InicioSaludComunicación y emoción, mejor unidas que separadas

Comunicación y emoción, mejor unidas que separadas

La importancia de la comunicación: más allá de las palabras

En nuestra vida cotidiana, tanto en el ámbito personal como profesional, la comunicación juega un papel fundamental. Saber cómo comunicarnos de manera efectiva es esencial para establecer relaciones exitosas con los demás. Sin embargo, a menudo olvidamos que la forma en que nos expresamos es tan importante como el contenido de nuestro mensaje. En este artículo, exploraremos los diferentes aspectos del lenguaje y cómo influyen en nuestra comunicación.

El lenguaje verbal: mucho más que palabras

Cuando hablamos del lenguaje verbal, nos referimos al contenido de nuestro discurso, a las palabras y frases que utilizamos para expresarnos. Es importante elegir las palabras adecuadas para transmitir con precisión nuestras ideas. La organización y coherencia del discurso son clave para garantizar una comprensión clara por parte de los demás. Sin embargo, más allá de la construcción del discurso, lo que realmente importa es la forma en que estas palabras se unen para transmitir nuestro mensaje. El lenguaje verbal es el «qué» de nuestra comunicación.

El lenguaje paraverbal: la importancia de cómo decimos las cosas

Cuando hablamos del lenguaje paraverbal, nos referimos a la información que transmitimos a través de nuestra voz. La entonación, el volumen, el ritmo, el énfasis y las pausas son elementos clave que nos permiten expresar una variedad de emociones y matices en nuestro discurso. Podemos transmitir confianza, entusiasmo, duda o preocupación solo a través de nuestra voz. El lenguaje paraverbal es la forma en que decimos las cosas y tiene un impacto significativo en cómo se percibe nuestro mensaje.

El lenguaje no verbal: el cuerpo también habla

Nuestro cuerpo también juega un papel crucial en la comunicación. A través de gestos, expresiones faciales, contacto visual y movimientos corporales, transmitimos una gran cantidad de información a nuestros interlocutores. El lenguaje no verbal es una sinfonía de señales que constantemente enviamos y que complementa nuestro discurso verbal y paraverbal. Es importante ser conscientes de cómo utilizamos nuestro cuerpo para comunicarnos, ya que nuestras acciones pueden reforzar o contradecir lo que estamos diciendo.

La relación entre el lenguaje no verbal y las emociones

Ya en 1872, Charles Darwin planteó la idea de que el ser humano tiene una forma de comunicarse aparte del discurso, a través del lenguaje no verbal. Desde entonces, varios estudios han explorado esta relación y han demostrado cómo nuestras expresiones y gestos corporales pueden reflejar nuestras emociones. Raymond Birdwhistell, en los años 50, fundó la cinésica y estudió los diferentes tipos de lenguaje, enfatizando la importancia del lenguaje no verbal y paraverbal en la comunicación humana. Albert Mehrabian, en los años 60, realizó estudios que mostraron que más del 50% de la comunicación se basa en el lenguaje no verbal. En resumen, nuestras expresiones faciales, movimientos corporales y tono de voz tienen un peso significativo en cómo transmitimos nuestras emociones y mensajes.

La importancia de la comunicación efectiva

Los tres tipos de lenguaje: verbal, paraverbal y no verbal, son fundamentales en nuestro proceso de comunicación. Ignorar alguno de estos aspectos es limitar nuestra capacidad de transmitir de manera efectiva nuestras ideas y emociones. Es esencial que estos tres lenguajes estén alineados y sean coherentes entre sí para establecer una comunicación exitosa. Como dijo Albert Mehrabian, «nuestras expresiones faciales, posturas, movimientos y gestos son tan importantes que cuando nuestras palabras contradicen los mensajes no verbales, los demás desconfían de lo que decimos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

últimastop