¿Por qué razón duele el talón?

De qué forma calmar el dolor en el talón: consejos y trucos

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un inconveniente poco a poco más usual. Este dolor puede comenzar como una simple molestia, mas si no se hace un tratamiento conveniente puede llegar a complicar que andemos en general. A pesares de las molestias que pueda ocasionar, calmar el dolor en el talón e inclusive prevenirlo es bastante fácil.

¿Por qué razón duele el talón?

El dolor en el talón puede tener múltiples causas y subdividirse en múltiples “dolores” conforme el sitio específico en el que este ocurre.

La fascitis plantar es la causa más frecuente del dolor en el talón y ocurre cuando el tejido que mantiene el arco del pie y está conectado al talón padece una irritación o bien inflamación. Este inconveniente brota generalmente a consecuencia de exceso de peso, del empleo de calzado sin el soporte conveniente, del exceso de actividad física con movimientos de impacto repetitivos (como correr), del empleo usual de zapatos de tacón altos o bien con una curvatura exagerada o bien reducida de la planta del pie.

No obstante, que sea la más frecuente no quiere decir que sea la única. De ahí que, es indispensable que consultes con un podólogo para tratar la molestia de la manera más conveniente. En ciertos casos, el dolor en el talón puede aun ser un síntoma de otro problema médico que no esté directamente relacionado con los pies.

Además de esto, en dependencia de su causa, pueden ser precisos tratamientos concretos.

Consejos para calmar el dolor en el talón

Como te comentábamos, en dependencia de la causa del dolor, vas a poder precisar un tratamiento concreto. No obstante, los podólogos ofrecen ciertas recomendaciones generales que pueden ayuda a reducir las molestias e inclusive a prevenirlas.

Reducir el peso que cargas: cuanto más peso tienes, más presión pones en los pies y en los talones. Reducirlo puede implicar una pérdida de peso o bien sencillamente trasladar menos carga. Por servirnos de un ejemplo, si en tu trabajo debes desplazar objetos pesados, lo idóneo va a ser que hagas más traslados y cargues menos peso dentro de lo posible.

Estirar los músculos: estirar los músculos de los pies y de la pantorrilla reduce la tensión en estos y ayuda a calmar el dolor del talón. Además de esto, asimismo marcha como un calentamiento ya antes de practicar deporte. Hacerte un masaje en los pies tras el ejercicio físico o bien al final del día asimismo está recomendado para reducir la tensión muscular.

Utilizar calzado de calidad con una buena amortiguación: pasear implica pegar el talón contra el suelo. El empleo de zapatos con una buena amortiguación y que ofrecen un buen soporte para los pies ayuda a reducir el choque de ese impacto y provee una mejor estabilidad y distribución de la presión. Este consejo es particularmente esencial si haces deporte.

Emplear plantillas de gel: estas plantillas son una genial opción si buscas un tratamiento para el dolor de talón que asista a reducir la presión sobre esta zona y a prosperar la comodidad. Por poner un ejemplo, las plantillas de gel de Scholl de empleo profesional, para empleo deportivo o bien de empleo diario, tanto para mujeres para hombres, absorben los impactos y asisten a reducir la presión excesiva en los pies, favoreciendo la comodidad del calzado en el día tras día y el bienestar de tus pies. Pueden de esta forma asistir a calmar el dolor en el talón si andas mucho, mas asimismo si pasas muchas horas de pie.

plantillas de gel de Scholl

Trucos para emplear los tacones sin dolor

El empleo de tacones de manera frecuente puede acrecentar el peligro de fascitis plantar, en tanto que fuerza a un estiramiento excesivo y continuado del tendón que aguanta el arco del pie. Si bien con estos zapatos el peso del cuerpo esté concentrado en el antepié, en estos casos asimismo es muy usual padecer de dolor en el talón. Para evitarlo, te recomendamos:

Escoge tacones bajos

Cuanto más altos los tacones, más estirado queda el arco del pie y, por tanto, se crea más tensión sobre los tendones.

Los tacones con una altura entre tres a cinco centímetros son los más cómodos y que menor peligro de dolor presentan. Procura guardar los más altos para ocasiones singulares.

Utiliza zapatos con plataforma

Si te agradan los tacones altos y no deseas dejar de utilizarlos, puedes todavía de esta manera calmar el dolor en el talón al escoger modelos con plataforma.

El hecho de la que suela sea más gruesa y más alta reduce el desequilibrio entre la situación del talón y de los dedos y la presión sobre los tendones, sin poner en causa la altura y efecto que quieres lograr con los zapatos.

Prueba modelos con suelas y tacones anchos

El ancho de los tacones y de la suela influye en la estabilidad del calzado. No solo aumentan el equilibrio y facilitan el pasear con los zapatos, como asimismo ofrecen una mayor área de contacto con suelo, desperdigando la presión y tensión creadas en el impacto del pie contra el suelo.

Lleva plantillas

Como hemos comentado, las plantillas aumentan la amortiguación de los zapatos y absorben una parte de la fuerza de impacto del pie contra el suelo. Ofrecen asimismo un soporte extra para el arco del pie y dismuyen la tensión de sus tendones.

Además de esto, ahora existen múltiples géneros de plantillas a fin de que puedas seleccionar la más conveniente para tus pies y para el calzado, y que quedan siempre y en toda circunstancia invisibles. Para tacones altos, por poner un ejemplo, tienes modelos localizados para aplicar en el antepié, que no solo dismuyen la presión en esta área como asimismo vuelven los zapatos más cómodos al prevenir el deslizamiento y que te salgan ampollas.

Para calmar el dolor en el talón, hay asimismo mini plantillas que puedes poner bajo este y del antepié, con independencia de la altura del tacón o bien del formato del zapato, y que aportan más amortiguación y comodidad.

Une los dedos

Con una cinta adhesiva, une el tercer y el cuarto dedo de tus pies, contando desde el meñique.

Esto va a ayudar a reducir el dolor en el nervio que aparta estos dedos y a retirar una parte de la presión en el antepié al acrecentar la zona de soporte estable.

Con estos consejos fáciles para calmar el dolor en el talón apreciarás una diferencia significativa en la salud de tus pies por norma general. No obstante, volvemos a insistir en que debes preguntar con un podólogo a fin de que este pueda identificar el inconveniente específico y el tratamiento más conveniente para tu caso. Esto es particularmente esencial si el dolor se sostiene aun cuando estás en reposo o bien si llevas múltiples días con esta molestia.

Jamás olvides que tus pies son tu primer medio de transporte en el planeta, con lo que no permitas que te paren y cuídalos bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *