De qué forma lavar ropa blanca a fin de que siempre y en todo momento luzca limpia

Cuando está nueva, la ropa blanca es bella y le sienta bien al mundo entero. Lo peor es que se ensucia enseguida y si no se lava adecuadamente, tras emplearla en ocasiones empieza a amarillecer o bien a coger una tonalidad grisácea. ¿Deseas saber de qué manera lavar ropa blanca a fin de que siempre y en toda circunstancia luzca igualmente lumínica que el primero de los días? Apunta los consejos que hemos compendiado para ti.

El primero y más esencial es separar la ropa blanca del resto. Y cuando digo blanca, no me refiero asimismo al gris perla, crema y demás colores claros. Después, lo idóneo sería que hicieras 3 montones: uno con la ropa blanca frágil, otro con las toallas y calcetines y un tercero con las sábanas y demás ropa.

¿Por qué razón? Puesto que pues las prendas frágiles deben lavarse a mano o bien en lavadora con agua fría y un programa singular. Por otro lado, no es conveniente unir las toallas con el resto de la ropa a fin de que no se les peguen las pelusas que puedan soltar. Además de esto, las toallas y los calcetines deben lavarse a elevadas temperaturas. En cambio, hay prendas que podrían estropearse si se lavan con agua demasiado caliente.

Cuando tengas dudas sobre la temperatura a la que puedes lavar ropa blanca, consulta lo que pone el fabricante en la etiqueta.

seis trucos para lavar ropa blanca

¿Qué sucede cuando la ropa tiene máculas o bien deseas blanquearla? Ha llegado el momento de descubrir nuestros trucos.

1. Oxígeno activo para las máculas

Si bien parezca que está limpia, una prenda de color blanco siempre y en toda circunstancia se ensucia en el cuello, los puños y el bajo. Conque, ya antes de meterla en la lavadora, puedes empapar esa zona con un limpiador que lleve oxígeno activo. Deja actuar a lo largo de un rato ya antes de lavar. Si deseas, asimismo puedes incorporar un blanqueador con oxígeno activo al cajetín (échalo en el divido del limpiador).

dos. Limón y sal para el algodón

¿Tienes una prenda blanca de algodón que comienza a perder iluminación o bien que tiene una mácula? Echa agua en un cubo, agrega el jugo de 2 limones y una cuarta parte de una taza con sal. Mezcla y también introduce la ropa. Deja actuar a lo largo de cuando menos treinta minutos, aclara con rebosante agua y lava de la manera frecuente.

tres. Agua oxigenada para las prendas de lana

¿El tejido que precisas adecentar es de lana? En un caso así, el agua oxigenada va a ser tu mejor aliada. Solo debes programar la lavadora con agua fría y el ciclo para prendas frágiles, echar el limpiador y añadir un chorro de agua oxigenada en el divido para la lejía que hay en el cajetín.

cuatro. Limón o bien vinagre para blanquear

¿Te han comenzado a salir máculas amarillentas? Sosegada. Haz jugo con 3 limones y ponlo a hervir. Después, introduce la prenda a lo largo de media hora. Sácala, frótala, enjuágala y lávala en la lavadora. Otra alternativa es meter medio limón en un calcetín en el tambor de la lavadora, unir todas y cada una de las prendas que desees blanquear y lavarlas.

El vinagre es la opción alternativa al limón. Este producto no precisas hervirlo. Es suficiente con que eches un buen chorro en un cubo con agua y dejes la prenda a remojo. Después, lávala.

cinco. Huevo cocido para lavar ropa blanca con detalles en color

Seguro que tienes una camiseta de color blanco con algún estampado o bien raya en color que jamás sabes de qué forma debes lavar. Si la metes en agua caliente, se descolora, mas si la lavas solo con agua fría, la parte blanca no queda bien. Prueba con este truco: cuando cuezas huevo, reserva el agua. Siendo rica en calcio, fija el color. Después, agrega jugo de limón (ya hemos dicho que es buen blanqueante) y deja la prenda en remojo. Para finalizar, lava a mano.

seis. Leche para las sábanas y manteles

Cuando veas que tus sábanas y manteles empiezan a amarillecer, prueba a meterlos a remojo con leche y agua a lo largo de dos horas ya antes de lavarlas.

Lee también: Trucos a fin de que tu ropa huela siempre y en toda circunstancia bien

De qué forma eliminar máculas en ropa blanca sin lavar

Hasta acá todo bien, mas, ¿qué sucede con aquellas prendas que deben lavarse en seco o bien cuando se ensucia la ropa que llevas puesta y no puedes mudarte? Ante todo, no frotes.

Si tienes a mano polvos de talco (o bien algodón de maíz), cubre la mácula y deja actuar a lo largo de por lo menos treinta minutos. Sacude la prenda y retira el polvo excedente.

Ahora, remoja un paño limpio en líquido para lavado en seco y presiona sobre la mácula con múltiples toques. Si todavía queda resto de la mácula, prueba a usar un tanto de vinagre. Retira los restos con un harapo humectado en agua y deja secar.

Otra alternativa es secar bien la mácula aplicando presión con un harapo limpio. Después, dale con algún líquido que suprima máculas. Por ejemplo:

  • las de café y jugo, se marchan con vinagre blanco;
  • las de tinta, con alcohol isopropílico;
  • el vino tinto, con vino blanco, vinagre blanco o bien alcohol isopropílico;
  • las de té, con jugo de limón;
  • las de barro, con una mezcla de limpiador para lavaplatos y vinagre blanco.

Vas a ver que en ningún instante hemos mentado el empleo de lejía. Ni falta que hace. Los blanqueantes que te hemos propuesto son menos beligerantes con la ropa y más efectivos. Con ellos, y el secado al sol, tu ropa blanca siempre y en todo momento va a parecer recién comprada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *