Alemania plantea acrecentar Impuesto sobre el Valor Añadido de la carne para frenar el cambio climático+ 1

Alemania plantea acrecentar Impuesto sobre el Valor Añadido de la carne para frenar el cambio climático+

El último informe del IPCC ( Panel Intergubernamental del Cambio Climático ) llama la atención sobre el empleo perjudicial que hacemos de la tierra, singularmente en el ámbito agrícola.

Al tiempo que generamos en demasía con el razonamiento de que precisamos nutrir a 7 mil millones de personas, nuestro comportamiento ya afecta la seguridad alimenticia.

Un callejón sin salida que precisa resolverse lo antes posible. En Alemania, que es uno de los mayores productores y usuarios de carne de cerdo, se ha considerado la propuesta de acrecentar el impuesto al valor agregado que se impone sobre la carne.

La solución, propuesta por el Partido Socialdemócrata (SPD) y los políticos del Partido Verde, es acrecentar el impuesto sobre el valor añadido (Impuesto sobre el Valor Añadido) de las ventas de carne del siete por ciento al diecinueve por ciento .

El propósito es tanto contribuir a reducir el calentamiento global, como promover mejoras en el bienestar animal mediante una mayor colecta de impuestos que se puedan traducir en programas de mejoras en la cadena productiva.

La propuesta coincidió con el informe del IPCC, que asevera claramente que la ganadería es uno de los mayores impositores a las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Además de esto, establece que un cambio en la dieta, incluyendo más verduras en los comestibles, asimismo puede contribuir a reducir las emisiones.

Incluso de esta manera, la propuesta no sensibilizó a la ministra de Agricultura del país, Julia Klöckner, quien arguyó que tal medida podría dañar los ingresos de los productores de carne.

Si bien el propongo ya esta hecho según lo que parece falta voluntad política en el ejecutivo alemán a fin de que se realice el incremento, conforme opinión de la cadena pública alemana Deutsche Welle.

Para el conjunto, la propia población no está abierta a este cambio, puesto que consume mucha carne, y recuerda cuando el partido verde perdió y por muchos votos tras plantear un día sin carne en los jardines infantiles y en las cantinas de los institutos o bien dependencias publicas.

En todo caso, el discute debe proseguir. Las primordiales conclusiones del IPCC sobre seguridad alimenticia resaltan que, nos guste o bien no, debemos prosperar nuestras prácticas agrícolas. Ahora se presentan ciertos puntos planteados en el informe:

La meta de sostener el calentamiento global en el límite de los 2°C plantea la amenaza de una crisis alimenticia, en especial para las zonas tropicales y subtropicales.

Los impactos climáticos sobre la tierra son ya graves. Las olas de calor y las sequías se han hecho más usuales y también intensas en ciertas zonas, y la seguridad alimenticia ya se ha visto minada al afectar a los rendimientos de los cultivos como a la producción ganadera.

Se prevé que una combinación de incremento del nivel del mar y ciclones más intensos va a poner en riesgo las vidas y los medios de subsistencia en las zonas propensas a los ciclones.

El calentamiento ya ha creado un peligro de incendios forestales y estos deberían transformarse en un alto peligro desde el calentamiento de 1,5˚C

La agricultura, la producción de comestibles y la deforestación son esenciales impulsores del cambio climático y generan alrededor del veintitres por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre.

En contraste al campo de los comburentes fósiles, la agricultura sustentable podría formar parte de la solución al calentamiento global suprimiendo el carbono de la atmosfera y poniéndolo en el suelo.

Mas la ventana de ocasión se cierra de manera rápida, puesto que la capacidad de los suelos para efectuar esta función reduce conforme suben las temperaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *