De qué forma planchar la ropa más rápido: diez trucos

Es lento, es hastiado, da calor y termina doliéndote la espalda. ¿Tú asimismo detestas planchar? No eres la única. Por más que procures adquirir únicamente prendas de fibras artificiales, va a haber veces en las que no te quedará más antídoto que sacar la plancha. Mas deja de preocuparte, te traemos ciertos consejos a fin de que puedas planchar la ropa más veloz.

Además de esto, mientras que pones estos consejos en práctica, te tenemos una nueva estupenda: en nada saldrá en venta Foldimate, un robot que plancha y dobla la ropa. La parte mala es que no estará libre hasta finales del año vigente y que costará novecientos ochenta dólares americanos. Mientras que sale al mercado y ahorras para adquirirlo, facilita esta labor aplicando nuestros consejos para planchar la ropa más veloz.

diez trucos para planchar la ropa más veloz

1. Agrega una taza de vinagre blanco a la colada

Este producto tiene exactamente el mismo efecto que el suavizante (puedes echarlo en su una parte del cajetín) y lograrás que la ropa salga de la lavadora con menos arrugas.

dos. La secadora puede asistirte

Mas solo si la usas apropiadamente. Para comenzar, no la llenes. Y en el momento de poner el tiempo, hazlo de tal manera que la ropa salga aún un tanto húmeda. Sacúdela, estírala y termina de secarla con la plancha.

tres. Ojo al centrifugado

El centrifugado ayuda a que la ropa se seque ya antes, mas debes tener precaución pues si lo pones a máxima potencia asimismo se va a arrugar más. Además de esto, es fundamental que tiendas la ropa cuando acabe el ciclo de lavado. Cuanto más tiempo quede apretujada en el tambor, más se va a arrugar.

cuatro. Tiende la ropa estirada

Aun el tender la ropa tiene su ciencia. Hay tres principios fundamentales:

  • Sacude la ropa y tiéndela totalmente estirada.
  • Cuelga en una percha las faldas, camisas y vestidos.
  • A fin de que no queden marcas, pon las pinzas en las costuras.

Lee también: ¿De qué manera organizar y repartir las labores del hogar?

cinco. Una vez seca, dóblala

Cuando quites la ropa del tendedero no la dejes en un montón hasta el momento en que te dé por sacar la plancha. Es mejor que inviertas un tanto de tiempo en doblarla esmeradamente o bien, si tienes lugar, colgarla. De esta forma se va a arrugar menos y conseguirás planchar la ropa más veloz.

Además de esto, cuando haga mucho sol es muy importante eliminar la ropa del tendedero cuando esté seca. En caso contrario, se va a quedar apergaminada y le van a salir arrugas que ya antes no tenía.

seis. Plancha cada prenda a la temperatura adecuada

Las planchas traen una ruedita con diferentes temperaturas y el nombre de los tejidos para algo. Una prenda siempre y en toda circunstancia va a plancharse más veloz si se hace a la temperatura que señala la etiqueta. Otro truco es que comiences planchando las prendas que requieran una temperatura más baja y dejes para el final las que precisen más calor. De esta manera no deberás aguardar a que la plancha caliente.

siete. Escoge una funda para la tabla reflectante

Una tabla de planchar cómoda y robusta te va a facilitar mucho la labor. De exactamente la misma manera, la funda que adquieras cumple un papel más esencial del que te piensas. ¿Sabías que hay fundas fabricadas en materiales que reflejan el calor y el vapor de la plancha? ¿Qué es lo que significa eso? Puesto que que vas a poder planchar la ropa más veloz puesto que mientras que planchas la prenda por arriba, se marcha planchando por abajo. Este efecto de doble planchado te ahorrará un buen tiempo.

ocho. Tras plancharla… espera

Te has pasado horas planchando, con lo que no desearás ver de qué forma ese trabajo no se refleja cuando saques la ropa del guardarropa para ponértela. ¿Te ocurre frecuentemente? Prueba a aguardar a que la ropa se haya enfriado ya antes de meterla en el guardarropa. Tampoco pongas más de una camisa en exactamente la misma percha ni amontones un montón de prendas dobladas. Seguro que has oído charlar del procedimiento Marie Kondo. Puesto que no solo es para sostener el orden en los cajones. Asimismo favorece que la ropa se arrugue menos.

nueve. Emplea el vapor de la ducha

Uno de los trucos que todos hemos usado es el de colgar en una percha la prenda que desees ponerte y ponerla al lado de la ducha a fin de que se vayan quitando las arrugas con el vapor del agua caliente. El resultado no va a ser perfecto, mas disimula las arrugas.

diez. Humedad y secador para el cabello

¿Estás de viaje y no tienes plancha para la ropa? En un artículo precedente sobre trucos para secar la ropa más veloz, charlábamos del secador para el cabello como un recurso de emergencia. Puesto que bien, este aparato asimismo sirve para eliminar las arrugas más pronunciadas. La primera cosa que debes hacer es estirar la prenda, humectar un harapo y presionar sobre las arrugas que más se vean. Después, cuelga la ropa en una percha y aplica el calor del secador. Puedes rematar el planchado de las partes externas con la plancha para el pelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *