible, debemos ubicarlo en una zona distanciada de los espéculos.

dos.-Las superficies y objetos metálicos

El metal es un material conductor que puede absorber la electricidad. Puesto que el Wi-Fi marcha con ondas de radio (electromagnéticas), estas pueden terminar bloqueadas por los objetos y superficies metálicas, lo que va a impedir que las ondas se expandan y que lleguen a otros lugares de tu hogar.

Como en el caso precedente, evita poner el enrutador encima de muebles o bien de lejas metálicas, siempre y cuando resulte posible.

tres.-Microondas y otros electrodomésticos: La relevancia de las interferencias

Wi-Fi

Estos electrodomésticos emiten ondas que operan en el fantasma de dos,4 GHz, cosa que asimismo ocurre con multitud de dispositivos, como los vigilabebés o bien los drones, y esto puede derivar en interferencias muy marcadas que terminarán lisiando nuestra conexión Wi-Fi.

Es esencial tomar en consideración, sin embargo, que estas interferencias solo afectarán a las conexiones Wi-Fi cuatro, y a aquellas que empleen la banda de dos,4 GHz. Una red Wi-Fi cinco no se vería perjudicada.

cuatro.-Grandes peceras y electrodomésticos que mueven bastante agua

Las grandes masas de agua pueden afectar a la intensidad de la señal Wi-Fi, y por ende debemos evitarlas en lo posible.

Algo tan supuestamente inofensivo como una pecera de importante tamaño puede reducir de forma radical el alcance de nuestra red Wi-Fi, y lo mismo ocurre con ciertos electrodomésticos, como frigos, lavaplatos y lavadoras.

Wi-Fi

cinco.-Los muros, singularmente los de pladur

Todos sabemos que los muros, y las puertas cerradas, asimismo dismuyen el alcance de nuestra conexión Wi-Fi, mas no todos y cada uno de los materiales tienen exactamente el mismo impacto. La madera es la que menos reduce el alcance, al tiempo que el hormigón y el pladur son los que más le afectan.

Si no puedes eludir los muros, deja por lo menos las puertas abiertas, esto puede marcar la diferencia en determinadas situaciones. De lo contrario, desplazar el enrutador a otra situación sería una buena opción. Caso de que no resulte posible, o bien de que no logremos el resultado deseado, deberíamos recurrir a repetidores Wi-Fi, a soluciones PLC o bien a dispositivos que combinan las dos opciones.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

La entrada 5 objetos rutinarios que pueden destruir tu Wi-Fi es original de MuyComputer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop