Inicio Ecología ¿Qué tipo de elementos debemos depositar en cada contenedor de reciclaje?

¿Qué tipo de elementos debemos depositar en cada contenedor de reciclaje?

La sostenibilidad es uno de los valores que cada vez interiorizan más empresas y que más defienden. Afortunadamente, la preocupación por un mundo más limpio implica a más compañías, pero también a más personas. Asociaciones como Greenpeace realizan diferentes labores muy útiles que están enfocadas a concienciar a la sociedad de la problemática que supone tener un planeta contaminado. 

Por ello, las empresas emplean tecnologías más novedosas y menos contaminantes y la población, recicla cada vez más. Actualmente, está obteniendo una gran popularidad el reciclaje de chatarra, pero la labor de las empresas no es suficiente. Nosotros como sociedad también podemos aportar nuestro granito de arena y en este artículo explicaremos cómo conseguirlo.

En el contenedor gris deberemos arrojar los objetos no reciclables

Aprender cuáles son los tipos de reciclaje y qué contenedor es en el que debemos tirar cada objeto de nuestra casa es fundamental. Consiste en una importante tarea que podemos desempeñar en nuestra casa para crear un mundo más limpio. Hablar de reciclar es sinónimo de aprovechar por completo las materias primas, para reutilizar su uso y siendo más eficientes en su utilización y en la fabricación posterior

De este modo, gracias a la importante labor del reciclaje, tenemos la oportunidad de alargar la vida útil de los elementos, además de conservar los recursos naturales. Cada uno de los elementos se recicla de una forma, por lo que actualmente, encontramos diferentes tipos de contenedores en los que poder depositarlos. 

En primer lugar, hablamos del contenedor verde, que es el que se corresponde con el reciclaje del vidrio. En él, se deben tirar las botellas o tarros de cristal que empleamos en el día a día para comer o cocinar. Aquí debemos tener cuidado con no confundirnos con el cristal, puesto que en este caso, no sería reciclable ni tendría que arrojarse al contenedor del vidrio. 

Por otro lado, el azul se corresponde con el papel y el cartón. Cajas de zapatos o facturas que han quedado obsoletas, serían un ejemplo perfecto de elementos que deben tirarse a este contenedor. Aquí hay que cuidar el hecho de no incluir los bricks, que tienen que depositarse en otro contenedor distinto, el de color amarillo.

El amarillo es el idóneo para reciclar latas, bricks o plásticos. Aquí podemos depositar los plásticos que envuelven las botellas de agua y las botellas que hayamos terminado, latas de conserva o bricks de zumos de frutas. Debemos prestar atención a que el plástico se refiere a envases, no a elementos como juguetes. En este último caso, deben transportarse a un punto limpio.

En cuanto al de color marrón, depositaremos servilletas, papel de cocina y restos de alimentos. En algunas comunidades autónomas no encontramos este tipo de contenedor orgánico o bien, lo hallamos en otro color. Deberemos fijarnos y leer qué pone en los contenedores para saber dónde arrojarlos. 

Por último, encontramos el gris, el lugar en el que tirar los objetos no reciclables. Si tenemos mascotas, la arena que utilizamos para los gatos podría ser un ejemplo, pero también serían las colillas o los pañales. Aquí no incluiremos cualquier elemento que no podamos depositar en el resto de contenedores, deberemos informarnos previamente por si existe un punto limpio. Así, realizaremos una tarea muy sencilla para sumarnos y disfrutar de un planeta más saludable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop