De qué manera relajarse: dieciocho técnicas para calmar la tensión y el agobio

De qué forma lavar la ropa a mano: cuidados y consejos

Así sea pues se te ha deteriorado la lavadora, pues en ese instante no tienes acceso a una o bien por el hecho de que precisas lavar prendas frágiles, en algún instante de tu vida te verás en la necesidad de lavar la ropa a mano. ¿Sabrías de qué manera hacerlo de manera correcta? Si no piensas que sea tan complicado hacerlo bien, te invitamos a que eches una ojeada a los pasos que debes dar para cuidar tu ropa. Vas a ver de qué manera lavar la ropa a mano asimismo tiene su ciencia.

De qué manera lavar la ropa a mano pasito a pasito

1. Lee la etiqueta

Este paso es esencial toda vez que vayas a lavar una prenda, especialmente cuando es nueva y no sabes qué temperatura máxima soporta o bien si solo puede lavarse en seco.

Fíjate en los símbolos de la etiqueta. El dibujo de un barreño con un número dentro, señala la temperatura máxima a la que puedes lavar la prenda, así sea a mano o bien a máquina. ¿Solo ves una mano? Eso quiere decir que la prenda no puede meterse en la lavadora. Cuando ese dibujo esté tachado, la limpieza solo puede hacerse en seco.

dos. Aparta por colores

Que vayas a lavar a mano no quiere decir que puedas entremezclar las prendas de color con las blancas. Aun las que sean de cada tipo, debes dividirlas dependiendo de la temperatura que soporten para eludir que alguna pueda estropearse. Si deseas aprovechar exactamente la misma agua, empieza lavando las prendas más claras y deja las negras para el final.

tres. Llena 2 cubos con agua

Por norma general usamos un solo recipiente para lavar la ropa a mano, mas lo idóneo es completar 2 cubos con agua temperada, a unos treinta grados centígrados. De esta manera, lograrás eliminar las máculas sin deteriorar la prenda. Sin embargo, la temperatura siempre y en toda circunstancia debe adecuarse a lo que ponga la etiqueta.

Agrega limpiador para lavado a mano (cinco gramos por cada prenda) y disuélvelo en el agua.

cuatro. Las prendas, de una en una

Ha llegado el instante de lavar la ropa a mano. En el momento de meter las prendas, lava de una en una para eludir que alguna descolore. Lo que debes hacer es introducirla hasta el momento en que quede totalmente cubierta por el agua con limpiador. Muévela suavemente a fin de que la suciedad vaya saliendo, a lo largo de dos minutos cuando menos.

Es esencial que no frotes la ropa ni la retuerzas para no estropearla.

cinco. Aclara

¿Ya está limpia? Métela en el otro cubo para aclararla. Puedes hacerlo sumergiéndola en el agua y sacándola a lo largo de 2 minutos. Si la prenda prosiguiese teniendo jabón, debes mudar el agua del cubo y reiterar la operación.

seis. Seca sin retorcer

En el momento de poner a secar la ropa que terminas de lavar a mano, no la retuerzas para escurrir el agua. Lo que debes hacer es sacarla del agua y mantenerla sobre el cubo o bien un lavatorio a fin de que suelte toda el agua. Asimismo puedes meterla unos minutos en una toalla.

Ahora, ponla a secar sobre una superficie plana a fin de que no se irregular con el exceso de peso. Como estará más mojada que si la hubieras lavado en la lavadora, debes darle la vuelta cada cierto tiempo a fin de que pueda secarse por doquier.

Lee también: Consejos para lavar lencería

De qué manera seleccionar el limpiador conveniente para lavar tu ropa a mano

Tan esencial como saber lavar la ropa a mano es seleccionar el limpiador. Lo propio es que emplees uno concreto para lavado a mano. Además de esto, en el mercado venden jabones para cada género de ropa.

Si lavarás prendas frágiles, deberías decantarse por uno líquido que sea suave. En su defecto, puedes emplear champú para bebés.

¿Lavarás una prenda de seda o bien con encaje? Lo más recomendable es decantarse por un limpiador sin aclarado.

¿Qué sucede con el punto y la lana? Un limpiador con lanolina va a ayudar a que la ropa quede más suave.

Prendas que deberías lavar a mano

Hay ciertas prendas que solo deberían lavarse a mano pues son singularmente frágiles. Charlamos de las bordadas, las que tienen ornamentos o bien las que están fabricadas en tejidos como encaje, seda, satén, angora o bien lana.

Asimismo deberías eludir meter en la lavadora las almohadas, la ropa que esté llena de pelos de mascota, los sostenes o bien la ropa que tenga alguna mácula producida por un producto inflamable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *