InicioEcologíaDiseño de joven ingeniero indio: motocicleta alimentada con hidrógeno y etanol de...

Diseño de joven ingeniero indio: motocicleta alimentada con hidrógeno y etanol de agua y caña de azúcar

El joven ingeniero que revoluciona la industria automotriz

Vikrant Subhash Pawar, un talentoso ingeniero indio, ha creado un prototipo revolucionario que ha captado la atención del prestigioso concurso James Dyson Award. Se trata de una moto que funciona con una mezcla de hidrógeno y etanol, con el objetivo de reducir las emisiones de gases contaminantes y ofrecer una alternativa sostenible y eficiente a los combustibles tradicionales.

Combustible innovador y sostenible

La moto diseñada por Pawar se abastece de un combustible compuesto por hidrógeno y etanol, obtenido del agua y la caña de azúcar. El etanol se produce a partir del jugo de caña mediante fermentación, mientras que el hidrógeno se obtiene mediante la electrólisis del agua, utilizando agua «0-TDS» y hidróxido de potasio como electrolitos. Este proceso implica la separación de los átomos de oxígeno e hidrógeno mediante corriente eléctrica.

Con una velocidad máxima entre 70 y 75 km/h, la moto tiene un rendimiento de entre 50 y 55 km por litro de combustible, lo que la convierte en un vehículo altamente eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Su desarrollo ha tomado dos años, culminando en un diseño que promete revolucionar la movilidad sostenible.

Innovación en el funcionamiento y eficiencia energética

Pawar ha realizado modificaciones específicas en el motor y el carburador para adaptarlos a este nuevo tipo de combustible. La moto cuenta con un motor de combustión interna de 100 cm³ de cuatro tiempos y un carburador especializado para manejar el etanol. Además, un alternador produce electricidad de 12V 3A para generar hidrógeno gaseoso que se mezcla con el etanol en la cámara de combustión, con un poder calorífico de 34,78 kJ/g.

Proceso de producción respetuoso con el medio ambiente

A diferencia de la gasolina, el combustible de hidrógeno-etanol es menos perjudicial para el medio ambiente. El etanol, proveniente de fuentes vegetales, se considera una energía renovable. Su producción implica la molienda y filtración de la caña de azúcar para obtener jugo, seguido de un proceso de fermentación y destilación que concentra el etanol a más del 95%.

Antes de su uso, el etanol se somete a pruebas para asegurar una pureza del 99,98%. Por otro lado, el hidrógeno se produce sin necesidad de fuentes de energía externas, más allá del agua utilizada.

Fuente www.jamesdysonaward.org

No olvides compartir este artículo en tus redes sociales para que más personas conozcan esta innovadora moto de hidrógeno-etanol. ¡Gracias!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

últimastop