De qué manera robustecer el suelo pélvico

nueve géneros de productos cosméticos y de qué forma identificarlos

La cosmética acostumbra a ir asociada a la belleza, mas no siempre y en todo momento es ese el caso. Existen múltiples géneros de productos cosméticos en el mercado con funciones muy diferentes. Por servirnos de un ejemplo, las cremas de pañal asimismo son productos cosméticos, de la misma manera que la pasta dentífrica o bien el delineador de ojos que se emplea en el maquillaje.

La definición de cosmética es de este modo considerablemente más extensa de lo que una podría aguardar. Si te resulta interesante saber más, te contamos cuáles son los modelos de productos cosméticos más frecuentes y de qué forma los puedes identificar.

Qué es la cosmética

La cosmética se refiere a todas y cada una de las formulaciones o bien substancias apartadas, naturales o bien sintéticas, que se destinan a la aplicación externa sobre la piel, semblante, pelo, uñas, labios, párpados, vellos y genitales externos.

Su objetivo puede ser ornamental, fomentar el bienestar o bien asistir en la higiene personal.

No están incluidos en esta categoría los productos terapéuticos cuyo objetivo es sanar una enfermedad. En el caso de la salud, solo pueden ser considerados como cosméticas aquellas formulaciones cuya función es reparadora o bien fortificante, esto es, cuyo objetivo final no es sanar en el sentido textual de la palabra. Es el caso, por servirnos de un ejemplo, de las cremas cicatrizantes o bien de muchos tratamientos para el acne.

Como puedes ver, se trata de un área con tanta pluralidad, que tiendas como cosmeticos24h no solo venden productos sino ofrecen asesoramiento a fin de que sepas distinguir cada género de productos cosméticos y escoger el más conveniente para ti.

Géneros de productos cosméticos

Cremas

La crema es la manera cosmética más popular con lo que es asimismo la que más se subdivide en otros géneros de productos cosméticos conforme el propósito de su formulación.

En esta puedes localizar las bases de maquillaje, los tratamientos nutritivos y también hidratantes, las cremas solares, las cremas cicatrizantes y antibacterianas, los acondicionadores para el pelo, las cremas depiladoras… la lista es enorme y variadísima.

Con independencia de su función, la preparación de las cremas incluye siempre y en toda circunstancia 3 componentes: aceite, agua y emulsionante.

Los 3 se calientan separadamente y se mezclan cuando están aún calientes. El agua y el aceite dejan que el resto ingredientes activos añadidos a la fórmula se desperdiguen homogéneamente al tiempo que el emoliente aporta la textura mantecosa propia de estos productos cosméticos. Cuanto más espeso el emoliente, más viscosa va a ser la crema.

Lociones y leches

Tanto las lociones como las leches son realmente cremas a las que se le agrega más agua en su fórmula para conseguir una textura más fluida.

Esta fluidez deja una absorción más veloz sobre la piel y vuelve su aplicación más cómoda.

Pomadas y linimentos

Las pomadas son el opuesto de las lociones. Al tiempo que en el último caso se agrega más agua a la fórmula de las cremas para conseguir una presentación más fluida, en las pomadas o bien linimentos el agua está generalmente ausente y se reemplaza por una base grasosa como la vaselina, la lanolina o bien la parafina.

Lee también: Mejores marcas de cosmética natural

Disoluciones

Las disoluciones son un género de producto cosmético en el que los ingredientes se disuelven absolutamente en un diluente para crear un producto fluido y homogéneo.

El diluente más frecuente es el agua, mas las disoluciones asimismo pueden tener una base oleosa. Su característica propia es la total disolución de los excipientes.

Los perfumes y las colonias son ejemplos de disoluciones.

Suspensiones

Como su nombre señala, las suspensiones son géneros de productos cosméticos con fórmular en las que una parte de sus ingredientes son incompatibles y no dejan crear una mezcla homogénea. Cuando sus envases son trasparentes, es posible ver meridianamente esta separación así sea por su color o bien por la diferencia de textura entre la parte suspensa y la base.

Es preciso agitar bien el envase ya antes de cualquier aplicación.

Entre los ejemplos de suspensiones están las cremas solares, las bases de maquillaje fluidas o bien los desmaquillantes bifásicos.

Geles

Los geles pueden ser elaborados desde disoluciones, emulsiones o bien lociones con una base aguada o bien oleosa, a las que se agrega una substancia gelificante para acrecentar su viscosidad. Las substancias más usadas con esta función son la goma natural, el polímero acrílico y los espesantes celulósicos.

Una de las peculiaridades de los productos cosméticos en gel es su propiedad pseudoplástica. O sea, el producto cosmético sostiene su textura viscosa hasta el momento en que recibe una presión externa. En ese instante, la textura se rompe y se vuelve más fluida para facilitar su difuminación y absorción.

Polvos

Los polvos son productos cosméticos compuestos por ingredientes sólidos y crudos, molidos de una manera finísima a lo largo de su mezcla. Acostumbran a contener en su fórmula talco, silicatos y/o almidón.

Pueden ser comercializados en polvo suelto o bien sólido. En este último caso se le agrega un agente ligante a la fórmula y el polvo se envasa a presión.

En esta categoría hallamos los polvos de maquillaje o bien las sombras de ojos, mas asimismo el champú seco o bien el polvo de talco tradicional.

Sprays

El spray es un envase a presión de fórmulas cosméticas como los geles, las emulsiones o bien las disoluciones, para una aplicación más cómoda y simple.

Hay múltiples géneros de productos cosméticos con objetivos diferentes que pueden encontrarse en esta forma de envase. Por servirnos de un ejemplo, los desodorizantes, la laca para el pelo o bien las cremas solares.

Barras

Los productos cosméticos pueden surgir en la manera de barra cuando se quiere reducir el peligro de polución de las fórmulas (por el toque de las manos) o bien cuando tienen una aplicación muy localizada.

Las barras de labios son el ejemplo más obvio, mas esta categoría asimismo incluye los delineadores, correctores y también iluminadores, o bien los desodorizantes sólidos, entre otros.

Son elaborados con excipientes que se vuelven líquidos al calentarse (lo que deja su introducción en un molde) y se coagulan al enfriarse.

Otras formas de clasificar los productos cosméticos

Generalmente, los modelos de productos cosméticos se categorizan conforme su textura o bien presentación. No obstante, es posible dividirlos conforme otras peculiaridades.

Se pueden catalogar conforme con la una parte del cuerpo en la que se aplican (semblante, cuerpo, pelo, boca o bien labios, ojos, manos, o bien pies, por poner un ejemplo). Asimismo se pueden catalogar conforme su función: maquillaje, protección solar, higiene, hidratación, para las arrugas, para el acne, etcétera

Otra clasificación usual emplea las propiedades de las fórmular para dividir los modelos de productos cosméticos. En un caso así tenemos aquellos a prueba de agua, los naturales, los minerales, los libres de grasa, los hipoalergénicos, sin parabenos, los antinflamatorios, los depurantes o bien los astringentes, entre otros.

La cosmética evoluciona a día tras día y nuevas categorías brotan a cada paso. No obstante, podemos estar seguras de algo: química o bien natural, fácil o bien compleja, lo cierto es que es una parte imprescindible de nuestras vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *