Brave acusa a Google de violar la GDPR y emplear los datos del usuario sin control

Brave acusa a Google de violar la GDPR y emplear los datos del usuario sin control

Brave acusa a Google de violar la GDPR. La desarrolladora del navegador que desea «arreglar la Web» ha elevado una protesta formal frente a la Comisión de Protección de Datos de Irlanda en la que acusa a Google de violar de forma expresa uno de los principios del Reglamento General de Protección de Datos europeo, mejor conocido por sus iniciales en inglés GDPR.

Específicamente, Brave acusa a Google de transgredir el principio de «limitación de propósito» de la GDPR, puesto que la compañía no detalla en sus políticas de privacidad para qué exactamente emplea precisamente todos y cada uno de los datos que compendia y procesa. Conforme los especialistas de Brave, Google usa unas políticas de privacidad «irremediablemente vagas y también inespecíficas», con lo que estaría incurriendo en malas prácticas cuyos ejemplos sí recoge la GDPR.

El principio de restricción de propósito de la GDPR requiere que las organizaciones solo compendien y procesen datos personales para un objetivo limitado que debe expresarse explícitamente, esto es, ya no vale aquello de «recopilamos datos para progresar el servicio» tratándose de información susceptible de ser empleada para identificar al usuario.

En Brave tampoco están conformes con de qué manera explica Google la manera en la que usa los datos del usuario para servir publicidad adaptada, y desean que la compañía detalle el proceso y las técnicas que emplea. Además, denuncian el procedimiento de Google por el que compendian datos personales por medio de «sitios web, aplicaciones y sistemas operativos», con propósitos de procesamiento que van desde contabilidad hasta publicidad y transacciones.

En Brave mantienen que los procesos de colección de datos que emplea Google están «tan de forma vaga definidos que no tienen ningún significado o bien límite«, con lo que «el resultado es una información interna unificada que viola el principio de restricción de propósito del GDPR. «El simple hecho de tener los datos personales de todo el planeta no quiere decir que Google pueda utilizarlos en su negocio para los fines que desee».

«Más bien, debe buscar una base legal para cada propósito concreto y ser transparente al respecto», agregan. «Pero la nueva patentiza de Brave revela que Google vuelve a utilizar nuestros datos personales entre sus negocios y productos de formas desconcertantes que violan el principio de restricción de propósito. Los datos internos de Google sin limitaciones violan el GDPR».

El lance de Brave no se reduce a violaciones de la GDPR, sino en su protesta mientan la nueva Ley de Privacidad del Consumidor de California aprobada en dos mil dieciocho y muy afín en lo que se refiere a limitaciones y obligaciones a la europea. Esto es, no sería de extrañar que extendieran su demanda asimismo al campo de E.U..

Con todo, no va a ser ni la primera demanda que encara Google, ni de terminar en sanción, la primera multa que le cae por infringir la GDPR.

La entrada Brave acusa a Google de violar la GDPR y usar los datos del usuario sin control es original de MuyComputer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *