Cómo empezar el cultivo de cannabis doméstico

Cultivar Cannabis sativa no es algo complicado. Al conocer unas cuantas nociones básicas, dedicarle un poco de tiempo, atención, y sobre todo paciencia, será más que suficiente.

Son muchas las personas interesadas en el cultivo de cannabis, al tener en cuenta sus propiedades medicinales. Existen tiendas especializadas en el cultivo de cannabis doméstico, conocidas como grow shops, un lugar donde el usuario podrá hallar todo lo que necesite. 

Ventajas de hacerlo en casa

El cultivo doméstico es muy ventajoso, porque se garantiza obtener un producto con óptima calidad, al seguir los pasos de los especialistas que están dispuestos para asesorar desde una tienda online como El Cogollo. En la web https://www.elcogollo.es/452-semillas-granel el usuario podrá encontrar una tienda online con todo lo necesario, desde semillas a granel feminizadas de la más alta calidad hasta los accesorios indispensables para un adecuado cultivo. 

Está disponible para los cultivadores un amplio catálogo de semillas, fertilizantes, sustratos, sistemas de riego, cultivo, iluminación e insecticidas para garantizar que el cultivo crezca en óptimas condiciones. En este portal se tiene acceso a las mejores semillas de Cannabis sativa, con variedades que han resultado de muy buena calidad. 

Se dispone de asistencia técnica, transporte rápido entre 24 y 48 horas, y pagar de manera discreta y segura al garantizar la absoluta privacidad de las transacciones. Las semillas CBD tienen propiedades medicinales, son recomendables para mitigar el dolor, los espasmos, el nerviosismo y el estrés. Cada variedad está indicada para cada afección,y lo mejor son los descuentos ofrecidos en la tienda online.

Semillas feminizadas

Los jardineros que deseen cultivar cannabis, pueden lograrlo con una inversión menor al adquirir los paquetes que ofrecen tiendas grow shop como El Cogollo. Encontrarán descuentos y herramientas de gran utilidad para realizar el trabajo de forma exitosa. Y las semillas feminizadas son parte fundamental. 

La mayor parte de semillas feminizadas representan una buena opción para los cultivos comerciales de interiores y de exteriores, por cuanto ponen al alcance la obtención de las mejores cosechas de brotes de máxima calidad, por un menor coste.

Las semillas feminizadas a granel proporcionan producciones enormes de cogollos cargados de terpenos. Al sembrarlas en centros de labranza de cualquier tipo, los cuales producirán marihuana de alta calidad, que nada tendrá que envidiar a la elaborada por otros de las mayores marcas.

Semillas de cannabis autoflorecientes

Las autoflorecientes son aquellas que florecen en un plazo de dos a cuatro semanas. Para esto, las especies feminizadas de sativa e índica, deberán ser expuestas a la luz interior durante 12 horas inmediatamente después de la siembra.

Las variedades de autofloración son índicas o sativas que se mezclan con Ruderalis, una forma de cannabis que se desarrolla en regiones en las que el verano es muy breve, las horas de luz sobrepasan las quince diarias.

Preparar el germinador 

Si se busca tener un pequeño cultivo en casa, más para el autoconsumo, la selección de un buen método de germinación es esencial para lograr excelentes resultados. Los siguientes pasos explican muy bien cómo proceder para lograr este objetivo:

  1. Primero se necesita un tupper, un vaso de agua, un par de servilletas y un pequeño recipiente de peróxido de hidrógeno. Y por supuesto, las semillas de mejor calidad adquiridas en una grow shop.
  2. Dejar las semillas en remojo durante dos horas para favorecer la eclosión.
  3. Una vez humedecidas, se pasan al tupper, que imitará el clima y las condiciones perfectas para incubarlas.
  4. Cubrir el fondo con servilletas y remojar con un poco de agua, la idea es que sólo tengan un poco de humedad.
  5. Introducir las semillas a una cierta distancia entre sí.
  6. Luego, cubrirlas con otra toalla y aplicar el mismo procedimiento del agua con el peróxido de hidrógeno. 
  7. Sellar muy bien el recipiente.
  8. Es aconsejable colocarlo cerca de algún equipo eléctrico que libere calor.

Las primeras semillas pueden germinar en 48 horas, mientras que las demás normalmente, tardan hasta cinco días. Es importante estar atento porque cuando la punta de la primera raíz sale, debe ser plantada en una pequeña maceta temporal con sustrato antes de transplantarla a su lugar definitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *