El hábito saludable de tomar té

La creciente demanda de este producto ha facilitado la aparición de una amplia gama de tea shop o tiendas de té especializadas, que te permiten comprar té online.

El té es una de las bebidas más populares de todo el mundo, posicionándose en el segundo puesto sólo por detrás del agua. Esta fama se debe a la gran variedad de beneficios para la salud que se le atribuyen, por ello, su consumo se ha extendido a lo largo de todos los países en el mundo. Existen varias leyendas que justifican la aparición del origen del té, sin embargo una de las más conocidas se basa en China sobre el 250 antes de Cristo. El emperador Shen-Nung descubrió por casualidad esta bebida cuando al hervir agua debajo de un árbol, se le cayeron unas hojas en el brebaje. De este modo, surgió la costumbre de usar hojas de té para hacer infusión.

Debido al gran auge que está teniendo el consumo del té, el porcentaje de consumidores se ha triplicado. La creciente demanda de este producto ha facilitado la aparición de una amplia gama de ‘tea shop’ o tiendas de té especializadas, que te permiten comprar té online. Gracias a estas tiendas, podemos acceder a una infinidad de tipos de té que son envasados de forma cuidadosa para que se conserve el aroma y sus propiedades hasta llegar a nuestra casa.

El té es una bebida que cuenta con diversos beneficios para la salud, ya que ayuda a la eliminación de grasa, por lo que es utilizado en dietas de adelgazamiento, contiene antioxidantes, que frenan el envejecimiento celular, ayuda a combatir el colesterol y previene algunos tipos de cáncer. Además, contiene teína, que es un compuesto similar a la cafeína pero más saludable.

Existen más de 3.000 variedades diferentes de té y cada una aporta diferentes beneficios para la salud, sin embargo, los más comunes son:

  • El té verde ayuda a regular los niveles de colesterol, evita la formación de coágulos en la sangre, tiene un efecto diurético al facilitar la eliminación de líquidos y previene contra la formación de caries.
  • El té blanco tiene un sabor menos amargo, por lo que resulta más agradable al beber. Este tipo de té reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares o de padecer cáncer, ayuda a las defensas a la hora de prevenir infecciones.
  • El té rojo es originario de la provincia china de Yunnan. Tomar una taza al día facilita la digestión, reduce el colesterol y ayuda a luchar contra la retención de líquidos, ya que elimina toxinas del cuerpo que se encuentran en la orina.

El té es una bebida baja en calorías, lo que lo convierte en una gran opción frente a otras bebidas gaseosas con altos niveles de azúcar. Las mejores horas para tomar el té son a media mañana, ya que sacia el apetito que nos entra antes de comer o después del almuerzo porque ayuda con la digestión y la retención de líquidos. Al no tener apenas calorías, puedes disfrutar de varias veces del té. El consumo recomendado puede ser entre dos o tres tazas.

El hábito de tomar té se ha extendido poco a poco a lo largo del mundo, por ello, existen diversas reglas a la hora de prepararlo. El agua no debe llegar a hervir y su temperatura debe oscilar entre los 70 y 90 grados. El tiempo recomendado para dejar la bolsita dentro del agua varía en función del tipo de té, por ejemplo, el verde suele dejarse entre 2 y 3 minutos, el rojo unos 3 minutos, el té blanco de 5 a 10 minutos y el té negro entre 3 y 5 minutos. Hoy en día, existen diversas páginas en internet especializadas en la planta del té. En ellas puedes comprarlo en diferentes formatos como el té a granel o en bolsitas, que es la forma más habitual de consumirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *