Lo que significa la devolución de gastos hipotecarios derivada del fallo del Tribunal de Justicia de la UE

Lo que significa la devolución de gastos hipotecarios derivada del fallo del Tribunal de Justicia de la UE

Esta vez las entidades se ven en un apuro del que les será imposible salir airosos. El nuevo fallo dado por la parte del Tribunal de Justicia Europeo fuerza a los bancos a devolver millones de euros a sus usuarios en lo que se refiere a los gastos hipotecarios.

Los especialistas calculan que son cerca de ocho millones de personas las que se hallan perjudicadas por los gastos hipotecarios, y que por lo tanto, se hallan en el derecho legal de demandar la devolución de tales gastos. Así, los bancos se marchan a enfrentar a una pérdida de dinero masiva, que puede llegar a lograr los dieciseis millones de euros en suma.

Devolución de los gastos hipotecarios

La devolución de estos gastos, sin duda, supondría la ruina para ciertas entidades, y otras tantas quedarían perjudicadas para toda la vida. El fallo dado por el Tribunal de Justicia Europeo, establece que siempre que los Tribunales españoles sentencien que la cláusula hipotecaria resulta desmesurada y no da sitio a negociación entre usuario y entidad, ya fuera total o bien por partes, la entidad se va a ver en la obligación de devolver el dinero que les ha sido cobrado a los clientes del servicio.

La única salvedad que impone el Tribunal de Justicia, es que la devolución no se va a dar si se trata del gasto por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, pues la ley establecía específicamente que habían de ser los compradores de la residencia los que se hiciesen cargo de ese género de gasto, y no la entidad.

Por ende, cada cliente del servicio perjudicado por gastos hipotecarios que realice la reclamación oportuna, podría conseguir una devolución de hasta dos mil euros, cambiando en todos y cada caso. Por servirnos de un ejemplo, si se tratara de una residencia cuyo valor fuera de ciento cincuenta euros, los gastos a devolver serían de unos ochocientos euros en lo que se refiere a la apreciaría, los de registro fluctuarán entre los doscientos y los cuatrocientos de media, los de gestoría serían de cuatrocientos euros de media y por último los de tasación de la residencia, que podrían ir desde los doscientos cincuenta a los seiscientos euros.

Es esencial resaltar que el gasto más alto en el momento de formalizar un contrato era exactamente el de IAJD, puesto que a veces podía llegar a lograr hasta un setenta por ciento de la globalidad de los costos. Esto es, el valor de este impuesto puede fluctuar entre el 0,5 por ciento y el uno con cinco por ciento del valor de compra y venta, en dependencia de la Comunidad Autónoma en la que nos hallemos.

Pese a que la situación no semeja pintar nada bien para las entidades españolas, no pocos son los que consideran que verdaderamente el impacto será nulo o bien prácticamente nulo. Este convencimiento se debe a que aún queda mucho proceso legal por cumplirse antes que esta sentencia se transforme en una realidad, como por servirnos de un ejemplo el análisis de cada caso por la parte de jueces españoles para determinar si verdaderamente se trata de un gasto hipotecario exagerado. En el caso de que se determinara que de esta forma ha sido, las devoluciones van a descender sensiblemente al no tener en consideración los gastos del conocido impuesto IAJD.

Los usuarios dispondrán de un periodo de cinco años para poder efectuar las reclamaciones pertinentes. Sin embargo, los abogados especialistas insisten en que solo podrán efectuar esta reclamación aquellos usuarios que efectuaron el contrato de su hipoteca antes que entrara en vigor la nueva ley hipotecaria, esto es, ya antes de junio de dos mil diecinueve.

Asimismo te pueden interesar estos artículos

  • El fraude de Wirecard
  • Cuánto subió el nivel de confianza de los usuarios en Junio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *