De qué manera relajarse: dieciocho técnicas para calmar la tensión y el agobio

Plantas artificiales, ¿sí o bien no?

En nuestros días es prácticamente imposible distinguir las plantas artificiales de las naturales. Atrás quedaron aquellas plantas de plástico horribles y nada realistas que amontonaban polvo en los escaparates de los bazares.

El látex y la silicona han llevado a las plantas artificiales a otro nivel. Son tan realistas que hasta tienen un tacto afín al de la planta natural que imitan. Para conseguirlo se usan moldes de las plantas y flores reales. Como el látex es un producto muy dúctil, se logra aun plasmar detalles tan identificativos como las venas de las hojas, el tono de las flores, sus imperfecciones o bien las desigualdades de los contornos.

Ventajas de las plantas artificiales

Si te agradan las plantas, mas no tienes tiempo para cuidarlas, las plantas artificiales pueden ser la solución. En verdad, tienen ciertas ventajas respecto a las naturales:

  • En tu casa va a ser siempre y en todo momento primavera, pues lucirán igualmente bonitas haga la temperatura que haga.
  • No precisan sol, con lo que no debes preocuparte de ponerlas cerca de la ventana o bien en una habitación que dé al sur.
  • No les afectan los cambios de tiempo.
  • Son resistentes a las condiciones climatológicas desfavorables. Si bien las dejes fuera, soportan bien el viento, la lluvia y el granizo.
  • Te vas a olvidar de tener que regar.
  • No se mustian.
  • Decoran lo mismo que las plantas naturales.
  • Las hay de todas y cada una de las formas, colores y tamaños.
  • No medran, conque no deberás trasplantarlas de maceta ni podarlas.
  • Te vas a olvidar de los insectos, plagas y hongos.

Desventajas de las plantas artificiales

¿Cuál es la parte mala de las plantas artificiales?

  • Amontonan bastante polvo, con lo que hay que limpiarlas de forma frecuente.
  • La intensidad de los colores no es tan viva como las de las flores y plantas naturales.
  • No huelen. Si bien hay que decir que comienzan a vender flores artificiales perfumadas, mas no es exactamente lo mismo.
  • A veces son más caras que las naturales. Se aprecia, sobre todo, en las que llevan flores fabricadas con seda.
  • En dependencia del material, pueden terminar deshilachándose.
  • Hay que tener mucho cuidado con dónde se adquieren, puesto que ciertas pueden ser tóxicas e inclusive inflamables.
  • No absorben el dióxido de carbono ni generan oxígeno.

¿Plantas artificiales o bien naturales? De qué forma seleccionar la más conveniente

¿Prosigues dudando entre plantas artificiales y naturales? Para escoger la más conveniente, debes tener en consideración tus necesidades y tus habilidades como jardinera.

¿Dónde vas a ponerlas?

La localización de las plantas es esencial, puesto que las hay que precisan mucha luz, mas otras requieren sombra. Con lo que, por servirnos de un ejemplo, si deseas poner un cactus en un baño sin ventana o bien en una habitación que dé al norte, lo mejor es decantarse por una planta artificial. Lo mismo si te apetece tener un aloe y el hueco libre está delante de un enorme ventanal que dé al sur.

Entonces están las especies que no se dan bien en espacios interiores, como es el caso de las orquídeas. ¿Te chiflan mas siempre y en toda circunstancia se te mueren? Hay réplicas artificiales muy realistas.

¿Cuánto tiempo estás en casa?

De igual manera, has de ser siendo consciente del tiempo que pasas en casa. Una planta natural requiere unos cuidados que no podrás darle en una residencia que solo empleas los puentes y las vacaciones (riegos, podas, trasplante de macetas, etcétera). O bien si tu trabajo requiere que pases muchos días fuera de casa.

Las flores artificiales hay que limpiarlas, mas tampoco pasa nada si no lo haces a lo largo de múltiples días. En cambio, la mayor parte de las naturales se mueren si no las riegas.

¿Deseas crear una esquina agradable?

Si además de decorar, deseas crear una esquina agradable con colores bonitos y aromas agradables, la única opción son las plantas y flores naturales. Aportan una calidez bastante difícil de lograr con las artificiales. Además de esto, purifican el entorno, algo fundamental.

Mezcla plantas artificiales con naturales

Otra alternativa es entremezclar plantas artificiales y naturales. Aparte de ser tendencia, te ofrece lo mejor de los dos mundos. Puedes decantarse por plantas naturales simples de sostener y hacerte con una réplica artificial de aquellas especies que requieran más cuidados o bien que no sean capaces para el tiempo de tu urbe. ¿Qué te semeja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *