De qué forma decorar una chimenea: seis ideas

Las chimeneas no solo sirven para dar calor. Son el punto focal de las estancias en las que están ubicadas. Al entrar a la habitación, todas y cada una de las miradas se dirigen cara ese sitio. De ahí que es fundamental saber de qué forma decorar una chimenea. Desde el recubrimiento hasta la repisa o bien los objetos de decoración. Cualquier detalle te va a ayudar a fortalecer la belleza de este elemento.

¿De qué manera decorar una chimenea a fin de que capte todas y cada una de las miradas?

1. Cambia el frente

Si tu chimenea se ha quedado un tanto trasnochada, puedes probar a mudar únicamente el frente. Solo con eso, lograrás darle otro aire a tu salón, habitación o bien despacho. Las opciones son numerosas y pueden ir desde la siempre y en toda circunstancia socorrida madera, puesta en listones horizontales, hasta la tradicional piedra. Los azulejos asimismo marchan realmente bien, puesto que aportan personalidad sin gastar mucho dinero.

En lugar de decorar solo el frente, prueba a envolver asimismo los laterales.

dos. Decora la pared superior

pared superior chimenea

La pared que queda sobre la chimenea acostumbra a aprovecharse para poner la T.V. o bien un cuadro. No es una mala idea, mas, ¿y si compras un espéculo impresionante? Este elemento decora al unísono que refleja la luz y hace la estancia más grande.

En dependencia de la decoración de tu casa, puedes seleccionar el estilo conveniente. ¿Precisas aportar una nota de color? Opta por una pieza con un marco audaz. ¿La estancia es demasiado fácil? Un toque vintage puede ser la solución.

¿Sabes lo que está de nuevo de tendencia? La porcelana. Conque si debes decorar una chimenea no temas sacar unos platos de la vajilla de la abuela y colgarlos en esa pared vacía que tienes sobre ella. No los elijas al tuntún. Busca aquellos cuyos colores combinen con la pared o pinta la pared en una tonalidad que armonice el conjunto.

tres. Apuesta por la simetría

decoración simétrica chimenea

La simetría en decoración es siempre y en toda circunstancia una apuesta segura. Si encargas 2 estanterías (una para cada lado) a la medida, vas a estar decorando y ganando espacio de almacenaje. ¿No te importa hacer una pequeña obra? Haz 2 nichos en la pared y llénalos con la leña que vayas amontonando para el invierno.

Lee también: Ideas originales para decoración de interiores

cuatro. Pon una repisa bonita…

repisa chimenea

Y empléala como estantería en la que respaldar tu compilación preferida, un cuadro (o bien múltiples), un bonito espéculo, pequeñas plantas (sustanciosas, por servirnos de un ejemplo), candelas o bien jarros a diferentes alturas, etcétera

Las repisas de madera reciclada están muy de tendencia, mas si te agrada un estilo más tradicional siempre y en todo momento puedes adquirir una moldura que encaje con tu chimenea.

cinco. Aprovecha el hueco cuando está apagada

Aprovecha el hueco cuando está apagada

En verano, cuando ya no emplees la chimenea, puedes aprovechar para decorar el hueco del hogar. Hay quien lo emplea para ir guardando leña, mas las posibilidades son muy, muy amplias. ¿Qué puedes poner?

  • Esa compilación de libros viejos que tenías guardada por carencia de espacio. Quién sabe, tal vez de esa forma te animes a regresar a leerlos;
  • Las plantas que deban estar a la sombra;
  • Múltiples candelas grandes, a diferentes alturas. Cuando las enciendas de noche, la chimenea proseguirá aportando calidez sin dar calor;
  • Candelabros de madera. Son ideales para crear un contraste con las chimeneas de mármol o bien demasiado señoriales;
  • Una cesta de fibras naturales con unas ramas verdes como las de olivo.

seis. Amolda la decoración a las distintas festividades

¿No te persuade nada de lo que has leído para decorar una chimenea? Siempre y en todo momento puedes dejarla como la tienes y también ir decorándola de forma diferente dependiendo de la temporada del año. Cuando sea Navidad, cuelga los calcetines y concentra ahí la decoración más atractiva. Lo mismo en Halloween o bien en los aniversario. De esta manera lograrás, por una parte, decorar la chimenea y por otro, dejar despejada el resto de la casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *