De qué manera relajarse: dieciocho técnicas para calmar la tensión y el agobio

doce cosas que no pueden faltar en tu dormitorio

Tu habitación es tu cobijo, el sitio al que asistes cuando deseas relajarte y en el que pasas más horas de tu vida. De ahí que es esencial que sea un sitio agradable, cómodo y práctico. Para esto hay ciertas cosas que no pueden faltar en tu dormitorio. Ahora, te alistamos los indispensables de toda habitación primordial.

Lista de cosas que no pueden faltar en tu dormitorio para ser perfecto

1. Un buen jergón

Que la base de un buen reposo comienza por el jergón es una cosa que no acepta discusión. Por consiguiente, la calidad es algo en lo que no puedes escatimar. Un buen jergón no es económico, mas considera que va a durarte diez años.

¿De qué forma debe ser el jergón? Los especialistas aconsejan que no sea ni demasiado blando para no hundirse, ni demasiado duro por el hecho de que no se amolda al cuerpo. Lo mejor es decantarse por una dureza media (cinco-seis en la escala europea). Además de esto, un jergón ha de ser flexible, mas no demasiado a fin de que no se hunda en los lugares donde el cuerpo es más pesado.

En lo que se refiere a los materiales, hay que priorizar los tejidos naturales o bien, en su defecto, uno que facilite la transpiración. Los viscoelásticos y los de látex son los más saludables.

dos. Un bonito cabecero

Para enmarcar la cama resulta indispensable poner un bonito cabecero que vaya en consonancia con el estilo de la habitación. Tapizado, de madera, de hierro… las opciones son incontables.

tres. Sábanas de calidad

El tacto de las sábanas asimismo influye mucho en lo cómoda que te halles en tu cama. De ahí que, son una de esas cosas que no pueden faltar en tu dormitorio, y de calidad. Lo idóneo sería que invirtieses en unas sábanas de algodón egipcio o bien de fibras 100 por ciento naturales.

cuatro. Una mesa por la noche

La lámpara, el libro, el despertador, el vaso de agua… Para poner todo eso precisas una mesa por la noche con capacidad de almacenamiento. Lo idea sería que no superase la altura del jergón. Sin embargo, si tienes poco espacio siempre y en toda circunstancia puedes reemplazarla por una cómoda que te sirva para guardar la ropa de cama, la lencería, los pijamas y los complementos.

cinco. Múltiples focos de luz

Además de la lámpara de techo, deberías contar con otros puntos de luz convenientes para las distintas actividades que desarrolles en el dormitorio. Precisarás, cuando menos, una lámpara de lectura con brazo orientable y luz centrada, ledes cenitales delante del guardarropa y una lámpara de pie.

Relacionado: Ideas para decorar una habitación femenina

seis. Decoración acorde a un mismo estilo

Si tus hijos tienen habitaciones temáticas, ¿por qué razón no? Elige el estilo de decoración de dormitorios que mejor se adapte a tu personalidad y trata de que todos y cada uno de los elementos encajen para conseguir un estilo unificado.

siete. Una agradable alfombra

Toda habitación precisa una alfombra. Aparte de decorar y de dar calidez a la estancia, se la da a tus pies. De este modo, en el momento en que te levantes, no deberás pisar el suelo frío. La lana y el algodón son los materiales más agradables.

En habitaciones pequeñas, puedes poner una a cada lado de la cama. Si cuentas con más espacio, opta por una grande que cubra una parte de la cama y del suelo (mide el espacio a fin de que sobresalga 1/3 por los laterales y los pies).

ocho. Detalles personales

Entre las cosas que no pueden faltar en tu dormitorio asimismo están algunos detalles personales. No abuses, mas sí que puedes poner una fotografía o bien un artículo singular que hayas comprado a lo largo de un viaje. Aun puedes hacerle un hueco a una pequeña compilación que tengas.

nueve. Almacenaje

Una cómoda y un guardarropa bien distribuido son esenciales para meter tus cosas y que no terminen tiradas en una esquina del dormitorio. Por pequeñísimo que sea, siempre y en toda circunstancia existe alguna solución de almacenamiento a medida. Si tu habitación es pequeña, opta por guardarropas con puertas de corredera. ¿Es oscurísima? Agrega espéculos.

diez. Un espéculo de cuerpo entero

Y hablando de espéculos, algo que para mí es indispensable en mi habitación es un espéculo de cuerpo entero en el que poder mirarte ya antes de salir de casa.

once. Un asiento

Además de la cama, en tu dormitorio debería haber otro lugar donde puedas sentarte. Una descalzadora, un sillón de lectura, una chaiselongue, un banco delante de la cama… Las opciones son numerosas.

doce. Cortinas

Ninguna habitación está absolutamente vestida sin unas cortinas o bien unos estores.

Ahora que conoces las cosas que no pueden faltar en tu dormitorio, te afirmaremos ciertas que no son imprescindibles: el PC, la tablet, el móvil y la TV pueden quedarse fuera de este espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *