Inicio Economía ¿Es bueno para tus finanzas personales sobreescriturar una residencia?

¿Es bueno para tus finanzas personales sobreescriturar una residencia?

Lo que llevamos de dos mil veintiuno es mucho mejor para el mercado hipotecario de lo aguardado. Se firman más hipotecas, y, además de esto, de mayor importe. Toda vez que el mercado se reactiva, brotan cuestiones laterales, ciertas bien interesantes para las finanzas personales. Una de ellas es sobre escriturar la residencia.

Como vamos a ver, la sobre escritura de una residencia es más usual de lo que pudiese parecer, y es una operación en la que, esencialmente, lo que se hace es adjudicar un valor superior al real a la residencia.

Qué es y por qué razón se sobreescritura una residencia

En esencia es una operación fácil. Sencillamente consiste en atribuir a la residencia un valor superior al de tasación. Esto se reflejará más tarde en la escritura. Es parcialmente frecuente y, tiene mucho que ver con los porcentajes de financiación de las hipotecas.

Un caso práctico podría ser, una residencia con un costo de cien.000 euros a la que se adjudica un valor de ciento treinta €.

El motivo por el cual se hace esto es parcialmente fácil de entender. Las financieras no conceden el cien por ciento del importe del valor de tasación o bien de compra y venta de la residencia. Incrementando su valor en la escritura, se puede intentar conseguir el cien por ciento de la financiación, cubriendo de esta forma no solo el total de la operación, sino más bien aun los gastos derivados.

Por servirnos de un ejemplo, siguiendo con el ejemplo precedente, en una financiación al ochenta por ciento , el costo de cien.000 euros de la residencia no se vería cubierto, no obstante, en una financiación de ciento treinta €, se alcanzaría el costo real de la operación, y, en verdad, sobraría dinero para gastos.

Es una operación entre partes, y, produce una tributación sobre la que correspondería la residencia, que frecuentemente se divide entre las partes que acuerdan esta clase de operación. Es esencial tener en consideración que no es una ilegalidad. No obstante, que no sea una ilegalidad no significa en lo más mínimo que sea una gran idea.

Por que puede no ser una gran idea para tus finanzas personales

Existen muchos peligros verdaderamente cuando se aborda esta clase de operaciones. El más extremo es caer en una estafa. En la que, al haber firmado un valor superior al real en el contrato, debemos aceptar ese valor puesto que la firma es vinculante.

Otros peligros son el hecho de tener que aceptar más carga tributaria de la que verdaderamente corresponde, y, como es lógico, la posibilidad de revisión de la hipoteca. No olvidemos que, si la hipoteca se considera irregular la financiera puede de manera perfecta reelaborar el préstamo hipotecario y alterarlo.

En este contexto, y incluso a sabiendas de que puede parecer un hatajo para acceder a una residencia financiada cien por ciento sin ahorrar anteriormente, el consejo más conveniente sería intentar eludir este género de operaciones. Para esto, evidentemente lo conveniente sería asistir a la operación con la parte no financiada libre por el ahorro. Es el modelo más limpio, más seguro y menos costoso a medio y a largo plazo para administrar una hipoteca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop