comestibles alcalinizantes

Dieta Alcalina y comestibles que alcalinizan nuestra sangre

La dieta alcalina se fundamenta en la idea de que sustituir los comestibles que forman ácido por comestibles alcalinos puede progresar la salud.

Los defensores de esta dieta aun aseveran que puede asistir a luchar contra las enfermedades graves como el cáncer.

Este artículo lo voy a hacer examinando a fondo la ciencia tras la dieta alcalina.

¿Qué es la Dieta Alcalina?

La dieta alcalina asimismo se conoce como la dieta de ácido alcalino o bien dieta de ceniza alcalina.

Su premisa es que la dieta puede trastocar el valor de pH – o bien la medición de la acidez o bien alcalinidad – de nuestro cuerpo.

Nuestro metabolismo consume los comestibles para convertirlos en energía a través de reacciones químicas que descomponen la masa sólida.

No obstante, las reacciones químicas en nuestro cuerpo ocurren lentamente y controlada.

Cuando las cosas se queman, se deja un resto de ceniza. De igual manera, los comestibles que comemos asimismo dejan un resto de “ceniza” conocido como desecho metabólico.

Resulta que estos restos metabólicos pueden ser alcalinos -asimismo llamados neutros- o bien ácidos. Los defensores de esta clase de dietas aseveran que los desechos metabólicos pueden afectar de forma directa la acidez del cuerpo.

En otras palabras, si come comestibles que dejan ceniza ácida, hace que su sangre sea más ácida. Si come comestibles que dejan cenizas alcalinas, esto causa que su sangre sea más alcalina.

Conforme con la hipótesis de la ceniza ácida, se piensa que la ceniza ácida lo hace frágil a las enfermedades, al paso que la ceniza alcalina se considera protectora.

Al seleccionar más comestibles alcalinos, habría de ser capaz de “alcalinizar” su cuerpo y prosperar su salud.

Los componentes de los comestibles que dejan una traza ácida incluyen proteínas, fosfato y azufre, al tiempo que los componentes alcalinos incluyen calcio, magnesio y potasio (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1562900/).

Ciertos conjuntos de comestibles qué se consideran ácidos, alcalinos o bien neutros:

Ácidos: Carnes de cualquier tipo vacuno,aves, pescado, lácteos, huevos, granos y alcohol.

Neutrales: Grasas, almidones y azúcares naturales.

Alcalinos: Frutas, nueces, legumbres y verduras.

Qué es el pH y cuales son los niveles de pH en nuestro cuerpo.

Cuando se habla de la dieta alcalina, es esencial comprender el pH. En resumen, el pH es una medida de qué ácido o bien alcalino es algo.

El valor del pH fluctúa entre 0 y 14:

Ácido: 0.0-sesenta y nueve
Neutral: siete.0
Alcalino (o bien básico): siete.1-catorce.0

Muchos de los impulsores de esta dieta sugieren que las personas controlen el pH de su orina para cerciorarse de que sea alcalina (más de siete) y no ácida (menos de siete).

No obstante, es esencial apreciar que el pH cambia mucho en su cuerpo. Al tiempo que ciertas partes son ácidas, otras son alcalinas y no hay un nivel establecido.

Por poner un ejemplo nuestro estómago está cargado de ácido clorhídrico, lo que le da un pH de dos-tres con cinco – que es muy ácido. Esta acidez es precisa para desarticular los comestibles.

Por otra parte, la sangre humana es siempre y en toda circunstancia sutilmente alcalina, con un pH de siete,36-siete,44.

Cuando el pH de su sangre cae fuera del rango normal, puede ser fatal si no se trata, tanto en la acidosis como en la alcalosis.

No obstante, esto solo ocurre durante determinados estados de la enfermedad – como la cetoacidosis ocasionada por la diabetes, el apetito o bien el consumo de alcohol – y tiene bien poco o bien nada que ver con nuestra dieta

De qué forma afectan los comestibles al pH de nuestros cuerpos.

Los comestibles afectan el pH de su orina, mas no de nuestra sangre. Es crítico para la salud que el pH de la sangre continúe incesante.

Si se saliese del rango normal, sus células dejarían de marchar y moriría muy de forma rápida si no recibe tratamiento.

Por tal razón, su cuerpo tiene muchas formas eficaces de regular de cerca su equilibrio de pH. Esto se conoce como homeostasis ácido-básica.

En verdad, es prácticamente imposible que los comestibles cambien el valor del pH de la sangre en personas sanas, si bien pueden acontecer pequeñas fluctuaciones en el rango normal.

No obstante, los comestibles pueden mudar claramente el valor del pH de la orina, si bien el efecto es algo variable (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7797810).

La excreción de ácidos en la orina es una de las primordiales formas en que el cuerpo regula el pH de la sangre.

Si come un sinnúmero de carne, su orina va a ser más ácida múltiples horas después conforme su cuerpo suprime los desechos metabólicos de su sistema.

Por tanto, el pH de la orina es un mal indicador del pH general del cuerpo y de la salud general. Asimismo puede estar influida por otros factores aparte de la dieta.

Comestibles que forman ácido y osteoporosis.

La osteoporosis es una enfermedad ósea progresiva caracterizada por una minoración en el contenido mineral óSeo; exactamente la misma es particularmente común entre las mujeres posmenopáusicas y puede acrecentar el peligro de padecer fracturas.

Muchos defensores de la dieta alcalina piensan que, para sostener un pH incesante en la sangre el cuerpo toma minerales alcalinos como el calcio de los huesos para amortiguar los ácidos de los comestibles que comemos.

Conforme con esta teoría, los regímenes que forman ácido, como la dieta occidental estándar, ocasionarán una pérdida de densidad mineral ósea. Esta teoría se conoce como la “hipótesis de la ceniza ácida de la osteoporosis”.

No obstante, esta teoría ignora la función de los riñones, que son esenciales para suprimir los ácidos y regular el pH anatómico.

Los riñones generan iones de bicarbonato que anulan los ácidos en la sangre, dejando que el cuerpo controle el pH de la sangre (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19948674).

Su sistema respiratorio asimismo está implicado en el control del pH de la sangre. Cuando los iones de bicarbonato de los riñones se unen a los ácidos en la sangre, forman dióxido de carbono, que espiramos, y agua, que orinamos.

La hipótesis de la ceniza ácida asimismo ignora uno de los primordiales impulsores de la osteoporosis: la pérdida de la proteína colágeno de los huesos.

Irónicamente, esta pérdida de colágeno está con fuerza relacionada con los bajos niveles de 2 ácidos; el ácido ortosilícico y el ácido ascórbico, o bien vitamina C.

Toda la evidencia a nivel científico que relaciona el ácido procedente de nuestra dieta con la densidad ósea o bien el peligro de fractura es mixta. Al paso que muchos estudios observacionales no han encontrado ninguna asociación, otros han detectado una relación significativa.

Les dejo ciertos estudios a este respecto existen muchos más mas la proporción predomina en no concluyente:

Los ensayos clínicos, que tienden a ser más precisos y concluyentes han determinado que los regímenes que forman ácido no tienen ningún impacto en los niveles de calcio en su cuerpo (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21529374, https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1359/jbmr.090515).

Por contra, estas dietas mejoran la salud ósea al acrecentar la retención de calcio y activar la hormona IGF-1, que estimula la reparación de los músculos y los huesos.

Como tal, una dieta alta en proteínas y que forma ácidos está seguramente vinculada a una mejor salud ósea, no a una peor.

Acidez como causante de Cáncer.

Bastantes personas arguyen que el cáncer solo medra en un entorno ácido y puede ser tratado o bien aun curado con una dieta alcalina.

No obstante, las revisiones pormenorizadas sobre la relación entre la acidosis inducida por la dieta o bien el incremento de la acidez sanguínea ocasionada por la dieta y el cáncer concluyen que no hay una relación directa (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22853725, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4916623/).

Primeramente, los comestibles no influyen significativamente en el pH de la sangre como determinamos previamente.

En verdad en el caso que los comestibles pudieran trastocar dramáticamente el valor del pH de la sangre (que no pueden), las células cancerosas no están limitadas a entornos ácidos, viven y se multiplican lo mismo en uno alcalino.

El cáncer medra en el tejido anatómico normal, que tiene un pH sutilmente alcalino de siete,4. Muchos ensayos han conseguido cultivar células cancerosas en un entorno alcalino.

Y al paso que los tumores medran más veloz en entornos ácidos, los tumores crean esta acidez mismos. No es el entorno ácido el que crea el cáncer, sino más bien el cáncer el que crea el entorno ácido.

La confusión viene dada por qué razón se saca de contexto el trabajo “La causa primaria y la prevención del cáncer“. de mil novecientos treinta y uno escrito por el científico ganador de el premio nobel Otto Heinrich Warburg.

Este trabajo sobre el metabolismo de los tumores, de verdad el novel lo gano por su trabajo en explicar como marcha la enzima respiratoria.

El trabajo de Otto sobre el metabolismo de los tumores, es poquísimo concluyente y fue extensamente superado en los prácticamente noventa años que han pasado, en el se calcula que los tumores medran en entornos ácidos y carentes de oxigeno, el día de hoy sabemos que esto no es tan de esta manera y que esa acidez es causada por el propio tumor a lo largo de su desarrollo.

Dieta alcalina como dieta ancestral.

Investigaciones recientes acercan que la mitad de los humanos preagrícolas consumían dietas de capacitación alcalina neta, al paso que la otra mitad consumía dietas de capacitación ácida neta (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20042527).

Tenga presente que nuestros ancestros recónditos vivían en tiempos muy, muy diferentes con acceso a comestibles diferentes. En verdad, los regímenes formadoras de ácido fueron más frecuentes conforme las personas se distanciaban más al norte del ecuador donde el comestible vegetal no abundaba.

Pese a que en torno a la mitad de los cazadores-colectores estaban consumiendo una dieta que formaba ácido neto, se piensa que las enfermedades modernas eran mucho menos comunes en aquel momento.

Conclusiones.

Aunque la dieta alcalina no es anti-cáncer ni nos libre de la osteoporisis, se puede decir que la dieta alcalina es bastante saludable, incluye un alto consumo de frutas, verduras y comestibles vegetales saludables y limitando el alimento morralla procesada.

No obstante, la noción de que la dieta mejora la salud debido a sus efectos alcalinizantes es erronea.. Estas aseveraciones no han sido probadas por ningún estudio fiable.

Ciertos estudios sugieren efectos positivos en un subconjunto pequeñísimo de la población – una dieta alcalinizante, baja en proteínas, puede favorecer a las personas con enfermedad nefrítico crónica.

Mas esto puede deberse a otros factores de la dieta como les afirmaba es una dieta con mucho micronutrientes como vitaminas, minerales y una buena cantidad de fibra, como antioxidantes por lo que es una dieta muy saludable.

La dieta alcalina es saludable pues se fundamenta en comestibles enteros y no procesados. Sus beneficios no guardan relación con los niveles de pH.

Comparte si te Gusto!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *