De qué manera relajarse: dieciocho técnicas para calmar la tensión y el agobio

De qué forma adecentar el parqué y que te quede impecable

¿Tus suelos de madera están apagados o bien tienen alguna marca que los afea? Deja de preocuparte, pues con nuestros consejos para adecentar el parqué van a lucir como nuevos. O bien prácticamente.

De qué forma adecentar el parqué pasito a pasito

Lo primordial para conseguir un buen resultado es emplear productos concretos para la madera. Esta vez vas a necesitar: limpiador saponáceo, aceite de oliva, agua y una fregona. Únicamente con 4 cosas vas a ver qué resultado más increíble. ¿Qué debes hacer con ellos? Proseguir los próximos pasos.

Paso 1: Limpia el polvo

No tienes porqué fregar el suelo de parqué todos y cada uno de los días, mas lo que sí que debes hacer periódicamente es eliminar el polvo a fin de que la suciedad no se acumule. Una mopa, un harapo seco, un cepillo concreto para el parqué, la aspiradora… Tú decides, mas que no se te olvide por el hecho de que si la suciedad se queda pegada a la madera, después es más bastante difícil quitarla.

Paso 2: Lava con agua y un limpiador saponáceo

No laves el suelo de parqué con agua en más de una ocasión por semana. Y cuando lo hagas, intenta que el agua esté temperada y que la fregona esté húmeda, mas no empapada. Si mojas la madera mucho, puede terminar levantándose.

¿Vas a incorporar algún producto? Cerciórate de que sea concreto para este género de suelos. Un limpiador saponáceo en pequeñas cantidades es suficiente (echa la dosis mínima recomendada). Lo bueno de este producto es que no solo vas a dejar el suelo limpio y sin polvo. Asimismo hidratan y dejan un fragancia realmente agradable.

Además de esto, en el mercado se venden fregonas singulares para superficies frágiles, con lo que vas a cuidar todavía más el parqué. Es más, es conveniente tener una solamente para el suelo de parqué. De esta manera, no corres el peligro de que queden restos de otros limpiadores más beligerantes.

Si no tienes ningún producto de limpieza, puedes echar un chorrito de vinagre blanco. Mas no abuses, por el hecho de que corres el peligro de gastar la capa de barniz que, después de todo, es la capa que resguarda a la madera de las pisadas y el empleo diario. Si bien en un primer instante aprecies que el suelo queda refulgente y estupendo, con el tiempo termina estropeándolo.

Paso 3: Ventila para apresurar el secado

Tras adecentar el parqué con agua, abre las ventanas a fin de que seque lo más veloz posible. ¿Hay mucha humedad y no termina de secarse? Coge un harapo seco y sécalo a mano.

De igual manera, cuando se derrame algún líquido es muy importante que lo seques velozmente a fin de que el suelo no absorba la humedad y quede una mácula obscura.

Lee también: Trucos para adecentar la casa que te van a facilitar la vida

Paso 4: Aplica aceite de oliva

A fin de que la madera no se seque, una vez cada 3 meses puedes aplicar una pequeña capa de aceite de oliva ayudándote de un harapo limpio.

Otros productos que puedes emplear para alimentar la madera y que te dure más tiempo son el aceite de pino o bien de linaza.

Paso 5: Conserva el suelo de madera

Si deseas, una vez por mes puedes echar algún producto para abrillantar el suelo y resguardar la capa de barniz más superficial. Lo que debes eludir son los embarnices y las ceras, por el hecho de que la suciedad se queda pegada a ellas.

Además de adecentar el suelo de parqué, debes prestar singular atención a su cuidado. De igual modo que no andas con los zapatos de tacón por toda la casa a fin de que no queden marcas, debes resguardar las patas de tus muebles. De este modo, cuando los muevas para adecentar, no van a rayar el suelo.

Poner una alfombra en la entrada y otra en las puertas de entrada a terrazas y jardines asimismo contribuyen a sostener limpio el suelo.

En el caso de que se te caiga un pedazo de comida con grasa y quede la mácula, prueba a echar un puñado espléndido de polvos de talco sobre el cerco. Deja actuar a lo largo de veinticuatro horas y retíralo con ayuda de una aspiradora. La zona va a haber quedado un tanto blanquecina, mas se solventa pasando un harapo humectado con agua y limpiador saponáceo. Seca con un harapo y, ¡listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *