Claves para llevar la economía del hogar como un especialista en finanzas

La economía familiar de muchas familias españolas no puede permitirse imprevisibles. En ocasiones, el inconveniente no es tanto la escasez de ingresos como una administración equivocada de las finanzas familiares. De ahí que es fundamental saber llevar la economía del hogar.

No hace falta ser un especialista en finanzas. Solo hay que tener un tanto de perseverancia y intentar organizarse. Ahora te listaremos los principios básicos para manejar la economía familiar como un especialista.

siete consejos para organizar la economía del hogar

1. Haz un cómputo

Para esto, lo mejor es iniciar por el principio. Esto es, por hacer una cómputo contable de la situación financiera. Como haría cualquier empresa, debes saber cuáles son tus activos (ahorro, propiedades, etcétera) y tus pasivos (deudas, hipoteca, cargos pendientes de las tarjetas de crédito, etcétera). Ahora, proyecta ese cómputo en el futuro para hacerte una idea de la evolución.

dos. Realiza un presupuesto

El próximo paso es realizar un presupuesto familiar. De esta manera vas a poder supervisar los ingresos y los gastos. Es tan simple como dividir una hoja en 2 columnas: en la de la izquierda anotas todos y cada uno de los ingresos y en la de la derecha, todos y cada uno de los gastos. Por su parte, estos los vas a dividir en 4 apartados:

Obligatorios (fijos). Aquellos que no puedes parar de pagar o bien cuyo importe no puedes cambiar. Por poner un ejemplo, la hipoteca.
Precisos (variables no discrecionales). Son los que se pueden reducir, mas no quitar. Es el caso de las facturas de los suministros o bien el alimento.
Eventuales (variables discrecionales). Los puedes quitar si te cuesta llegar a final de mes. Los cafés a media mañana o bien las salidas a cenar cada sábado de noche entrarían acá.
Ahorro. Sería estupendo que todos y cada uno de los meses incluyeses una pequeña cantidad y que la contabilizases como gasto. Mas en el momento de ingresar ese dinero, hazlo en una cuenta además de la que no tengas tarjetas a fin de que te resulte más bastante difícil sacar dinero de ella.

Ahora mira los números. Lo idóneo es que tus deudas no excedan el veintiocho por ciento de los ingresos sin contar la hipoteca. Si al agregar este gasto no excedes el treinta y seis por ciento , vas bien.

tres. Suprime los gastos superfluos

Si todos y cada uno de los meses terminas en números colorados, da lo mismo los ingresos que tengas, debes estudiar la columna de gastos y descubrir qué está desequilibrando tu presupuesto. Una vez localizado el inconveniente, atájalo. Es posible que debas reducir o bien suprimir los gastos superfluos, sacar la tarjeta de crédito de la cartera o bien centrarte en abonar ese préstamo que tiene unos intereses tan altos.

cuatro. Reduce los gastos precisos

Otros gastos que debes supervisar son los precisos. ¿Cuánto hace que no examinas las nuevas tarifas de móvil o bien las ofertas para nuevas altas de Internet? Seguro que si equiparas costos y te cambias de compañía, ahorrarás dinero. Con la luz puede ser más bastante difícil localizar tarifas económicas, con lo que el ahorro está en tu mano. No es preciso que te afirmemos qué debes hacer para reducir la factura de la luz. Lo mismo con el agua o bien la calefacción.

El alimento es otra de las partidas cuyo presupuesto puedes supervisar si te pones a ello. Con una costumbre tan fácil como marcarte un presupuesto y hacer la lista de la adquisición, ya vas a estar implicándote en llevar la economía del hogar.

cinco. Descárgate aplicaciones de contabilidad y lee libros

¿Los métodos tradicionales no te persuaden? Prueba a descargarte alguna aplicación de contabilidad y finanzas, como puede ser Fintonic o bien Control de Gastos.

Asimismo hay libros que pueden asistirte. ¿Has leído “Ahorradoras: ciento uno trucos para ahorrar ¡Y vivir mejor que nunca”, “ El código del dinero” o bien “Ten Peor Vehículo Que Tu Vecino”? El creador de este último, Luis Pita, da un curso gratis que ha logrado un premio nacional al mejor curso de finanzas personales y ahorro.

seis. Apúntate al procedimiento Kakeibo

Se trata de un procedimiento nipón para ahorrar dinero. Es una suerte de libro de cuentas en el que debes apuntar al comienzo de cada mes todos y cada uno de los ingresos y los gastos que tienes. Después, debes marcarte una meta realista de ahorro y llegar a ella. Es idóneo para que tengas una economía del hogar organizada.

siete. Piensa en el futuro

Una vez hayas hecho un análisis de tu coyuntura económica, realiza un plan financiero en un largo plazo en el que reflejes las inversiones que tengas pensado efectuar, la evolución de tus activos y los productos de ahorro contratados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *