De qué forma cuidar la ropa de lino: cinco trucos

De qué forma cuidar la ropa de lino: cinco trucos

Cuando pensamos en un tejido fresco para llevar los días más calurosos del verano el primero que nos viene a la cabeza es el lino. Es ligero, es suave, es una fibra de origen vegetal, absorbe bien el sudor y resguarda de los rayos del sol. Asimismo es bastante frágil, con lo que es esencial saber de qué manera cuidar la ropa de lino.

Si te chifla este tejido, mas no terminas de cogerle el punto a fin de que las prendas confeccionadas con él siempre y en toda circunstancia luzcan impecables, no te pierdas los consejos que hemos recogido para ti.

Consejos para cuidar la ropa de lino

1. En la lavadora, emplea una bolsa para ropa

Si no escoges la temperatura conveniente, el lino puede encoger. Con lo que haz caso a las indicaciones del fabricante puesto que, en dependencia de la mezcla que haya usado, el programa y la temperatura pueden cambiar.

Lo más conveniente es que laves la ropa de este tejido a mano, con agua temperada tirando a fría. Enjabona, mueve de forma cuidadosa a fin de que salga la suciedad y aclara hasta el momento en que no quede ni indicio de limpiador. Deja que suelte el agua ya antes de tender, mas no la retuerzas. Si es preciso, envuélvela en una toalla a fin de que esta absorba la humedad.

¿Prefieres lavar la ropa en la lavadora? Sepárala por colores y mete la prenda en una bolsa de reja o bien de lona que la resguarde de posibles enganchones.

¿Qué programa debes escoger? Exactamente el mismo que emplearías para las prendas frágiles, o sea, agua fría y de corta duración. Acuérdate de eliminar el centrifugado.

El limpiador asimismo debe ser concreto para ropa frágil. No eches mucho, pues si quedan restos de jabón, el lino queda con máculas. De ser preciso, haz un segundo aclarado. 2 apuntes: emplea limpiador líquido y jamás, jamás, agregues lejía a las prendas de lino.

dos. Seca al aire libre, por el revés

En el momento de poner la ropa a secar, debes hacerlo al aire libre, mas intenta que no le dé el sol de manera directa. Asimismo debes darle la vuelta a las prendas y colgarlas de una percha o bien ponerlas en plano para eludir que se formen pliegues y que queden arrugas muy marcadas.

tres. Plancha con la prenda húmeda

El lino se arruga mucho, eso es una realidad que no podemos negar y frente a lo que no podemos hacer nada. Mas sí que puedes aplicar dos trucos para facilitar el planchado:

  • Plancha la ropa de lino cuando aún esté húmeda.
  • Para planchar los encajes o bien detalles frágiles, hazlo por el revés y poniendo una lona entre la ropa y la plancha.
  • La temperatura de la plancha ha de ser lo más baja posible.

Lee también: Prendas básicas de verano que no deben faltar en tu guardarropa

cuatro. Cuidar la ropa de lino en el armario: emplea papel de seda

La manera en que guardas las prendas de lino en tu guardarropa asimismo contribuye a que se sostengan en mejor o bien peor estado. Lo idóneo es que puedas resguardarlas con papel de seda cuando estén dobladas, en tanto que no habría de estar en contacto directo con la madera. Asimismo puedes colgarlas, mas con perchas ergonómicas y forradas a fin de que no salgan arrugas. Intenta que se aplaste con el resto de la ropa.

cinco. De qué forma cuidar la ropa de lino cuando la llevas puesta

¿Te chifla el lino, mas no te compras prendas de este tejido por el hecho de que terminas el día totalmente arrugada? Esto es lo que debes hacer a fin de que no se arrugue tanto:

  • Cuando llevas una chaqueta de lino, debes quitarla cuando llegas a casa o bien a la oficina y ponerla en una percha. Lo mismo al subirte al turismo.
  • A fin de que los pantalones no se arruguen tanto, en el momento en que te sientes súbelos levemente por la zona de la rodilla a fin de que no se formen marcas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *