Dale a tus pies un tratamiento de Spa

De qué manera hacer la pedicura en casa pasito a pasito

Hacer la pedicura en casa tiene múltiples ventajas. Te deja ahorrar dinero, llevar siempre y en todo momento los pies perfectos y bonitos y, además de esto, puedes cuidar más con frecuencia de esta una parte del cuerpo tan olvidada y simultáneamente tan esencial para nuestra salud. Lo mejor es que es muy simple hacerlo y hasta puedes tomártelo como una ocasión para relajarte y olvidar todo el agobio que tienes amontonado.

De qué manera hacer la pedicura en casa de manera fácil pasito a pasito

Prepara todo cuanto vas a precisar

Ya antes de comenzar tu pedicura en casa, lo idóneo es que te cerciores de que tienes todo lo preciso para hacerlo cerca de ti. Este ha de ser tomado como un instante apacible y de cuidado personal y no vale comenzar a preocuparte pues no hallas las cositas tras haber comenzado.

Esto es lo que necesitas:

  • Quitaesmalte sin acetona
  • Crema hidratante para pies
  • Aceite para cutículas
  • Cortaúñas recto
  • Palo de naranjo para cutículas
  • Lima para pies
  • Top coat
  • Base coat
  • Trozos de algodón
  • Tu esmalte de elección
  • Sales de Epsom (opcional)

1. Limpia las uñas

Aun si no llevas esmalte, limpia las uñas de los pies con un trozo de algodón y quitaesmaltes para eliminar cualquier resto o bien aceites sobre estas.

En caso de que lleves esmalte, presiona a lo largo de unos segundos el algodón en las uñas ya antes de hacerlo deslizar sobre estas. Esto va a ayudar el quitaesmalte a penetrar en el esmalte y a facilitar su remoción.

dos. Dale a tus pies un tratamiento de Spa

Remoja los pies en agua templada a lo largo de quince o bien veinte minutos para ablandar la piel y aliviar cualquier tensión muscular que pueda existir.

Si deseas darte un regalo a ti, puedes incorporar sales de Epson en el agua. Su aroma volverá la experiencia más relajante y las sales actuarán para reducir cualquier dolor, hinchazón o bien punto incómodo en los pies.

En este paso lo más esencial es sencillamente relajarte y al hacer la pedicura en casa vas a tener la ocasión de gozar de este instante apacible.

tres. Exfolia los pies

Cuando acabe tu instante de spa, seca los pies realmente bien con una toalla (no olvides secar bien entre los dedos asimismo) y coge la lima. El propósito ahora va a ser remover la piel seca y embrutecida, mas sin hacerte daño. Concéntrate en especial en la zona del talón y de la bola del pie.

El beneficio de hacer la exfoliación tras remojar los pies está en el incremento de la sensibilidad de la piel. De esta manera, va a ser más simple comprender el límite de la exfoliación y eludir daños puesto que vas a sentir meridianamente cuando esta comienza a ser incómoda.

No obstante, si precisas exfoliar mucho por el hecho de que tienes la piel muy embrutecida y/o grietas, se aconseja hacer una pre-exfoliación ya antes de remojar los pies.

Nota: a lo largo de este paso puedes aplicar aceite de cutículas sobre las uñas para alimentarlas mientras que haces la exfoliación, si bien entonces lo debas retirar.

cuatro. Prepara las uñas

Corta las uñas de los pies bien cortitas, de forma cuidadosa para no hacerte daño, y on line recta. El fallo más frecuente cuando hacemos la pedicura en casa es utilizar exactamente el mismo cortaúñas para los pies y las manos.

El que empleamos para las manos debe tener la punta arredondeada para proseguirse su formato natural. No obstante, el cortaúñas para los pies ha de ser recto a fin de que estas sostengan una largura uniforme y de esta forma eludir el inconveniente de las uñas encarnadas.

Si las aristas quedan demasiado puntiagudas, puedes suavizarlas con una lima para las uñas tradicional.

En este paso, debes asimismo usar el palo de naranjo para reparar las cutículas y removerlas de la superficie de la uña. Toma cuidado para no hacerte daño y jamás tires de estas. Evita recortar las cutículas de los pies y deja ese trabajo para un profesional. Estas son la barrera protectora de las uñas y un fallo puede resultar de forma fácil en una infección.

Lee también: Consejos para cuidar las uñas de los pies apropiadamente

cinco. Hidratación

hidratación de los pies

Los pasos básicos de una pedicura en casa ya concluyen en este punto y ahora solo queda el acabado más importante: el de la hidratación.

Masajea tus pies suavemente con una crema para pies para fomentar su absorción y de nuevo relajar los músculos.

Si no te quieres pintar las uñas, hidrata asimismo las cutículas con una dosis espléndida de aceite y masajéalas asimismo a fin de que el aceite penetre en la piel y en las uñas.

seis. Prepara las uñas para el esmalte

Comienza siempre y en todo momento con un base coat para crear una barrera protectora sobre las uñas, acrecentar la durabilidad del esmalte y, eminentemente, para prevenir máculas siguientes.

Cuando este esté seco, puedes comenzar a aplicar el esmalte que has escogido.

Relacionado: Esmaltes de uñas económicos y buenos que te invitamos a

siete. ¡Al color!

pintar las uñas de los pies

Mueve el cepillo en un movimiento ascendiente, comenzando desde las cutículas inferiores cara la punta de la uña.

Aplica siempre y en todo momento capas finas y espera a que se sequen poco antes de sobreponerlas. Es preferible hacerlo poquito a poco puesto que las capas gruesas pueden resultar en burbujas y tonalidades diferentes, aparte de romperse y agrietarse con más sencillez.

ocho. Resguarda el esmalte con un top coat

El top coat ayuda a sellar el esmalte, a darle brillo y a fortalecer su durabilidad, eludiendo las fisuras, mas asimismo impide infiltraciones y lo resguarda contra roces y otras agresiones externas.

Estas agresiones, así sea por el hecho de que llevas calzado abierto o bien por el roce de los calcetines, van a gastar el top coat con el tiempo hasta el momento en que el esmalte sea de nuevo de nuevo la capa superior. Por tal razón, se remienda reaplicarlo a cada cuatro días.

nueve. Sé paciente

Otra de los beneficios de la pedicura en casa es que tienes la ocasión de hacerlo todo apropiadamente. Esto implica asimismo ser paciente y saber aguardar lo máximo de tiempo posible ya antes de ponerte los zapatos o bien los calcetines (lo recomendado son 2 horas).

El esmalte precisa de tiempo para secar completamente, aun si ya se siente seco cuando lo tocas. Aguardar garantiza una pedicura sin borrones y más durable.

Cuando esté bien seco, aplica una dosis desprendida de aceite para las cutículas. En este punto el aceite ya no comprometerá el agarre del esmalte y va a ayudar a combatir cualquier sequedad que este pueda haber creado en la piel en torno a las uñas.

Goza de tu pedicura en casa y vuelve su mantenimiento más simple

Si haces de tu pedicura en casa una costumbre, el mantenimiento de unos pies y uñas saludables y perfectos va a ser considerablemente más simple. Para eso debes repetirla a cada 3 o bien cuatro semanas, conforme la necesidad.

Aparte de aplicar el top coat a cada cuatro días, no olvides hidratar los pies todos y cada uno de los días para sostener la piel sana y suave, primordialmente si tiendes a tener fisuras o bien la piel muy seca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *