Los trabajadores que hacen nuestra ropa en queja

Los trabajadores que hacen nuestra ropa en queja

Desde hace múltiples días, los trabajadores y trabajadores (en verdad la mayoría mujeres) del campo de la ropa tomaron las calles en la ciudad de Dhaka, la capital de Bangladesh, mas asimismo en otras urbes. Una queja de suma importancia, mas que pasó prácticamente inadvertido en los grandes medios (en los que las marcas de ropa acostumbran a anunciarse, mas no seamos mal pensados).

Miles y miles de personas se movilizaron llevando las quejas por múltiples días sucesivos, pidiendo derechos inalienables, comenzando por el derecho al sueldo mínimo.

La industria de ropa de Bangladesh produce cerca de treinta millones de dólares estadounidenses en exportaciones por año, el equivalente al ochenta por ciento de los ingresos de exportación del país, y atiende las demandas de ciertas mayores marcas del planeta. Este es el segundo mayor exportador de ropa del planeta, tras China.

Por desgracia, los trabajadores vienen padeciendo, y desde hace ya un tiempo, las condiciones inhumanas en las factorías, trabajando en turnos masacrantes y recibiendo sueldos de apetito.

De nada valen las promesas del Gobierno, de que en el mes de septiembre prometió que el sueldo mínimo para los trabajadores de la industria de la ropa va a acrecentar en ocho mil taka (unos ochenta y dos euros) por mes, el primer incremento desde dos mil trece! Por el hecho de que, conforme los trabajadores, solo un pequeño porcentaje de los más de tres con cinco millones de trabajadores de este campo se favorecería con tal incremento.

De ahí que que los participantes de la manifestación volvieron a las calles, pese a que los enfrentamientos entre policías y participantes de la manifestación que ocasionaron la muerte de un trabajador y decenas y decenas de personas con heridas ciertas de relevancia.

Los trabajadores del ramo de la ropa empezaron a reunirse en Uttarkhan y Dakhinkhan tras las nueve de la mañana del martes y prosiguieron cara la carretera de la ciudad de Dhaka-Mymensingh. Carreteras y autopistas fueron bloqueadas con neumáticos quemados en el distrito industrial de Savar, al norte de la capital.

Ruhul Amin, presidente ejecutivo del Garments Trade Union Center, afirmó a Reuters que la policía utilizó cintas, gases lacrimógenos e inclusive chorros de agua para esparcir a la multitud.

“La policía primero procuró persuadirlos hablando y pidiendo que dejasen las calles de forma que el transporte pudiese continuar circulando, mas tiraron piedras y ladrillos”, cuenta Tahmidul Islam, un agente de policía local.

El gobierno formó un conjunto con dueños de factorías, líderes sindicales y funcionarios para llegar a un pacto y ver de qué forma acoger las demandas de los trabajadores, afirmó el ministro de Comercio, Tipu Munshi, prometiendo llegar a una resolución en un mes.

Mas los trabajadores no semejan persuadidos y están ya listos para seguir la queja hasta el momento en que sus pedidos sean admitidos.

Esto es solo parte de que está tras la ropa asequible Made in Bangladesh que adquirimos en las tiendas.

Comparte si te Gusto!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *