Inicio Economía Glop compagina su software TPV con el Tique BAI, la nueva normativa...

Glop compagina su software TPV con el Tique BAI, la nueva normativa del País Vasco

Tique BAI, el nuevo sistema de facturación electrónica desarrollado para eludir el fraude fiscal, ya ha sido incorporado por las 3 Haciendas Forales y el Gobierno Vasco, que pretende incorporarlo de forma obligatoria en todas las compañías y asesorías de Euskadi. Ha sido desarrollado por la compañía guipuzcoana EuskoData, experta en el desarrollo de software y soluciones tecnológicas, que ha trabajado de antemano para distintas asesorías y despachos profesionales.

Qué es Tique BAI, la herramienta para eludir el fraude fiscal

El lanzamiento de Tique BAI ha puesto a prueba la capacidad de adaptación de las compañías dedicadas a administrar soluciones tecnológicas para el comercio y las compañías de Euskadi. Su entrada en vigor, prevista para el 1 de enero de dos mil veintidos en ciertos territorios –en ciertas zonas se incorporará de forma escalonada a lo largo del último semestre del presente año–, ha provocado que la infraestructura de muchas empresas, sobre todo en lo referente a la red y la informática, deba alterarse a fin de que la nueva herramienta de control de facturación pueda ser incorporada de forma exitosa.

Desarrollado en conjunto con las Haciendas Forales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y con la cooperación del Gobierno Vasco, el objetivo principal de esta herramienta es prevenir el fraude fiscal acrecentando el nivel de control sobre los autónomos y pequeñas y medianas empresas, aparte de facilitar el cumplimiento de las obligaciones por la parte de los impositores, algo que fuerza a efectuar ciertas modificaciones en los procesos de facturación de las compañías para eludir futuras sanciones por el incumplimiento de la nueva normativa.

Las autoridades vascas han hecho públicos los 2 requisitos indispensables para eludir estas amonestaciones: hacer empleo de un dispositivo certificado para producir tiques y facturas y que el software TPV empleado esté amoldado y homologado al sistema Tique BAI. Es elemental que el programa incluya un código de texto y QR en todos y cada factura emitida para garantizar la veracidad del documento. Por otro lado, los datos de facturación han de ser mandados a través de el servicio web incorporado a la diputación foral responsable, cuyo empleo es muy afín al sistema SII de la AEAT.

El impacto de Tique BAI en las compañías vascas

La legislación que recoge y aprueba la implementación de Tique BAI ha supuesto un impulso al preciso proceso de digitalización industrial, haciendo precisa una inversión inicial para amoldar los sistemas de facturación a la legislación actual. Una de las firmas expertas en el desarrollo de software TPV que ha amoldado su programa de facturación a Tique BAI ha sido Glop, cuyo software TPV agrupa todas y cada una de las ventas y datos de empleados y clientes del servicio en un solo sitio. Además de esto, es una de las herramientas más eficaces para mecanizar determinadas labores, eludiendo la producción de fallos y incrementando la rentabilidad del negocio.

“Al tener que amoldarse las compañías a la nueva normativa de control fiscal incorporada por las autoridades vascas, desde Glop hemos decidido ser vanguardistas en la adaptación de nuestro software TPV a fin de que las Pymes tengan margen suficiente para amoldar su infraestructura a la nueva herramienta de control de facturación”, explica el equipo de desarrollo de Glop, uno de los primeros en amoldar su herramienta TPV a la nueva normativa.

Uno de los aspectos que más dudas ha generado Tique BAI ha sido la forma en que se iba a enfocar su implementación. “Dado que ha sido una herramienta desarrollada por las 3 Haciendas Forales, su implementación se ha planteado de forma diferente en función de cada territorio”, explican desde Glop. “Por ejemplo, en Gipuzkoa se va a ir incorporando de forma paulatina por campos, al paso que en Bizkaia se va a hacer en bloque desde el 1 de enero del próximo año”, apuntan.

Incentivos para apresurar la digitalización del tejido empresarial vasco

Las autoridades vascas han establecido una bonificación del treinta por ciento en la cuota del IS y también IRPF del gasto asumido por la implantación de Tique BAI, siempre y en todo momento ya antes de su entrada en vigor. Unas medidas que tienen como finalidad impulsar la digitalización industrial de Euskadi y que, del mismo modo que el calendario de implementación, cambia en función de cada territorio.

“En el caso de Gipuzkoa se establece un límite del 1 por ciento de la cantidad de facturación de la compañía, con un monto máximo de tres mil euros”, explica desde Glop, cuyo equipo ha estudiado a fondo la normativa de implementación de Tique BAI con el propósito de ofrecer una solución amoldada a las Pymes asentadas en Euskadi.

En el caso de Glop, su software TPV ha sido amoldado a la nueva herramienta de control fiscal del gobierno vasco en sus versiones. “Llevamos meses trabajando para amoldarnos a este nuevo sistema, y ya hemos puesto en marcha nuestra integración con Tique BAI en nuestros 4 pilares fundamentales: nuestro TPV para la hostelería, para comercios, para moda y para locales de alimentación”, explican desde Glop.

Tal como confirma el equipo de desarrollo de Glop, los sacrificios se han centrado en ofrecer un sistema de facturación fácil que integre las herramientas precisas para facilitar las tareas administrativas a cada establecimiento. “Proporcionar una herramienta simple de manejar para administrar la contabilidad y las ventas de una compañía es esencial, mas ahora lo es más dadas las nuevas medidas aprobadas por el gobierno vasco”, explican desde Glop. “Estamos seguros de que Tique BAI va a influir en el flujo de facturación puesto que el impositor deberá continuar un protocolo determinado para cada factura emitida”.

En este sentido, el impositor deberá producir un archivo XML que cumpla con el diseño del Tique BAI, que habrá de ser firmado electrónicamente. Asimismo deberá producir una imagen de la factura emitida con un código identificativo Tique BAI y un código QR, tras lo que se remitirá a la Administración Tributaria vasca pertinente. “Los empresarios y profesionales del campo están obligados, así, a registrar de una forma o bien otra cada operación que realice en el desarrollo de su actividad profesional”, comentan en Glop. “El sistema cuenta con medidas de seguridad para eludir la manipulación o bien el borrado del justificante del pago o bien cobro con la intención de eludir que la normativa sea incumplida”, apuntan.

Ciertos territorios, como Gipuzkoa o bien Labraba, optarán por el envío automático en tiempo real de la información, al paso que Bizkaia demandará a las compañías el envío de dicha documentación cada 3 meses. “No obstante, las grandes empresas o bien las que estén incluidas en un conjunto de entidades a efectos de Impuesto sobre el Valor Añadido, como en el Registro de Devolución Mensual, van a tener un plazo máximo de 4 días desde la realización de la operación para formalizar el envío a Hacienda de los archivos correspondientes”, sentencian.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop