finanzas, crisis coronavirus, medidas coronavirus

Eurostat confirma el golpe del coronavirus a la economía Europea

A lo largo del viernes de la semana pasada, el organismo financiero europeo, Eurostat, ha confirmado lo que muchos temíamos: a lo largo del segundo trimestre del año, se ha vivido una crisis plenamente histórica para el continente. No se debe olvidar que se trataba de un instante en el que las medidas para prevenir contagios fueron singularmente estrictas con el confinamiento y el estado de alarma.

La caída del Producto Interior Bruto europeo

Entre los meses de abril y junio, se ha podido observar sin ningún género de dudas como el Producto Interior Bruto de toda la Eurozona ha caído un doce con uno por ciento . En lo relativo a toda la UE, la caída ha sido sutilmente más leve, de un once con siete por ciento , lo que supone 2 décimas menos con relación al primer cálculo efectuado por Eurostat.

Tanto en la Eurozona como en la propia Unión Europea, nos hallamos frente a una situación histórica, pues no se tenía perseverancia de datos semejantes en la larga trayectoria de los registros, recogidos desde el año mil novecientos noventa y cinco. El propio organismo lo tiene claro, y sentencia que se trata de la caída más intensa por mucho, desde los principios de la serie histórica a fines del pasado siglo.

Esta enorme bajada tiene su origen en los 3 primeros meses del año, en los que empezaban a imponerse ciertas medidas en países de la UE como Italia o bien España, contra la que terminaría siendo una pandemia mundial. En un caso así, la bajada fue de un tres con seis por ciento en toda la Eurozona, y de un tres con dos por ciento en todos y cada uno de los países pertenecientes a la Unión Europea.

No fue hasta el segundo trimestre cuando la situación empeoró de forma notable, meridianamente a raíz del estado de alarma y las severas medidas de seguridad que se dieron en todos y cada uno de los países para intentar disminuir al mínimo y supervisar los contagios. Ahora, las cantidades precedentes medraron a niveles verdaderamente alarmantes: en la Eurozona, dicha caída fue de un quince por ciento y en toda la UE, de un catorce con uno por ciento . Así se logra hacer historia por vez primera desde el instante en que se empezaron a registrar este género de cifras.

En lo que se refiere a los países, Eurostat tiene claro que el Producto Interior Bruto ha caído irremisiblemente en todos aquellos de los que dispone de datos. El país más perjudicado ha resultado ser España, con la cantidad de descenso más alta de todas y cada una, un dieciocho con cinco por ciento, un descenso que nada debe ver con el cinco con dos por ciento que se dio a lo largo del primer trimestre. A España le prosigue Hungría, con una pérdida en su Producto Interior Bruto del catorce con cinco por ciento. Después, nos hallamos con Portugal, país en el que la economía descendió un trece con nueve por ciento.

Francia se posiciona como el cuarto país con mayor caída en su Producto Interior Bruto, habiendo sido el primero en conseguir una esencial caída a lo largo del primer trimestre, con un cinco con nueve por ciento . En este segundo trimestre, la pérdida ha sido de un trece con ocho por ciento .

Para sorpresa de muchos, Alemania ha resultado ser el quinto país más perjudicado en su Producto Interior Bruto, con una bajada de un diez con uno por ciento, resultando ser la mayor caída que se da desde la posguerra. En sexto y séptimo sitio tenemos a Italia y Bélgica, cuyas pérdidas han sido de un doce con cuatro por ciento y de un doce con dos por ciento , respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *