Inicio Salud ocho consejos para asistir a los pequeños a ser más fuertes

ocho consejos para asistir a los pequeños a ser más fuertes

Ser capaz de restituirse frente a las contrariedades y continuar adelante es una capacidad que se adquiere desde la niñez. Por esta razón, en el artículo explicaremos de qué forma asistir a los pequeños a desarrollar la resiliencia infantil, que les servirá para proseguir superando obstáculos en la edad adulta.

En este artículo charlamos de:

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad que tenemos los humanos para superar una experiencia traumática o bien difícil, y llevar una vida normal tras exactamente la misma. A veces va más allí, y nos deja progresar como personas, e inclusive desarrollar cualidades con las que no sabíamos que contábamos.

O sea, la resiliencia se refiere a la capacidad de pasar por un trance y o seguir adelante con normalidad, o bien aun conseguir algo positivo desde la contrariedad. Para saber de qué forma se logra esta cualidad, el Instituto Europeo de Sicología Positiva acá especifica los hábitos de las personas resilientes.

La relevancia de desarrollar la resiliencia infantil

Ser capaz de superar las contrariedades es preciso en todos y cada uno de los aspectos de la vida, incluyendo el profesional. Por eso esta sea una cualidad valoradísima por las compañías, que procuran trabajadores que sepan encarar los instantes difíciles de la manera más resuelta posible.

Mas es esencial desarrollar la resiliencia desde la niñez, lo que acarrea que los adultos sepan de qué manera guiar a los pequeños frente a las situaciones bastante difíciles. En este sentido, es esencial asistir a los pequeños a enfrentar esta clase de experiencias con una actitud lo más positiva posible. Asimismo es imprescindible hacerles sentirse queridos y valorados, para fortalecer esa capacidad.

Muchos son los pequeños a los que les toca probar experiencias extremas, como los enfrentamientos de sus progenitores a lo largo de su divorcio, malos tratos, enfermedades que condicionan su vida, etcétera Puesto que bien, la resiliencia infantil no se refiere a que los pequeños no padezcan con estas situaciones, lo que es lógico y es parte integrante de la naturaleza humana, o bien que no sufran depresión a lo largo de cierto tiempo.

Se trata de que sepan restituirse y continuar delante de la mejor forma posible, transformándose en personas fuertes, que se quieren a sí y tienen una buena salud psico sensible. Como humanos, van a tener sus puntos enclenques y también inseguridades.

Mas la resiliencia infantil deja desarrollar una excepcional resistencia sicológica. Para tener más información a este respecto, el Instituto Europeo de Sicología Positiva acá explica los hábitos más propios de las personas resilientes.

De qué manera asistir a los pequeños a ser resilientes: las ocho claves

Los adultos tienen un papel esencial la hora de orientar a los pequeños a fin de que sean personas resilientes, como comentábamos ya antes. Ahora veremos ciertos consejos para conducirse exitosamente en una tarea tan esencial como esta:

1- Crear una estructura familiar sólida

El primer sitio en el que los pequeños deben sentirse queridos y admitidos es en su casa. De ahí la relevancia de que se críen en un ambiente familiar saludable, donde se les ofrezca cariño y aprendan que los inconvenientes son una parte de la vida, mas que se pueden solventar desde el respeto y el amor.

dos- Inculcarles que hay que asistir a otros

Otra forma de asistir a los pequeños es haciendo que asistan a el resto, en tanto que de esta manera se van a sentir útiles. De esta forma, superarán la sensación de no poder hacer nada ante ciertas situaciones. Esto se puede lograr encomendándoles labores apropiadas para su edad, por poner un ejemplo que enseñen a sus hermanos pequeños a vestirse.

tres- Hablarles de la relevancia de la amistad

Consiste en hacerles ver que es positivo tener amigos. Esto pasa por su parte por explicarles que no todo vale, y que si se hallan con otros pequeños que los tratan mal o bien abusan de ellos de alguna forma, deben dejarlos a un lado. Se trata de promover la amistad sana, o sea, saber seleccionar con quién relacionarse.

cuatro- Sostener la rutina

La resiliencia guarda mucha relación con la estabilidad, y por su parte el orden tiene mucho que ver en ello. Por lo que es esencial asistir a los pequeños a establecer y continuar una rutina diaria.

Los pequeños se sienten bien al saber que están cumpliendo sus labores de manera exitosa. Mas asimismo es esencial no ser rigurosos en demasía, y dejar tiempo a fin de que gocen y lo pasen bien, en tanto que esto es preciso para su proceso de desarrollo sicológico.

cinco- Animarles a tener objetivos

Una forma de nutrir el amor propio de los pequeños es guiarles a fin de que tengan metas convenientes a su edad y circunstancias, puesto que conforme las logren, gozarán y valorarán sus logros. En paralelo, es esencial animarles si no las logran tan pronto como quisiesen, haciéndoles ver que el descalabro sirve para aprender y continuar mejorando.

seis- Hacer que se cuiden

Los cuidados que precisamos las personas han de ser inculcados desde pequeños a los pequeños. Por esto, es preciso enseñarles a comer bien, jugar, practicar deporte, dormir las horas precisas, sostener una buena higiene, etcétera Quererse va de la mano de cuidarse, y esto es una cosa que se debe aprender desde la niñez.

siete- Confiar en ellos para acrecentar su autoestima

Otra forma de hacer que los pequeños se quieran es recordarles de qué forma solventaron de manera exitosa ciertos inconvenientes precedentes, y dejarles libertad, en lo lógico, para solucionar nuevos incidentes por sí solos. Esto va unido a hacerles tomarse las situaciones con humor, y enseñarles que siempre y en todo momento es bueno reírse de uno mismo.

ocho- Enseñarles a ver la parte positiva de lo malo

Saber ser positivo es esencial para ser resiliente. Y por esta razón es preciso explicar a los más pequeños que de forma frecuente las cosas malas tienen una enseñanza buena.

Asimismo hay que hacerles saber que la vida son ciclos, con lo que es esencial restituirse para la llegada de las cosas buenas tras las malas. Del mismo modo esencial es que sepan que los cambios son una parte de la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop