Inicio Economía Cuando el banco no desea dar depósitos: la experiencia de Danske Bank

Cuando el banco no desea dar depósitos: la experiencia de Danske Bank

Que los modelos negativos ya alcanzaban a los depósitos es una cosa que conocíamos hace ya un tiempo, y que, sobre el papel, hacía referencia a los grandes depositarios y ahorrativos, y en ambientes como el norte de Europa. No obstante, el anuncio últimamente efectuado por un banco danés, iba más allí puesto que, de forma tácita, mostraba el rechazo a que los clientes del servicio contratarán depósitos en la entidad, ofertando unos tipos negativos beligerantes.

Últimamente la entidad danesa Danske Bank anunciaba una penalización todavía mayor a la que venía aplicando a los depósitos para los ahorrativos, y, no hablamos de los grandes ahorrativos, sino más bien a cualquier modelo de depósito a plazo. La entidad lo comunicaba citando además de esto el hecho de sugerir la no contratación de estos productos a sus clientes del servicio dependiendo del gasto que podían producir. No obstante, esto no ha caído en saco roto en tanto que ha provocado una reacción en cadena, que empezó el propio gobierno danés calificando avariciosos a los bancos que aplicaban estas políticas beligerantes anti ahorro.

Descubre en este link como evoluciona la tasa de inflación

Los modelos de interés negativo

Debemos aclarar que estamos en un escenario en el que desde hace múltiples años se vienen aplicando géneros de interés negativos. En un inicio, se hacía referencia a los grandes depositarios y a las penalizaciones que estos podrían padecer en un ambiente de rentabilidad baja, en la que se cobraría por guardar el dinero. No obstante, poco a poco, y en el caso de Dinamarca, las entidades fueron haciendo más beligerantes sus políticas. Si tenemos en consideración que el propio banco nacional de Dinamarca que aplica una tasa negativa del -0,5 por ciento al exceso de liquidez de los bancos comerciales, podemos comprender que las entidades no desean tener dinero aparcado, puesto que les produce costos.

Esta política por la parte del Banco Central danés tenía como objetivo alentar la financiación, esto es, que los bancos van a dejar de tener dinero inmovilizado y lo movilizarán en créditos y préstamos. Mas, la política está produciendo más inconvenientes con relación a la inmovilización de ahorro por la parte del usuario, que no desea ver su dinero penalizado, que ventajas en lo que se refiere a un incremento notable de la financiación.

Todo este enredo, se traducía con el anuncio por la parte de la citada entidad Danske Bank de que asimismo empezaba a cobrar interés negativo al cliente del servicio minorista. La traducción a este anuncio era que aquellos clientes del servicio con menos vinculación con la entidad pagarían una penalización con independencia de la cantidad de dinero en depósito en el banco. Esta tasa negativa sería del 0,6 por ciento anual. Para hacernos una idea, hasta este anuncio, el tipo negativo se aplicaba únicamente sobre depósitos por sobre los treinta y tres €, ahora, los modelos negativos se van a aplicar a depósitos de trece euros, aplicando un 0,6 por ciento anual. Asimismo, la entidad a introducir un diferencial de géneros de interés desde el -0,75 por ciento por lo menos 1 por ciento anual para las compañías y clientes del servicio comerciales.

Sabíamos, pues ya nos estamos acercando en el resto de Europa, que los modelos negativos habían llegado para quedarse, lo que no aguardábamos, o bien por lo menos los analistas no alardeaban que ocurriese de forma tan veloz, es que las clases de interés se va a aplicar asimismo a minorista y lo hiciese de una forma tan beligerante. Falta por ver si la contestación del gobierno danés, es suficientemente dura para que la entidad recurre, o bien si el resto de entidades del país se aúnan a estas políticas tan beligerantes de penalización del ahorro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop