productos financieros derivados

Qué son y de qué manera emplear los productos financieros derivados

Conoceremos más a fondo qué son y de qué manera usar los productos financieros derivados. Para ellos vamos a describir sus peculiaridades más señaladas y de qué manera operar con ellos.

En la gran gama de productos financieros con los que podemos toparnos, indudablemente, en más de una ocasión, el usuario hubiese accedido o ha escuchado charlar de los llamados productos financieros derivados. No obstante, no muy frecuentemente ahondamos sobre esta clase de productos desde determinado punto de vista global: qué son, qué aportan, qué peligros pueden aceptar, qué tipos existen… trataremos de aproximarnos a todos estos conceptos sobre los productos financieros derivados en este artículo.

Una definición ajustadísima, en un inicio, es la que la propia CNMV aporta sobre estos instrumentos financieros: Los productos derivados son instrumentos financieros cuyo valor deriva de la evolución de los costes de otro activo, llamado “activo subyacente”.

Dicho de otro modo, un derivado vendría a ser la contratación en un plazo determinado de un activo latente mas, en la que las condiciones y los detalles se aplican en el instante del pacto al paso que el intercambio real se efectúa en algún instante en el futuro.

Es esencial tomar en consideración que los llamados activos latentes no se sostienen a un solo término, verdaderamente pueden ser variadísimos y también ir desde una acción hasta los modelos de interés, pasando por divisas, materias primas, valores de renta fija…

Simplificándolo, afirmaríamos que adquirimos algo al coste de el día de hoy, mas, lo recibimos en un plazo determinado, por poner un ejemplo un mes, la variación del valor de mercado de ese producto que hemos adquirido es la que va a correr a nuestro favor… o bien en contra.

Más técnicamente afirmaremos que se trata de un modelo de producto que se sosten al efecto del apalancamiento: en un caso así la inversión que efectuamos en un inicio no es elevada si la equiparamos con la exposición al latente que podemos conseguir, esto es los resultados pueden multiplicarse, mas, ojo, no solo en sentido positivo, o sea, podemos conseguir resultados positivos mas asimismo negativos en esta exposición, la conclusión es obvia por tanto: se trata de productos con un alto peligro

Operar con derivados

La administración y operativa de los derivados

Estos productos se pueden negociar tanto en los mercados organizados como en los no organizados. En el caso de este país, el mercado oficial de futuros y opciones financieras es MEFF en el que vamos a localizar las negociaciones sobre futuros y opciones tanto del IBEX35 como de acciones individuales, que asimismo, de ciertos futuros sobre renta fija.

Las negociaciones en un mercado organizado tienen sus peculiaridades. Primeramente el importe nominal, el activo latente y la data de vencimiento siempre y en todo momento están predeterminadas y el inversor no las podrá alterar, o sea estamos ante contratos estándar. Por otra parte, de ser posible adquirir o bien vender el contrato en cualquier instante de la sesión de negociación, o sea no debemos aguardar a a la data de vencimiento.

En este contexto las negociaciones se efectúan siempre y en toda circunstancia mediante intercesores autorizados que, de qué forma podemos comprender, habrán de ser miembros del mercado MEFF.

Finalmente, si bien no ocurre siempre y en todo momento, en ciertos casos (por poner un ejemplo las ventas de opciones y futuros) puede ser preciso efectuar un depósito de garantías que venga asegurar el cumplimiento de las obligaciones de pago.

Primordiales Productos Financieros Derivados

Repasamos ahora los primordiales productos financieros que puedes contratar en el mercado:

Futuros

Se trata de contratos por los que intercambiamos una cantidad específica de un activo latente a un coste convenido por adelantado en una data futura predeterminada. En un caso así el comprador adquiere lo que se llama situación larga, en la que al vencimiento de su contrato está en su derecho a percibir el activo latente, mas asimismo, puede cerrar su situación en el mercado ya antes de vencimiento vendiendo futuros. La situación corta sería la del vendedor de futuros que es el que adquiere el compromiso de dar el activo latente del vencimiento a cambio del coste establecido el contrato.

Opciones

En un caso así nos hallamos con un modelo de contrato en el que el costo de la opción es lo que el comprador pagará por tener el derecho a la adquisición de una determinada una parte de un activo latente en un plazo estipulado (a un coste asimismo pactado por adelantado) en la data de vencimiento el comprador va a tener la posibilidad de ejercer o bien no ese derecho, en un caso así mediante la diferencia entre el coste fijado para la operación y el costo que en ese instante presenta el activo latente. Existen diferentes géneros de opciones: las que se organizan dependiendo del derecho concedido, esto es la opción de adquiere (call) o bien la opción de venta (put), asimismo las que se organizan desde el instante en que pueden ejecutarse, encontrando acá la opción americana que se puede ejercer en cualquier instante hasta la propia data de vencimiento, o bien la opción europea que solo puede ejercerse en la data del vencimiento.

Warrants

Son productos discutibles que agregan el derecho de adquiere o bien venta de activos latentes a un coste de ejercicio para plazos ciertos. Debemos apuntar que la adquisición aporta el derecho mas no la obligación de adquiere venta en la data de vencimiento, en un caso así ejercer o bien no el derecho dependerá de como resulte ser el costo del latente con relación a el coste del ejercicio, acá asimismo hallamos adquiere (call) y venta (put). Podremos aproximarnos a activos variadísimos, que van desde valores de renta variable hasta materias primas, pasando por índices nacionales, índices extranjeros, géneros de interés… Asimismo acá se aplica el tipo americano donde podemos ejercer los derechos a lo largo de toda la vida del producto hasta el propio vencimiento o bien el tipo europeo donde solo se pueden ejercer los derechos en el vencimiento.

Certificados

En un caso así charlamos de valores que vienen a contestar un activo latente y la evolución del mismo, esto produce un derecho para poder percibir un monto determinado sobre nominal del certificado, siempre y en todo momento desde la posible alteración del latente. Se puede intentar cestas de acciones, materias primas, índices bursátiles y son emitidos por entidades y negociados en bolsa, a quien debemos apuntar que la negociación en la bolsa de este país puede agregar certificados exentos de la obligación de registro de folleto puesto que han sido emitidos fuera de España y tener lo que se llama pasaporte concedido por la CNMV.

Adquiere-Venta Opciones (Contrato)

En un caso así nos hallamos con la posibilidad de contratos de venta de opciones sobre latentes específicos, pueden ser índices, cestas de acciones, acciones. En un caso así las emisiones siempre y en toda circunstancia deben tener folleto de emisión registrado, y marchan desde el establecimiento de un coste inicial del latente al que se referencia el producto en la data específica y señalada en el folleto informativo. Los intereses se van a abordar en cualquier situación del mercado subiendo o bien bajando latente, en general esto se efectúa al vencimiento, asimismo la devolución del capital al vencimiento normalmente viene a depender de condiciones que deben ver con la evolución del latente a lo largo del periodo de vigencia: no se negocian en mercados secundarios oficiales, son productos ilíquidos que se sostienen hasta vencimiento.

CFD

Contratos por Diferencias. Un derivado común el el que el inversor y una financiera vienen a convenir el intercambio de la diferencia entre el costo de adquiere el coste de venta de un activo latente. Son productos que se ajustan a muchos peculiaridades y peligros concretos, en tanto que no son productos estándar, precisamente por eso vamos a hallar cuestiones como la negociación de forma a dos bandas, el peligro de contraparte la cotización fuera de mercado regulados… Se trata de productos apalancados de peligro alto, esto quiere decir que pueden causar pérdidas superiores a la capital inicial, y, tampoco se negocian en mercados secundarios oficiales, lo hacen en plataformas establecidas por la propia entidad transmisora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *