Inicio Economía IAG pierde seis mil novecientos veintitres millones de euros en dos mil...

IAG pierde seis mil novecientos veintitres millones de euros en dos mil veinte

La compañía de vuelos ha perdido el sesenta y nueve por ciento de sus beneficios a raíz de la crisis económica y las limitaciones de movilidad provocadas por la pandemia de Covid-diecinueve.

Se trata de las primeras pérdidas que experimenta esta compañía desde prácticamente diez años en los que lleva en funcionamiento.

La crisis económica genera esenciales pérdidas sobre la compañía de vuelos

Las consecuencias que la pandemia de coronavirus ha tenido sobre la salud y la economía nacional, han sido muy graves. Las limitaciones de movilidad, como el Confinamiento impuesto por el Gobierno para frenar los contagios masivos, han perjudicado singularmente al ámbito del transporte, al de la hostelería o bien aun al del turismo, uno de los pilares esenciales de la economía de España.

En este sentido, la compañía de vuelos IAG ha perdido a lo largo de el año pasado un total de seis mil novecientos veintitres millones de euros. Una cantidad bastante notable en comparación con las ventajas logrados a lo largo del último año pre pandemia, en el que estos sumaron hasta mil setecientos quince millones de euros.

De este modo, los ingresos de la compañía cayeron un sesenta y nueve por ciento, como consecuencia por la reducción de capacidad experimentada, que fue de un sesenta y seis con cinco por ciento . Con la necesidad de conseguir una determinada estabilidad financiera frente a la crisis económica que sucedía, el conjunto empleó un cargo de carácter inusual por un valor de tres mil sesenta y uno millones de euros, los que se destinaron al arreglo del deterioro de la flota, como asimismo a los coherentes gastos de reestructuración y las coberturas de comburente y de divisas.

Pese a todos y cada uno de los inconvenientes experimentados a lo largo del año, IAG consiguió poner punto y final al dos mil veinte con cinco.917 millones de euros en caja. De momento, no ha ofrecido frente a los medios ningún género de perspectiva enfocada a este nuevo año, pues hay una gran inseguridad aún sobre la economía a raíz de los efectos que ha tenido sobre esta el Covid-diecinueve.

Por su lado, hay entidades internacionales que se exponen y apuestan por la restauración de este ámbito, tachando de injustas todas y cada una de las pérdidas que se han dado a lo largo del dos mil veinte, un año mucho más difícil de lo que se aguardaba.

Si charlamos de pérdidas, estas han sido de cuatro mil trescientos veinticinco millones de euros, siendo como ya hemos mentado, los primeros números en negativo que consigue la compañía de vuelos en prácticamente diez años de funcionamiento.

Los ingresos conseguidos en dos mil veinte fueron de siete mil ochocientos seis millones de euros, suponiendo una caída de más de un sesenta y nueve por ciento en comparación con la facturación llevada a cabo en el dos mil diecinueve, año en el que la pandemia aún no se había hecho presente.

La capacidad del conjunto asimismo descendió frente a la crisis económica, concretamente un sesenta y seis con cinco por ciento si esta se mide en función de los asientos por quilómetros ofertados. La caída de capacidad se hizo considerablemente más evidente a lo largo del segundo trimestre del año, puesto que en ese instante IAG tan solo podía marchar con un cinco por ciento de su capacidad.

Para este nuevo año, el máximo ejecutivo de la compañía apunta la relevancia de una plan de actuación clara sobre las limitaciones que se han ido levantado y las que no, a fin de que los usuarios sepan a donde pueden volar y a donde no. Asimismo agregó que sería preciso incorporar tarjetas sanitarias digitales para poder reabrir los cielos de forma segura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop