Intel Optane

Examinamos Intel Optane ¿Mejora una SSD NVMe?

Nuestros compañeros de MCPRO ha analizado la Intel Optane Memory H10, la solución de almacenaje que suma la memoria Optane a la propia NAND flash de una SSD en un módulo de tamaño reducido M.2.

Como sabes, Optane es una tecnología de memorias desarrollada desde cero por Intel en cooperación con Micron. En su concepción inicial, estaba destinada a ser instalada en un equipo al lado de discos duros (o bien SSDs SATA) para apresurar su desempeño actuando como una unidad de caché veloz entre el almacenaje y la memoria.

Este almacenaje en caché a través de memorias flash ha existido a lo largo de mucho tiempo como una forma de conseguir un mayor desempeño, mas al unísono aprovechando los beneficios que en capacidad y costos aún ofrecían soluciones como los discos duros. Intel Optane lo ha llevado a otro nivel en desempeño y sobretodo en capacidad.

En un movimiento que estimamos natural cara donde pueden dirigirse esta clase de soluciones, Intel decidió crear una unidad híbrida que sumase la tecnología Optane con una SSD en un componente. En un caso así, en un módulo estándar M.2 que emplea la interfaz PCIe NVMe treinta x4 y que aparte de los beneficios del caché veloz que da Optane, incluye memorias QLC 3D NAND para almacenaje masivo.

La unidad ocupa solo una cara lo que la hace en especial interesante para instalarla en equipos con espacio reducido, como ultraportátiles, AIOs o bien mini-PCs. La instalación es tan fácil como con cualquier otro SSD PCIe, sencillamente pincharla en un puerto M.2 libre.

¿Acelera Intel Optane una SSD tan veloz como una M.2 NVMe?

Sí y no. Test como CrystalDiskMark confirman los resultados prometidos por Intel en trasferencia de datos secuenciales de dos.400 Mbytes por segundo y mil ochocientos Mbytes en lectura/escrituras, si bien siempre y cuando tengas habilitado Optane para marchar juntamente con la NAND. Los resultados de otros test como PCMark Storage dos.0 son asimismo buenísimos, enfrentados a una SSD PCIe simple como la Intel SSD 760P que han utilizado como punto comparativo.

No obstante, los puntos de referencia tradicionales que ofrecen los test sintéticos no siempre y en toda circunstancia muestran el auténtico valor de esta Optane: su capacidad para sostener un alto desempeño mientras que está bajo cargas de trabajo múltiples y simultáneas.  Se verifica en labores reales donde al unísono que se copia ficheros se trabaja con una hoja de cálculo en Excel o bien una imagen de enormes dimensiones en Gimp.

Asimismo marcha bien en otros escenarios de empleo común como el manejo de múltiples torrents y accesos incesantes a la unidad de almacenaje donde otras SSD simples (rapidísimas) padecen un brusco descenso del desempeño en el momento en que agotan la pequeña caché que incorporan. Las peculiaridades propias del diseño de Optane deja evitarlo y la unidad de Intel reluce al ejecutar aplicaciones en multitarea o bien con procesos en segundo plano.

Conclusiones

En las conclusiones, comentan que Intel Optane Memory H10 puede no ser ideal para todos y cada uno de los escenarios e inclusive muestra un desempeño en trasferencias de datos secuenciales inferior al de las mejores SSD PCIe en ciertos test sintéticos, mas ofrece un buen desempeño por norma general que se aproxima al sobresaliente bajo carga merced a las ventajas inherentes de la caché Optane y la SSD NVMe complementaria.

Este diseño híbrido que suma Optane y SSD es un paso natural para la tecnología de memoria de Intel y probablemente el gigante del chip lo mejore en el futuro. Si hubiese llegado hace 5 años cuando los discos duros eran el cuello de botella de un equipo informático hubiese sido una genuina revolución. El día de hoy, con las veloces SSD PCIe a un costo por GB poco a poco más reducido son menos precisas si bien pueden ser realmente útiles en los escenarios comentados.

Intel comercializa la Intel Optane Memory H10 en 3 versiones conforme capacidad de almacenaje y con las próximas características:

  • dieciseis GB (memoria Intel Optane) + doscientos cincuenta y seis GB (almacenaje SSD)
  • treinta y dos GB (memoria Intel Optane) + quinientos doce GB (almacenaje SSD)
  • treinta y dos GB (memoria Intel Optane) + 1 Terabytes (almacenaje SSD)

Análisis completo en MCPRO

La entrada Examinamos Intel Optane ¿Mejora una SSD NVMe? se publicó primero en MuyComputer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *