cuentas olvidadas, cuentas corrientes, cuentas

Consecuencias de olvidar una cuenta corriente sin haberla cerrado ya antes

Las cuentas olvidadas son una realidad a la que no se presta la atención debida. Sobre todo en un marco en el que es muy posible, como podemos revisar, una vuelta a las comisiones de mantenimiento en cuenta extendidas.

En el momento en que una cuenta corriente deja de ser empleada a lo largo de un periodo de tiempo determinado y el titular no la cierra, pasa a ser parte del Estado. Mas antes que esto ocurra, este género de cuentas descuidadas prosigue un proceso legal que es esencial conocer para eludir que nos ocurra  con alguna de nuestras cuentas corrientes en la mayor medida de lo posible.

Pese a que no nos hallamos frente a un fenómeno nuevo, pues las cuentas olvidadas existen desde hace unos años, sí que es verdad que el número ha aumentado exponencialmente en nuestros días. Las razones de este desarrollo son múltiples, mas primordialmente existen 2.

Por qué razón hay poco a poco más cuentas olvidadas

Por una parte, nos hallamos con la reorganización de la banca en España, algo que ha tenido como consecuencia las uniones entre ciertas entidades de finanzas. Esto produce para sus clientes del servicio una situación confusa, con lo que muchos optan de manera directa por olvidarse de las cuentas que no emplean, sin haberlas cerrado por adelantado.

Seguidamente, otra de las razones por las cuales se abandonan las cuentas corrientes, es que los usuarios renuncian a las herencias en tanto que llevan consigo deudas y inconvenientes que no pueden o bien no desean aceptar. Es una situación que cada vez se da con más regularidad en este país.

cuentas corrientes, cuentas bancarias

Se precisa un periodo de cuando menos veinte años en el que no se haya registrado ningún género de movimiento a fin de que la cuenta pase a manos del Estado, si bien siempre y en todo momento existen salvedades. Antes que pase a ser parte de las arcas públicas, la entidad se halla en el deber de avisar esta información al titular, cosa que en la mayor parte de casos no ocurre por el hecho de que el usuario ha alterado de domicilio o bien ha descuidado la cuenta de manera voluntaria.

De todas y cada una formas, si la cuenta no dispone de una cantidad de dinero suficientemente razonable para mandar la carta, ni tan siquiera llega a mandarse jamás. La ley establece que si una cuenta corriente no dispone ni del dinero suficiente, no vale la pena dar ningún género de aviso.

Los abandonos de herencias

Sin embargo, la multiplicación de los abandonos de las herencias, hace suponer a los especialistas que aún les queda mucho por acrecentar. Esto ha supuesto que cada vez sean más las personas que efectúan la busca de esta clase de herencias, en tanto que el Estado ofrece compensaciones bastante interesantes respecto a ellas.

Hay que tomar en consideración que, si una persona extraña a las autoridades eficientes o bien familiares que deben avisar la existencia de esa herencia informa a Hacienda de que existe dicha herencia, puede percibir una compensación de hasta el diez por ciento sobre la cantidad de herencia que sea encontrada. Charlamos de una cantidad de dinero bastante interesante si remarcamos que hace unos años apenas existían notificaciones de este género de casos, lo que suponía el reparto de millones de euros entre los cómplices que procediesen a avisar la existencia de dicha herencia.

Asimismo te puede interesar leer

  • 3 emociones clave para tus finanzas
  • 2 acciones para progresar tus finanzas personales en dos mil veinte
  • En qué momento y de qué manera es posible salvar un plan de pensiones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *