Quinoa: cinco trucos para cocinarla y cinco fallos que eludir

Quinoa: cinco trucos para cocinarla y cinco fallos que eludir

De forma contraria a lo que muchos piensan, la quinoa o bien quinua (Chenopodium quinua) no es un grano, sino más bien una semilla y asimismo es considerada un pseudocereal, si bien es considerada “la madre de todos y cada uno de los granos” por la civilización Inca.

La quinua es considerada un superalimento y está en incremento en los regímenes pues es un comestible muy nutritivo que, debido a su utilidad, puede aun sustituir al arroz en ocasiones.

Es rica en vitaminas del complejo B, minerales como hierro, cinc, magnesio, fósforo, cobre, ácido fólico, proteínas y fibra.

Además de esto, es un comestible bajo en calorías, no contiene gluten y fomenta diferentes beneficios para la salud (contribuye al funcionamiento del cerebro, ayuda a prevenir la osteoporosis, actúa como regulador hormonal y combate la obesidad).

Hay múltiples formas de consumir la quinoa, como un entrante, un plato primordial, con carne, pescado, verduras, vegetarianos y afines, mas para utilizarla adecuadamente, es preciso saber de qué forma cocinarla.

Con lo que vamos a educar ciertos trucos de qué hacer y qué no hacer a fin de que no se ponga demasiado blando o bien “empapado”, algo común.

cinco fallos que debes eludir al cocinar con Quinua.

  1. Meditar que la quinua es un grano – Esto nos hace meditar que precisa un tiempo de cocción más largo y más agua para cocinar. No obstante, la cantidad adecuada de agua es equivalente a dos medidas de agua para 1 de quinua únicamente.
  2. Suprimir el lavado – Es preciso lavar la quinua para suprimir el amargor que tiene superficialmente, mas como es delgada, creemos que no es preciso. Puro fallo! Es preciso lavar la quinoa y para esto solo hay que usar un colador fino.
  3. Exceso de cocción – Esto causa que se empape y, para evitarlo, aparte de respetar la cantidad de agua anteriormente informada, debe cocinarse a fuego lento, eludiendo removerla y cocerla a lo largo de solo quince minutos.
  4. Dejar la quinua empapada ya antes de cocinar – Tras lavar, debemos dejar que escurra bien, más o menos quince minutos.
  5. Utilizar agua fría o bien caldo de verduras frío para cocinar – Del mismo modo que cuando preparamos el arroz, siempre y en todo momento dejemos una tetera o bien una taza de agua hirviendo para preparar la quinoa.

cinco trucos para cocinar la Quinua y sacar su potencial.

Aparte de sencillamente cocinarla, asimismo es posible gozar de este instante y condimentarla al gusto, así sea ya antes, a lo largo de o bien tras la cocción.

Para estos métodos de preparación, los pasos indicados previamente son esenciales a fin de que se suelte y se cocine en el punto adecuado. Lo mismo sucede con el arroz, si nos pasamos con el agua o bien se fríe sin escurrir, se transforma en papilla.

  1. Prepara la quinua igual que el arroz – Solo debes freír un tanto de ajo y cebolla en un tanto de aceite de oliva o bien aceite que prefieras, poner la quinua bien escurrida y agregar el agua caliente en la proporción indicada (dos unas partes de agua para 1 una parte de quinoa). Condimentamos con sal al gusto y cocinamos de quince a veinte minutos o bien hasta el momento en que el agua se seque. En casa aun mezclamos la quinua con el arroz y los cocinamos juntos.
  2. Preparar la quinua con caldo vegetal – El proceso es exactamente el mismo que el precedente, mas en vez de emplear agua hirviendo, empleamos caldo vegetal caliente. Solo hay que tener precaución con la sal, por el hecho de que si el caldo de verduras tiene algo de condimento, puede interferir con el sabor.
  3. Preparar la quinua sin freír ya antes – En este procedimiento el aceite va a lo último, asegurando conque quede más suelta y sabrosa. Hervimos el agua con un tanto de sal o bien el caldo de verduras, agregamos la quinoa y dejamos cocer a lo largo de quince minutos. Apagamos el fuego y la olla tapada para finiquitar de cocinar. En el momento en que el agua se haya secado y esté cocida, agregamos un chorrito de aceite de oliva.
  4. Escurrir la quinua tras cocinar – En esta otra receta básica, la preparación es casi exactamente la misma, mas es recomendable escurrir la quinoa tras los quince minutos de cocción para suprimir el exceso de agua y regresar a ponerla en la sartén o bien olla a fin de que se concluya de secar.
  5. Cocinar la quinua como fideos – Una forma ligera, sana y sabrosísima de hacer la quinua es, tras haberla lavado y dejado escurrir el agua del lavado, cocerla en agua hirviendo sutilmente salobre, y hacer escurrir el agua sobrante de la cocción, como hacemos con los fideos. Después, se puede condimentar con aceite de oliva crudo (sin sofreír o bien llevar al fuego, esto es sabroso y saludable), condimentar con yerbas frescas o bien secas (perejil, cebolleta, orégano, pimienta negra, etcétera) y incorporar tomates frescos picados, aceitunas, tomates secos, lo que se desee.

Último Tip:

Para no perderse con el punto de cocción de la quinua, es suficiente con mirar su aspecto: cuando tiene una fina línea blanquecina en torno a las semillas, quiere decir que está en el punto.

En el caso de duda, prueba con un tanto para poder ver si ya está en la consistencia deseada. Si piensas que es ya de tu gusto, mas aún queda agua, haz el último procedimiento de escurrir el agua y retorna con ella a la sartén para acabar de secar.

Goza de las ventajas de la quinua y atrévete con más recetas… ¡Utiliza tu inventiva!

Comparte si te Gusto!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *