El dinero se muda de los bolsillos a los teléfonos móviles

El dinero se muda de los bolsillos a los teléfonos móviles

La generación milenial aboga cada vez menos por el empleo de dinero en metálico.

La generación milenial ha protagonizado infinidad de titulares en los últimos tiempos. Este enorme conjunto de población nacida entre los ochenta y los noventa ha sido la que más de cerca ha vivido la transición cara la era digital, la que ha sido testigo de la llegada de los móviles, del enorme bum de internet y del mareante ritmo que ha estado adquiriendo la tecnología.

La suya es una generación flexible, habituada al cambio, como asimismo una que atrae muchas miradas por su perspectiva, tan diferente a quienes estaban ya antes y a quienes han llegado después. En verdad, una de sus tendencias llama fuertemente la atención de todos, aun de las entidades. Asisten a internet para informarse sobre finanzas y sobre cualquier aspecto económico, mas asimismo lo aprovechan para no tener que recurrir al dinero tradicional.

Hace poquísimo, una investigación estadounidense elaborado por Due.com, revelaba que uno de cada 4 milenials de U.S.A. lleva menos de cinco dólares americanos en efectivo en sus bolsillos. Sumado a esto, se halla el hecho de que ocho de cada diez hace las compras por la red o bien a través de el móvil, de igual manera que con el pago de las facturas.

La sociedad tiene ahora de su parte una infinidad de propuestas libres en internet, soluciones concebidas para facilitar procesos, como asimismo para agilizarlos o bien aun para asistir a administrarlos. Esta generación ha sabido tomar buena nota de ello y ha descubierto que no es preciso ir por la calle con una gran suma de dinero en la cartera, que cada vez existen más posibilidades de hacer cualquier pago en cualquier sitio con solo llevar un móvil inteligente.

Adiós a las monedas y los billetes, hola a los teléfonos

La primordial razón tras la que se ampara este campo de la población es la seguridad. Frente a un posible atraco, el hecho de no llevar monedas ni billetes impide que se pierda dinero o bien que aun la situación vaya a peor. Debido a esto, si bien se robe el móvil, los protocolos de seguridad de los que disponen los terminales modernos impiden su empleo si no se quiere, e inclusive facilitan su ubicación en el caso de robo.

Es cada vez más bastante difícil acceder a la información de terceros, y eso impide que las carteras digitales que continúan en móviles inteligentes o bien plataformas on line sean un lugar carente de protección, que sean algo frágil. Esto es, exactamente, lo que más fortalece la confianza de los milenials en sus teléfonos. Si bien aprovechar la tecnología al límite siempre y en todo momento ha sido lo propio.

Un planeta digital

Los datos que recoge Banco Bilbao Vizcaya Argentaria Data & Analytics sobre el empleo de móviles y de internet por norma general dejan clarísimo que el terreno en línea está a puntito de imponerse por completo tanto dentro como fuera de España. Solo en este país, un ochenta por ciento de las transacciones hechas por menores de treinta y cinco años son con tarjeta, al paso que solo el veinte por ciento sobrante se realiza mediante cajeros.

Por su lado, las carteras digitales experimentan un notable incremento a nivel global, y todo merced al apogeo de las aplicaciones centradas en ello. Casos como Samsung Pay, la aplicación desarrollada por Samsung para facilitar los pagos a través de la tecnología NFC, están logrando que poco a poco más usuarios se animen a efectuar los pagos con solo aproximar su móvil inteligente a donde se les indique.

Como es lógico, el mercado, siempre y en toda circunstancia atento a cualquier posible tendencia, no ha tardado en lo más mínimo en reaccionar, produciendo todo género de propuestas adaptadas a esta nueva forma de pago. Las plataformas de inversión digitales, como asimismo las móviles, son solo la punta de iceberg de un conglomerado de propuestas que tienen sitio para las criptomonedas, los hurto-advisors o bien aun el aprovechamiento de las redes sociales.

Un despliegue que no deja de agregar cada vez más novedades para satisfacer a la generación milenial, tan conectada y tan precoz, como asimismo para facilitar las cosas a todas y cada una esas generaciones que llegan con el paso del tiempo.

Las entidades y el campo de las finanzas están tomando buena nota de todo el empleo que se da a las nuevas tecnologías para lograr lanzar cada vez más y más novedades que prueben su utilidad, al tiempo que prueban su interés por ofrecer comodidades a los usuarios. De momento, el enorme cambio ya se ve en una gran parte de la sociedad, cada vez se lleva menos dinero encima.

Al lado quedan las posibles fallas de seguridad en los protocolos de protección de datos en móviles y en redes, si bien la tarea por fortalecer su blindaje es algo asimismo incesante. En un terreno como es el económico, flojear ahí supondría algo con un impacto formidablemente negativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *