De qué manera relajarse: dieciocho técnicas para calmar la tensión y el agobio

De qué manera ahorrar gas en casa: doce trucos

El costo de la luz siempre y en todo momento ha sido la primordial protesta de los hogares españoles. Mas el gas no le va a la zaga. Seguro que lo has descubierto este invierno en el momento en que te han llegado las facturas. No se trata de que no cocines ni enciendas la calefacción, mas sí que puedes ahorrar gas si tomas una serie de medidas.

doce trucos para ahorrar gas

1. Aprovecha el sol

Cuando el sol pegue en tus ventanas, aprovecha a fin de que caliente tu casa. Abre las cortinas, sube las persianas y deja que los rayos suban unos grados la temperatura.

dos. Programa el termostato

Por el día, cuando estás en casa, con veintiuno grados es suficiente para no pasar frío. Cuando salgas unas horas de casa o bien a lo largo de la noche, puedes bajar la temperatura a quince grados. La opción mejor para supervisarlo es instalar un termostato. Por cada grado de menos, ahorrarás un ocho por ciento de energía.

tres. Cada habitación es un planeta

Sin embargo, asimismo debes amoldar la temperatura a cada habitación. Una forma fácil es con válvulas termostáticas para radiadores. Estos aparatos te dejan programar la temperatura de forma individual. De esta manera, por servirnos de un ejemplo, una habitación que se use poco puedes dejarla a quince grados. Aun apagar el radiador y cerrar la puerta si jamás la empleas.

cuatro. Ventila con la calefacción apagada

¿Cuántas veces te has puesto a abrir las ventanas con los radiadores calientes? A partir de ahora, para ahorrar gas, apaga la calefacción ya antes de ventilar.

Unos minutos son suficientes para renovar el aire y eludir que salgan máculas de humedad (pueden llegar a acrecentar la factura de la calefacción un veinte por ciento ).

cinco. Al salir, apagar la calefacción

En muchas ocasiones tendemos a dejar la calefacción encendida cuando salimos de casa a fin de que esté caldeada cuando volvamos. Mas realmente es un gasto inútil. Lo mejor es programar el termostato a fin de que se encienda unos minutos antes que entremos por la puerta.

Relacionado: Consejos para ahorrar en calefacción en invierno

seis. Examina los radiadores

Los radiadores amontonan polvo, con lo que acuérdate de limpiarlos frecuentemente pues, lo creas o bien no, si están sucios consumen más. Lo mismo si los cubres con ropa mojada o bien pones muebles delante. Además de esto, debes purgar los radiadores al principio del invierno.

siete. Mantenimiento de la caldera

Fundamental asimismo es, si deseas ahorrar gas, efectuar la revisión anual de la caldera.

ocho. Puertas y ventanas, apartadas

Ninguna de las recomendaciones precedentes sirve de nada si tus puertas y ventanas no están bien apartadas. Quizá baste con poner unos burletes. De igual modo, en invierno baja las persianas en y cierra las cortinas cuando se vaya el sol.

Lee también: Trucos para ahorrar en el cada día

nueve. Ojo con el agua caliente

La calefacción es el primordial gasto de gas en un hogar, mas no el único. El agua caliente asimismo tiene buena culpa de que la factura se dispare. De ahí que, para ahorrar gas, te invitamos a que tomes una serie de precauciones:

  • Programa la temperatura a cuarenta y cinco grados como máximo.
  • Dúchate en vez de bañarte. No solo ahorrarás gas, sino asimismo vas a gastar unos treinta litros de agua menos por año.
  • Apaga el agua mientras que te enjabonas.
  • El mando del grifo, siempre y en todo momento en agua fría. La mayor parte de las veces no precisas agua caliente. Cuando debas fregar o bien bañarte, siempre y en toda circunstancia puedes ajustar la temperatura.
  • ¿Sabías que la grifería termostática solo tarda 2 segundos en lograr la temperatura deseada? La tradicional precisa un minuto por lo menos.

diez. Piensa en verde

Las casas ecológicas asimismo son más eficaces. Si vives en una casa individual, seguro que te has planteado la opción de instalar paneles solares o bien aprovechar la geotermia para reducir la factura de los suministros. Otra alternativa es poner plantas en el tejado, un factor que aísla tanto acústica como climatológicamente. Asimismo la madera es un aislante natural muy efectivo.

once. Aprovecha el calor de la cocina

Mientras que estés cocinando o bien tengas el horno encendido, puedes aprovechar para bajar un tanto el termostato.

Por otro lado, si tu cocina es de gas, cerciórate de que los quemadores estén limpios. De la misma forma, apaga el fuego cuando el alimento esté prácticamente lista y aprovecha el calor residual a fin de que acabe de hacerse.

doce. Equipara los costes

Que lo hayamos dejado para el final no quiere decir que sea menos esencial. Haz una comparativa de los costos de las distintas compañías de gas y contrata los servicios de la que te haga la mejor oferta en función de tus necesidades. En el momento de hacer la busca, debes tener claro el consumo estimado, las peculiaridades de tu residencia, el número de personas que viven en ella y para qué exactamente se usa el gas.

Una opción alternativa es la adquiere colectiva de gas. Hay plataformas que te ofrecen esta alternativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *