propiedades de las almendras

Almendras. Propiedades, beneficios y más de este fruto seco

Las almendras no precisan demasiada presentación dada su ubicuidad en muchas despensas: turrones, pasteles, harinas, bombones y todo tipo de dulces, bebidas o bien el ovacionado aceite de almendras, buenísimo para la elasticidad de la piel y muchas cosas más están hechos a base de este fruto seco.

La almendra es el fruto del árbol del almendro, cuyo nombre científico es Prunus dulcis, perteneciente a la familia de las rosáceas, como el peral, el manzano, el duraznero y el cerezo, entre otros muchos frutales.

Las almendras son una gran fuente de energía, en forma de hidratos de carbono, y de alto valor nutricional que aporta grasas, proteínas, fibra alimenticia y vitaminas y minerales.

Propiedades de las almendras

Las propiedades de las almendras a nivel nutricional son resaltables. Conforme podemos ver por su valor nutricional, las almendras son una rica fuente de proteínas o bien veintiuno gramos por cada cien gramos de comestible, al lado de fibra, grasas saludables y hidratos de carbono. Mas sin duda, en lo que resaltan es en los minerales y las vitaminas que nos dan.

En lo que se refiere a las vitaminas presentes en las propiedades de las almendras se hallan muchas de las llamadas vitaminas del complejo B, todas y cada una de vital relevancia para la capacitación del sistema inquieto, las que actúan en la salud y mantenimiento sano del mismo y son precisas para la absorción de los nutrientes que se consiguen de la ingesta de otros comestibles.

Entre estas se halla la tiamina o bien vitamina B1, que participa por su parte en el metabolismo de la glucosa, en la estimulación del hambre y en la salud de la vista.

Asimismo la riboflavina o bien vitamina B2, que participa en la salud de los tejidos y de los ojos, aparte de tener principios antioxidantes. Por si no fuera suficiente con lo anterior, de esta vitamina las almendras poseen el setenta y seis por ciento de la cantidad diaria recomendada en un adulto por cada cien gramos del fruto, algo que es fundamental destacar.

Otra de las vitaminas del complejo B que se halla presente en las almendras y sus propiedades nutricionales es la niacina o bien vitamina B3, de la que este fruto contiene un veinticuatro por ciento de la cantidad diaria recomendada por cada cien gramos para un adulto.

La vitamina B3 aparte de cumplir la función de sostener la salud del sistema inquieto y de su esencial función en la absorción de los nutrientes, participa en la mejora de la circulación sanguínea, en la reducción del colesterol LDL de la sangre y en la salud de la piel.

En menor medida, si bien asimismo en cantidades aceptables se hallan otras esenciales vitaminas del conjunto B como el ácido pantoténico o bien vitamina B5, la vitamina B6 y el ácido fólico o bien vitamina B9.

Mas indudablemente de lo que más hay que meditar cuando tenemos en consideración las vitaminas presentes en las propiedades de la almendra es en la vitamina liposoluble de tipo E. Este potente antioxidante está más que presente en el fruto, conteniendo unos veinticinco mg por cada cien gramos del comestible, o bien lo que es exactamente lo mismo, el ciento setenta por ciento de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina que cumple la función de contrarrestar los radicales libres responsables del deterioro celular y además de esto favorecen las membranas cerebrales.

En lo que se refiere a minerales, se puede destacar que es una gran fuente de manganeso, aportando más del cien por ciento de la cantidad recomendada de este mineral por cada cien gramos de almendras. Además de esto, es una buenísima fuente de fósforo, magnesio, calcio y hierro.

Beneficios de las almendras

Consumir de forma regular almendras nos ayuda enormemente a nuestra salud, en tanto que aporta beneficios nutricionales fundamentales, como otros que previenen ciertas enfermedades.

Entre las ventajas de las almendras cabe destacar los siguientes:

Enorme fuente de antioxidantes

Como ya hemos visto, las cantidades de vitaminas que poseen antioxidantes que se hallan presentes en este fruto seco es resaltable. Por consiguiente al ingerir almendras, merced a ser una rica fuente de vitamina B2 y vitamina liposoluble E, hacemos un buen aporte de antioxidantes a nuestro organismo, los que asisten a la salud de nuestras células.

Prevenir enfermedades

Así sea por los antioxidantes como por otras vitaminas y minerales, el consumo de almendras es ventajoso para eludir enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y para contrarrestar el desgaste y deterioro de los huesos.

Salud ósea y bucal

Puesto que hablamos de los huesos y los dientes, puesto que una cosa esencial es que las cantidades de calcio y magnesio que poseen las almendras aportan beneficios a la salud de nuestro esqueleto y dentición, ayudando en su mantenimiento y fortalecimiento.

Supervisar el peso

Merced a sus aportes energéticos, nutricionales y de grasas saludables, el consumo de almendras acostumbra a asociarse a una alimentación sana, y por tanto a sostener un peso estable y regulado siempre y cuando esté en sintonía con una dieta equilibrada, sana y con ejercicio regular.

Cerebro sano

Los antioxidantes son buenos para el cerebro, en tanto que previenen el deterioro celular y en consecuencia sostienen una buena salud en exactamente el mismo. Esto, sumado a las grasas, precisas asimismo para la salud de nuestro órgano superior, hacen de las almendras un comestible único.

beneficios de las almendras

Calorías de las almendras: ¿engordan?

La almendra aporta seiscientos calorías por cada cien gramos, mas teniendo presente que la cantidad de consumo de este fruto seco no habría de ser superior a los treinta gramos diarios, la relación calorías/energías es muy ventajosa, sumado a todos las ventajas de las almendras para la salud ya enumerados.

Entonces muchos se van a preguntar si las almendras engordan. Y la contestación sería, en una cantidad normal no, las almendras no engordan sino favorecen al organismo como fuente de energía, proteínas y grasas saludables.

¿Cuántas almendras al día?

Como afirmábamos, aunque las cantidades de almendras dependen del tamaño de exactamente las mismas, más que de cuántas deberíamos meditar en su peso, que como afirmábamos rondaría los treinta gramos para una persona adulta.

No obstante, teniendo presente la cantidad estimada de un fruto de tamaño medio, en consecuencia, sería de unas veinticinco almendras cada día.

¿Comer almendras crudas o bien torradas?

Una de las preguntas más usuales que se hace la gente es si comer las almendras crudas o bien torradas. Esto va a depender de lo que se busque. Por poner un ejemplo, siempre y en toda circunstancia se estima que los frutos crudos aportan importantes beneficios nutricionales, mas para ciertas cosas (por poner un ejemplo recetas) es mucho mejor si las almendras están torradas.

Lo esencial es que sean siempre y en todo momento almendras crudas o bien torradas, sin sal y no fritas. Estas últimas aunque pueden ser un snack exquisito, el exceso de aceite y sal no son sanísimos que afirmemos. Lo mismo podemos decir de las almendras garrapiñadas (cubiertas de azúcar caramelizada), riquísimas mas con demasiada azúcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *