Colorados oscuros y borgoña

Colores de uñas otoño-invierno dos mil diecinueve-2020: nueve tendencias

¿Lista para gozar de las últimas estaciones del año con una manicura perfecta? Los tonos de uñas otoño-invierno dos mil diecinueve-dos mil veinte ya están definidos y complacerán probablemente a un elevado número de mujeres. Los tonos sutiles y complejos que combinan con los cambios que vemos en la naturaleza en estas estaciones los vuelve idóneos para cualquier contexto y ocasión. Mas despreocúpate. Las fiestas y el glamur tampoco han sido olvidados. Te contamos todo.

Tendencias para colores de uñas otoño-invierno dos mil diecinueve-dos mil veinte

Colorados oscuros y borgoña

El borgoña, color de vino y los colorados oscuros por lo general tienen siempre y en toda circunstancia una esencia de clase y elegancia incontrovertibles.

Con su profundidad, estos colores son idóneos para aportar un toque de elegancia y calor a cualquier look más arropado, sin que parezcan apartados en los looks. Además de esto, consiguen dar un toque sensual y muy femenino a los días sombríos de estas estaciones más frías y no dejan de crear un efecto sorprendente y arregladísimo en el momento en que te quitas los guantes.

Terracota y matices anaranjados

Uñas terracota

Los tonos de uñas otoño-invierno dos mil diecinueve-dos mil veinte han encontrado en la naturaleza su gran inspiración para estos tonos.

En honor a los matices de las hojas de los árboles en la primera de las 2 estaciones, esta temporada vas a poder gozar de esmaltes con tonos anaranjados suaves que consiguen aportar una nota cálida a cualquier look.

A fin de que estén en las tendencias, estos esmaltes deben tener una base cobrizo o bien beis que hace que sean de manera inmediata reconocidos como tonos tierra. En cuanto al resto, puedes seleccionar entre aquellos más opacos que aportan un color uniforme, o bien entre aquellos más neutrales y un tanto pastel y, en consecuencia, más sutiles.

Gris claro

manicura con un color gris claro

En esta temporada vas a poder utilizar los cielos nubosos como inspiración y llevar una manicura con un color gris.

Las tendencias para esta temporada han señalado particularmente los tonos más claros y entremedios de este color para contrastar o bien conjuntar con los matices más sombríos de las nubes.

Negro

uñas otoño-invierno color negro

El negro retorna a las tendencias para colores de uñas otoño-invierno dos mil diecinueve-dos mil veinte este año.

Color intemporal y tradicional, va a ser idóneo para dar un toque más peligroso y rebelde a tu look. Además de esto, queda muy bien con cualquier look ahora que llega el instante de mudar las sandalias por las botas.

Verde obscuro

uñas verde obscuro

Las grandes florestas cubiertas de nieve donde el fuerte verde de los pinos se resalta es una imagen inseparable del invierno. Aun si no te chifla esta clase de paisajes, el verde consigue siempre y en todo momento marcar esta estación cuando se aproximan las fiestas navideñas.

Con lo que goza de la profundidad y elegancia con una nota rebelde que solo los verdes oscuros y joya pueden ofrecer, pues en esta temporada van a ser tendencia.

Efecto perla

uñas efecto perla

Los esmaltes metálicos que han sido tendencia en primavera-verano van a ser reemplazados en las próximas estaciones por un color más afín al champán para crear un efecto de perla.

Con purpurinas o bien sencillamente con el brillo propio de los metales, estos esmaltes van a ser un guiño a la tendencia que más ha reinado todo el año en los complementos y accesorios.

Tonos malva

uñas tonos malva

Entre los rosas y los violentas, los tonos malva van a ser los representantes de las manicuras más femeninas y cariñosas en las tendencias para colores de uñas otoño-invierno dos mil diez-dos mil veinte.

La esencia vintage y elegancia tradicional de estos tonos son bastante difíciles de igualar y de ahí que van a ser una de las grandes apuestas para las manicuras nude.

Tonos taupe

uñas tonos taupe

En las tendencias para estas estaciones hallamos lado a lado con los tonos malva para los esmaltes nude, los taupe, o bien gris pardo.

Con su mezcla de matices cobrizos y grises, esta gama de colores consigue representar los tonos tierra y los grises de las tendencias, mas con un toque más sutil y prudente que no pierde elegancia.

Purpurinas doradas y en tonos de champán

Purpurinas doradas y en tonos de champán

Los esmaltes de purpurinas en estos tonos van a ser una de las grandes tendencias para uñas este otoño y también invierno.

Se van a llevar, sobre todo, en combinación con otros colores de las tendencias con matices cobrizos, para crear decoraciones o bien sencillamente para dejar que el brillo de estas purpurinas se destaque todavía más entre los colores opacos.

Estos esmaltes tampoco van a estar limitados a acontecimientos de noche o bien de celebración. En esta temporada van a ser la disculpa idónea para transformar tus uñas en verdaderas joyas lumínicas en cualquier instante.

Las tendencias para colores de uñas otoño-invierno dos mil diecinueve-dos mil veinte este año rompen con la regla de contrastar el frío de estas estaciones y se dejan enamorar de los tonos tan habituales y bellos.

Ya a ti, ¿te agradan o bien preferías algo más vivo y atractivo?

Colores de uñas que fueron tendencia en el otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve

Las tendencias para los tonos de uñas otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve prosiguieron la línea general de tonos para la moda de estas estaciones. No es que haya faltado originalidad o bien inventiva en el momento de acotar las manicuras a llevar, sino los colores profundos y también intensos de dos mil dieciocho-dos mil diecinueve eran increíbles y, cuando es de este modo, hay que gozarlos.

Colorado profundo

colorado profundo

En los colores PANTONE definidos para dos mil dieciocho este tono aparece bajo el nombre de Red Pear. Es un color profundo prácticamente afín al borgoña o bien al vino tinto, mas que sostiene su identidad y continúa identificable como un colorado.

Verde azulado

verde azulado

Lado a lado con el colorado profundo, este fue otro de los primordiales colores tendencia tanto para ropa para manicuras.

Es un color bastante llevado en esmaltes metálicos o bien con purpurinas, mas en dos mil dieciocho relució fácil, solo con un tanto de brillo para resaltar su belleza natural.

Verde oliva

uñas verde oliva

El verde oliva fue definido como el nuevo tono neutral tanto para la ropa para los tonos de uñas otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve.

Se llevó bastante de manera sencilla en estilos matte, gloss o bien metálicos, o bien como color base para decorar las uñas. Si bien se haya señalado más el tono oliva, sus variedades más oscuras asimismo fueron populares.

Púrpura joya

uñas púrpura joya

El púrpura fue indudablemente el color en destaque de dos mil dieciocho y prosiguió dictando las tendencias asimismo a final del año.

En el caso de las uñas, fue el tono joya el que encantó a todas y cada una de las apasionadas de colores complejos y muy elegantes. Su color obscuro y también intenso deja conjuntarlo con otros colores más de forma fácil, sin perder su esencia de sobriedad.

Gris claro

uñas gris claro

El gris claro fue uno de los tradicionales para la época y marcó asimismo los tonos de uñas otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve.

Fue prácticamente como el nuevo nude por su tono neutral que puede ser combinado de manera fácil con cualquier otro color y que se resalta sin centrar las atenciones en sí.

Pasteles y neutrales anaranjados

uñas pasteles y neutrales anaranjados

El naranja y el terracota son 2 colores que marcaron las tendencias de la moda en estas estaciones, mas para las manicuras las reglas fueron intensidad y sobriedad.

Como aun las formas más profundas de estos colores prosiguen siendo vivas y también impresionantes, la solución ha pasado por suavizarlos y transformarlos en tonos pastel o bien neutrales. Se encararon de este modo al tradicional rosa suave para darle un toque de otoño cariñoso a las uñas.

Colorado

uñas rojas otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve

El colorado en su tono más vivo y tradicional apareció entre las tendencias para colores de uñas otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve con una personalidad absolutamente independiente del colorado profundo ya antes citado.

Este es el tono de una mujer segura y que se siente femenina, mas, si bien haya estado entre las tendencias, es ya realmente un tradicional.

Cobrizo obscuro

uñas cobrizo obscuro

El cobrizo obscuro fue el único color que rompió con la línea de tonos definidos para la moda por norma general en dos mil dieciocho. Fue solo en las uñas donde tuvo la ocasión de destacarse, en tonos siempre y en todo momento oscurecidos, ciertos prácticamente negros.

Azul

uñas azules otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve

Las uñas azules estuvieron presentes en todas y cada una de las pasarelas mundiales, mas semejan no haber encontrado su sitio específico.

Ciertos estilistas apostaron en su tono más vivo en un guiño al verano, al paso que otros solo usaron sus versiones más oscuras y también intensas en referencia al color Sargasso Sea de PANTONE que fue tendencia tradicional en la moda.

El azul asimismo se utilizó mucho para crear uñas refulgentes con purpurinas.

Si hay una línea que guió los tonos de uñas otoño-invierno dos mil dieciocho-dos mil diecinueve fue la sobriedad y sensualidad prudente. Los tonos empleados se resaltaron meridianamente de los de verano y primavera por su intensidad joya, que le aporta a la manicura elegancia.

¿Te agradan los colores que se llevaron en dos mil dieciocho?

Lee también: Las tendencias para uñas decoradas

Colores de uñas otoño-invierno dos mil diecisiete-dos mil dieciocho que tampoco pueden faltar en tu manicura

Colores oscuros

Uñas colores escuros

Una de las grandes tendencias para uñas otoño-invierno dos mil diecisiete-dos mil dieciocho fueron los colores oscuros. Si bien el negro sea un tradicional, en la época pasada reinaron los tonos sobrios.

Cobrizos y morados fueron una alternativa segura para ir de tendencia y aportarle sofisticación a la manicura, apostando en un estilo fácil mas muy elegante. No perdimos de vista el color Tawny, uno de los colores clave de la época pasada para la moda por norma general.

Colorado

uñas rojas

El colorado fue uno de los colores más esenciales en la moda para la época dos mil diecisiete, tanto para la ropa para la manicura. En tonos vivos, resaltó nuestras manos en un estilo femme fatale muy femenino y adulto que que nos hizo relucir en los días más grises.

Si bien la manicura fácil sea siempre y en toda circunstancia una alternativa segura para llevar este color, no tengas temor de arriesgar y hacer del colorado el punto central de diseños y texturas.

Tonos metálicos

Uñas con Tonos metálicos

El plateado metálico fue otra de las grandes tendencias en la moda otoño-invierno en dos mil diecisiete y las uñas tampoco escaparon a su brillo. Si bien pueda ser usado como parte miembro de un diseño más elaborado, el impacto de estos esmaltes es atractivo en sí con lo que apareció primordialmente en manicuras fáciles con un color.

Otros tonos metálicos como el dorado y el cobre estuvieron asimismo en alta, eminentemente como detalles.

Textura, relieve y accesorios

Unãs con textura, relevo y accesorios

En los meses más hastiados en la moda, las uñas otoño-invierno dos mil diecisiete-dos mil dieciocho rompieron con la monotonía. Estas fueron las estaciones y el año en el que nos dejamos llevar en los que toca a textura, relieve y accesorios.

Todo estaba tolerado desde el instante en que se utilizaran colores fuertes y vivos para resaltar estas aplicaciones en las uñas. Tal vez no fuese la tendencia más práctica mas va a ser probablemente la más impresionante.

Partes de color

uñas con apuntamientos de color

Hemos dejado la mayor tendencia de uñas otoño-invierno dos mil diecisiete-dos mil dieciocho para el final. Con independencia de los colores o bien diseños, las manicuras en estas estaciones estuvieron marcadas fundamentalmente por partes de color en lugar de la manicura fácil.

Normalmente, las uñas se llevaron en un estilo natural, con o bien sin esmalte transparente en dependencia de la preferencia, y su efecto fue dado por toques de color azarosos.

Esta clase de toques incluye pintar únicamente la media luna de la uña, solo ciertas uñas de la mano, diseños gráficos parciales o bien estilo manicura francesa remplazando el blanco tradicional por otro tono de esmalte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *