De qué manera adecentar zapatillas de lona

De qué manera eliminar el pelo graso

El pelo es una de las unas partes del cuerpo que las mujeres más cuidamos. Nos agrada llevarlo siempre y en todo momento arreglado. Siempre y en toda circunstancia procuramos buscar nuevos peinados para vernos diferentes y ocasionar buena impresión. Mas, a veces, así sea por los productos que utilizamos o bien por el pelo que tenemos, terminamos por tener el pelo graso. Esta situación, como es evidente, es una cosa que no nos complace pues puede llegar a dar una sensación de suciedad. Mas, merced a los próximos consejos que te vamos a exponer, este ya no va a ser más un inconveniente para ti.

Trucos para terminar con el pelo graso

El hecho de lavarte la cabeza todos y cada uno de los días, no te exonera de tener el pelo graso, a veces. Esto es una cosa que debes tener bien presente. El inconveniente de que tengas el pelo de este modo se puede deber a que las glándulas sebáceas están más estimuladas de lo que deberían estar, causando que tu melena se quede más apelmazada y tenga ese aspecto de suciedad.

Sin embargo, todo tiene solución en esta vida. Conque, si prosigues los próximos trucos, vas a ver que logras terminar con el pelo graso y tus mechones vuelven a lucir magníficos como te agrada.

1. Cepíllate el pelo ya antes de lavártelo

Es posible que este consejo te parezca extrañísimo. No obstante, es verdaderamente útil para decirle adiós al pelo graso. De esta forma, lo que haces es eliminar de tu melena cualquier resquicio que tenga de algún producto que hayas aplicado en él, como de la polución. En el momento en que te vayas a cepillar el pelo, pone la cabeza cara abajo, y después pasa el peine.

Podemos destacar que este consejo se puede emplear en cualquier género de pelo, mas en el graso con todavía más razón.

Con relación a los peines o bien cepillos que utilices, recuerda limpiarlos de forma regular para eludir que estos manchen tu pelo.

dos. Elige el champú conveniente

Como habrás visto en las estanterías de los supermercados y tiendas expertas en productos de peluquería, existen muchos géneros de champú. Es esencial que adquieras uno que sea concreto para el pelo graso. Este favorecerá que no se genere tanto sebo, aparte de adecentar tu melena en profundidad.

Uno de los champús más recomendados son los que no poseen sulfato, puesto que no son violentos. En consecuencia, no estimulan y regulan la producción de sebo.

En caso de que sufras escozor y/o irritación, busca un producto que tenga activos calmantes para reducir semejantes síntomas.

tres. Lávate el pelo de la forma ideal

Primeramente, la temperatura ideal a fin de que te laves la cabeza es temperada. Cuando está fría, el agua no limpia completamente. En el caso del agua caliente, esta activa la preparación de más grasa, y es justo lo que no quieres. Aparte de ello, el agua caliente daña tu pelo y abre la cutícula exageradamente.

En el momento en que te estés aplicando el champú y enjuagándolo, hazlo con movimientos suaves y circulares, y siempre y en todo momento con la yema de los dedos. Asimismo en el momento en que te seques la cabeza. En el instante en que vayas a retirar el producto, asegúrate que lo aclaras bien y que no queda nada de este en tu pelo.

Un consejo fundamental para eludir y/o terminar con el pelo graso es el de lavárselo por la mañana. La explicación se debe a que las glándulas sebáceas generan durante toda la noche.

Otro punto a tomar en consideración es el de eludir lavarse la melena todos y cada uno de los días. Se recomienda hacerlo cada 2 o bien 3 días. No obstante, caso de que fuera preciso pues se ve muy sucio y no tienes más antídoto, lávatelo diariamente.

Lee también: Las mejores recomendaciones para lavarse el pelo

cuatro. Hazte una exfoliación una vez a la semana del cuero capilar

Este es otro punto que puede asombrar mucho. Sin embargo, si te paras a pensarlo bien, de igual manera que te haces exfoliaciones en la cara y el resto del cuerpo, ¿qué tiene de particular el cuero capilar a fin de que no te efectúes una en él?

Este tratamiento lo debes realizar ya antes de lavarte con el champú una vez por semana. Merced a este producto, dejarás quitar de tu cuero capilar las células fallecidas, el sudor, remozar los folículos pilíferos y asistir a que se oxigene.

cinco. Aplica acondicionadores

Hay muchas leyendas urbanas que afirman que si tienes el pelo graso no debes emplear acondicionador. Pero, esto es plenamente falso. Es más, este producto es ventajoso para tu pelo por el hecho de que ayuda a que esté hidratado y a revitalizarlo.

Los cuidados que debes llevar con el acondicionador son que, exactamente el mismo esté indicado para el género de pelo en concreto que tienes, aparte de ser ligero y enjuagarlo apropiadamente con mucha agua. En caso contrario, corres el peligro de que tu pelo se quede apelmazado.

También, cabe la posibilidad de que emplees mascarillas, toda vez que sean las ideales para el pelo graso. Estas son inmejorables para arreglar el pelo y las impurezas. Como los acondicionadores, acláralas bien con rebosante agua para no dejar ningún resto de estas. Ponte la mascarilla una vez entre 7 y diez días.

Ten presente que tanto la mascarilla como el acondicionador no se debe poner en la raíz del pelo. Estos productos hay que aplicarlos de la mitad de la melena hasta las puntas, y dejarlos el tiempo que viene estipulado en el embalaje.

seis. Procura no tocarte el pelo

Muchas mujeres tienen el hábito de estar tocándose el pelo todo el día. Puesto que tienes que saber que esta costumbre puede dañar tu salud pilífero, especialmente si tienes el pelo graso. Si llevas flequillo y este se te va a los ojos, para no estar apartándotelo todo el rato, puedes ponerte una diadema. De este modo, poquito a poco, vas a ir quitándote esta mala costumbre. Evita asimismo el hecho de estar retorciéndote las puntas de tu melena.

Efectuarte coletas, trenzas, recogidos o bien moños son otros trucos que van a hacer que lleves el pelo atado y que las ganas de tocártelo se vayan disipando gradualmente.

siete. Evita los productos de fijación

La gomina, la espuma o bien la laca, entre otros muchos productos de fijación, son ideales a fin de que tu peinado dure por más tiempo. No obstante, las consecuencias de su empleo es que tu pelo se mancha más, haciendo que quede más graso.

ocho. Reduce el empleo del secador y la plancha

Estos aparejos, del mismo modo que ocurre con las tenacillas, desprenden calor. Dicho calor, por su parte, activa la producción de sebo en el pelo. Por consiguiente, utiliza estas herramientas lo menos posible, y en caso de que lo hagas, échate primero un producto que sea de protección térmica.

nueve. Lleva una vida sana

Tu modo de vida asimismo se refleja en tu salud pilífero, si bien no lo creas. Dicho esto, es fundamental que lleves una alimentación sana y balanceada rica en verduras, frutas, legumbres, vitaminas, proteínas y fibras. A la vez, distanciada de comidas procesadas y frituras.

Efectuar actividad física de forma frecuente es igualmente esencial, como eludir hábitos dañinos como el alcohol, el tabaquismo y situaciones de ansiedad y agobio.

Si prosigues los consejos que te hemos presentado, vas a ver que tu pelo graso en escaso tiempo va a ser cosa del pasado y vas a poder alardear de melena y ser de nuevo la mujer presumida que siempre y en todo momento has sido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *