Qué son y de qué manera marchan los CFD

Qué son y de qué manera marchan los CFD

Los CFD son un instrumento derivado que ha crecido de forma exponencial en los últimos tiempos. Se trata de una herramienta que produce muchas dudas pues los ratios de inversores que pierden dinero es altísimo. No obstante, como modelo de inversión prosigue medrando. Vamos a tratar de comprender el motivo.

Cuando charlamos de un Contrato por Diferencias, nos referimos a un género de instrumento de inversión derivado al contado, que carece de vencimiento, y deja a los usuarios efectuar operaciones sobre los movimientos de los costes si bien estos no dispongan del activo latente. De esta forma, dejan conseguir beneficios tanto en alza como a la baja, aparte de poder ser empleados como cobertura para las inversiones en acciones.

Qué es un CFD

Se trata de un contrato efectuado por 2 partes, en el que se intercambia la diferencia del coste entre la entrada y la salida, y se multiplica por el número de acciones o bien índices que se acuerdan en tal contrato. Esto es, las ganancias o bien pérdidas que podamos tener, son consecuencia de la diferencia de coste en el que fueron comprados o bien vendidos.

Además de esto, es esencial tener en consideración que se trata de un producto de apalancamiento. Esto implica que es absolutamente posible sostener una situación sobre un activo sin precisar pagar la cantidad de su costo, va a bastar con pagar la cantidad de margen precisa para efectuar la operación. Por tanto, se trata de un género de instrumento que tiene gran peligro en lo que se refiere a la pérdida del dinero.

Es preciso estar bien informado sobre los CFD ya antes de hacer empleo de ellos, en tanto que se trata de un instrumento complejo que tiene demasiados peligros para ser usado por una persona con escasos conocimientos a este respecto. Los porcentajes son muy claros: entre un setenta y cuatro por ciento y un ochenta y nueve por ciento de los inversores minoristas pierden dinero haciendo empleo de ellos.

No se trata de un instrumento que puedan usar todo todo género de inversores, en tanto que es un peligro muy elevado y hay perfiles que no desean exponerse hasta ese punto, o bien no disponen de un margen de pérdida tan grande como al que se pueden enfrentar utilizando un CFD.

De todas y cada una formas, lo primordial es informarse sobre los pros y los contras que supone hacer empleo de un contrato por diferencia, para poder identificar si nos es conveniente o bien no desde nuestra situación como inversores.

minimalismo y finanzas, ahorrar, invertir

Ventajas y también inconvenientes de los CFD

Una de las primordiales ventajas de las que dispone este instrumento de inversión, es que ofrece a sus inversores una enorme pluralidad de latentes en mercados a nivel del mundo. Tal como mentamos previamente, nos deja invertir en alza o bien a la baja, abriendo situaciones cortas y largas. Dan la posibilidad a los usuarios de efectuar numerosas estrategias diferentes, como pueden ser el género de inversión, de especulación, o bien aun de cobertura de carteras. Es esencial tener en consideración que este instrumento asimismo deja efectuar una réplica de manera directa sobre la evolución de un índice, acción o bien materia prima.

No disponen de un importe mínimo para comenzar a operar, y tampoco tienen comisiones de mantenimiento por apertura. Esta clase de instrumento carece de vencimiento, con lo que no va a ser preciso mudar de contrato para sostener las situaciones en un largo plazo. Además de esto, dispone de una alternativa de prueba ya antes de empezar a invertir con dinero real.

Por otra parte, hay que conocer los contras de los que dispone un instrumento como este. No son fáciles de comprender, resulta conveniente estudiarlos pausadamente ya antes de hacer empleo de ellos, pues podemos perder un sinnúmero de dinero. Como mentamos previamente, los contratos por diferencia tienen un nivel alto de peligro, no son capaces para todo género de inversores ni para todo género de bolsillos, claro está.

Si deseamos efectuar una operación larga, deberemos abonar un costo de financiación que se corresponderá con la parte total de la inversión no cubierta con el margen de garantías aportado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *