Inicio Salud Las cuatro diferencias básicas entre el running y el footing

Las cuatro diferencias básicas entre el running y el footing

Si no estás muy metido en el mundo de los corredores, seguramente las palabras running y footing te suenen a sinónimos. Y si bien es verdad que las dos se refieren a apasionados al deporte que gozan saliendo a correr, hay diferencias esenciales entre las dos. En verdad, si alguna vez afirmas a un runner que si sale a hacer footing, es posible que no le haga mucha gracia…

Evidentemente, ninguno de los 2 conceptos es mejor que el otro, sencillamente se trata de diferentes formas de practicar el atletismo. Veamos cuáles son las diferencias más esenciales entre estos 2 conceptos.

1. Filosofía, dedicación y también implicación

Esta es la más esencial de las diferencias entre footing y running. Los apasionados al footing son personas que gozan de salir a sostenerse en forma y hacer ejercicio, mas no hacen de ello más que una afición eventual.

Salir tras las fiestas a perder peso y abrasar el exceso de calorías ingeridas, gozar del buen tiempo en el parque en verano o bien primavera o bien sencillamente aprovechar un domingo por la mañana. No prosiguen un plan de adiestramiento fijo ni riguroso, y sencillamente gozan de una sesión sosegada de ejercicio.

El runner, en cambio, es alguien que ha llevado la afición por correr un paso más allí. Son atletas de nivel medio o bien alto, cuyo objetivo principal es la mejora de sus tiempos y marcas personales corriendo. Para esto, prosiguen planes de adiestramiento rigurosos y de nivel avanzado que muy pocas veces se brincan. Se trata de esta forma de atletas que se hallan a medio camino entre el apasionado y el atleta.

dos. Velocidad y también intensidad

Cuando se sale a hacer footing, se busca llevar un ritmo de carrera suave que nos deje sostener una intensidad de ejercicio baja. Es lo que frecuentemente lleva por nombre «correr al trote». Cuando veas a un corredor marchar a ritmo lento, con una respiración relajada y un ritmo, por norma general, cómodo, es que hace footing.

Frecuentemente, se establece que es footing cuando el ritmo es de más de seis minutos y veinte segundos por quilómetro. No obstante, esta no es una fórmula rigurosa. Una persona de edad avanzada o bien con algún género de condición física singular podría estar haciendo tiempos superiores a esos, y no obstante adiestrar con la intensidad y filosofía de un runner.

En el running la intensidad es alta, en tanto que el runner está frecuentemente adiestrando y combatiendo por prosperar sus marcas.

tres. Cambios de ritmo

El apasionado al footing va a salir a correr con un ritmo continuado y estable, salvo que su condición física le haga trastocarlo en algún punto. O sea, un «jogger» va a correr generalmente al mismo ritmo o bien semejante a lo largo de su sesión de carrera.

Un runner introducirá cambios de ritmo en sus adiestramientos de running, como una parte del adiestramiento preciso para lograr una mayor mejora de su desempeño. Intervalos de HIIT, tramos piramidales y otras formas de adiestramiento que demandan mudar la intensidad y velocidad de carrera son frecuentes en el running.

cuatro. Gasto calorífico

Ya que se trata de actividades con intensidades muy diferentes, el gasto calorífico de las dos asimismo es diferente, como resulta lógico. El running implica un mayor esmero muscular, con lo que resulta en gasto energético superior con respecto al footing.

Otras diferencias que es conveniente tomar en consideración…

Hay otros detalles que tienden a distinguir a un runner de alguien que practica footing. Uno de ellos es el equipamiento deportivo, que en el practicante de footing tiende a ser más casual y en el runner más especializada, si bien obviamente, esto no se cumple siempre y en toda circunstancia.

Con todo lo expuesto puede parecer que el running sea siempre y en toda circunstancia una alternativa superior a la del footing, mas no necesariamente es de esta manera. El footing prosigue siendo una actividad saludable y muy ventajosa para el organismo, que puede asistir a hacer menos sedentaria la vida de personas con menor forma física o bien que sencillamente no gozan de las filosofías estrictas al hacer ejercicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop