Azúcar igualmente perjudicial que el Alcohol para nuestros hijos 1

Azúcar igualmente perjudicial que el Alcohol para nuestros hijos

¿Le darías a tu hijo un vaso de alcohol? La contestación va a ser, indudablemente, no. Ningún padre le daría alcohol a un pequeño. Eminentemente por el hecho de que sabemos que es tóxico, causa graves daños al cuerpo y es adictivo.

No obstante, todos acostumbramos a dar dulces y completar las comidas de nuestros hijos con azúcar, posiblemente les estemos haciendo daño a nuestros hijos sin siquiera darnos cuenta.

Una investigación efectuado en el R. Unido, por el National Diet and Nutrition Survey, mostró que el azúcar que consumen los pequeños pequeños puede hacer tanto daño al hígado y al cerebro como el alcohol (https://www.gov.uk/government/collections/national-diet-and-nutrition-survey).

En un caso así, el hígado metaboliza la fructosa, una de las moléculas de azúcar, de exactamente la misma forma que el alcohol, sobrecargando este órgano que tiene, entre otras muchas funciones, la de suprimir las toxinas del cuerpo.

No extraña, puesto que, que cada vez sea más usual que los pequeños sufran inconvenientes “adultos”, como la diabetes y las enfermedades hepáticas.

Una investigación efectuado en Italia evaluó a doscientos setenta y uno participantes, con una edad media de doce con cinco años, que tenían dietas azucaradas. La investigación halló que el trescientos setenta y seis por ciento de ellos tenían esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), una enfermedad que puede ocasionar daño irreversible, llevando a fibrosis y cirrosis.

Entre los primordiales villanos del exceso de azúcar se hallan los comestibles procesados y el alimento veloz como Mcdonalds, Burger King o bien KFC y como no los refrescos como Coca Cola. Es frecuente que la industria llene los productos con azúcar, singularmente en artículos destinados a los pequeños. Además de esto, es simple disfrazar el azúcar en las etiquetas, en tanto que hay cuando menos cincuenta y seis nombres diferentes para esta substancia.

Productos como el youghourt, los cereales y las galletas pueden contener una cantidad tan grande de azúcar que superan las necesidades cada día de un pequeño en una comida.

La fructosa, mentada en los estudios, asimismo existe en las frutas, mas no es perjudicial pues está acompañada de vitaminas y minerales esenciales para el cuerpo y se metaboliza de forma diferente.

Para colmo de males, el azúcar es enormemente adictiva sobre todo para los pequeños, el subidón energético que da causa una dinamica similara a la de una droga dura como el opio o bien la coca.

Causa Ansiedad, tolerancia (cada vez precisamos más) y síntomas de abstinencia, conforme múltiples informes científicos ha sido clasificada como una de las substancia más adictivas existentes (https://www.elespectador.com/noticias/salud/que-tan-adictivo-es-el-azúcar-articulo-setecientos diez trescientos veintiocho).

Y esto no acaba acá la industria alimenticia se vale de esto, para añadir el azúcar a el alimento y bebida de mil y un formas con diferentes camuflajes y nombres de forma tal de engancharnos, y de este modo hablamos de forma continua de epidemias de obesidad, de diabetes infantil y un sin numero de enfermedades, todo sencillamente eludible si no consumiéramos tanta azúcar.

Por consiguiente, tenga mucho cuidado con lo que pone en el plato de su hijo y tratemos de supervisar un tanto la cantidad de azúcar que les damos.

Comparte si te Gusto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *