Inicio Salud Signos, síntomas, causas y tratamiento

Signos, síntomas, causas y tratamiento

La depresión es más frecuente de lo que creemos en la tercera edad. Es un trastorno mental que puedes ocurrirnos a cualquiera de nosotros conforme avejentamos. Considero que se habla poco de la depresión en la tercera edad. La verdad es que no tengo clarísimo por qué razón esto es de esta forma, mas esta es una realidad hoy día.

En este blog post charlamos de:

La depresión en la tercera edad, un inconveniente escondo

¿Has perdido interés en las actividades que ya antes acostumbrabas a gozar? ¿Luchas con sentimientos de desesperación? ¿Te resulta poco a poco más bastante difícil pasar el día? Si es de esta forma, no estás solo.

La depresión es mucho más habitual de lo que crees y puede ocurrirnos a cualquiera de nosotros conforme avejentamos, con independencia de nuestras experiencias y éxitos o bien descalabros.

Además de esto, los síntomas de depresión en la tercera edad pueden afectar todos y cada uno de los aspectos de tu vida, a tu energía, hambre, sueño, tiempo de ocio y las relaciones.

Desafortunadamente, bastantes personas mayores no reconocen los síntomas de depresión o bien no solicitan la ayuda que precisan. A esto hay que sumar que el ambiente asimismo falla en el momento de advertir depresión en personas mayores.

Existen muchas razones por las que la depresión en personas mayores se pasa por alto con tanta frecuencia:

  • En ocasiones, suponemos que la depresión es una parte del envejecimiento.
  • La persona mayor puede estar apartada (lo que puede conducir a la depresión) y como consecuencia no tiene a su alrededor a personas para caer en la cuenta de los síntomas depresivos.
  • Posiblemente no nos percatemos de que las protestas físicas son signos de depresión.
  • Es posible que la persona sea reluctante a charlar sobre sus sentimientos o bien solicitar ayuda.

Es esencial que nos percatemos de que la depresión no es una parte ineludible del envejecimiento, ni es un signo de debilidad. Puede sucederle a cualquiera, a cualquier edad, sin importar lo más mínimo sus antecedentes o bien sus logros en la vida.

Aunque la vida cambia conforme avejentamos (pasamos por la jubilación, la muerte de seres queridos, la minoración de la salud…) esto no quiere decir que esas experiencias nos deban deprimir por fuerza. Hay cosas que una persona mayor puede hacer para sentirse feliz y ilusionada y gozar de sus años dorados.

Síntomas de depresión en la tercera edad

La característica esencial de un episodio depresivo mayor es un periodo de por lo menos un par de semanas en las que la persona experimenta un estado anímico deprimido (la mayoría del día, prácticamente todos los días) o bien pérdida de interés o bien placer en prácticamente todas las actividades. Los síntomas más habituales de depresión en ancianos incluyen los siguientes:

  • Tristeza persistente
  • Excesivas preocupaciones sobre las finanzas y los problemas médicos
  • Lloro usual
  • Sentirse inútil o bien indefenso
  • Cambios de peso
  • Movimiento excesivo o bien inquietud
  • Complejidad para dormir
  • Complejidad para concentrarse
  • Protestas somáticas (dolor físico sin que haya una causa física clara o bien inconvenientes gastrointestinales)
  • Dejar de efectuar actividades sociales

Aunque la depresión y la tristeza semejan ir de la mano, bastantes personas mayores deprimidas aseveran no sentirse tristes en lo más mínimo. En cambio, pueden lamentarse de baja motivación, falta de energía o bien inconvenientes físicos.

En verdad, las enfermedades físicas, como el dolor de artritis o bien el agravamiento de los cefaleas, son de manera frecuente el síntoma predominante de depresión en ancianos.

Causas de la depresión en personas mayores

Conforme avejentamos, acostumbramos a encararnos a cambios esenciales que pueden acrecentar el peligro de depresión. Estos cambios pueden incluir:

  • Problemas médicos. La enfermedad y la discapacidad, el dolor crónico o bien severo, el deterioro cognitivo o bien sufrir enfermedades pueden contribuir a la depresión.
  • Soledad y aislamiento. Factores como vivir solo, un círculo social cada vez menor debido a muertes, minoración de la movilidad debido a una enfermedad o bien pérdida de privilegios (como, por poner un ejemplo, conducir) pueden asistir a provocar la depresión.
  • Reducción del sentido de propósito. La jubilación puede traer consigo una pérdida de identidad, estatus, autoconfianza y seguridad financiera y acrecentar el peligro de depresión.
  • Temores. Estos incluyen el temor a la muerte, como la ansiedad por inconvenientes financieros o bien problemas médicos.
  • Duelos recientes. La muerte de amigos y familiares, o bien la pérdida de un cónyuge o bien pareja son causas comunes de depresión en personas de la tercera edad.

Condiciones médicas que pueden ocasionar depresión mayor

Es fundamental tomar en consideración que los problemas de salud pueden ocasionar depresión en adultos mayores y ancianos, así sea de manera directa o bien como reacción sicológica a la enfermedad.

Cualquier afección médica crónica, particularmente si es dolorosa, incapacitante o bien potencialmente mortal, puede provocar depresión o bien empeorar los síntomas de depresión.

Depresión en la tercera edad como efecto secundario de la medicación

Los síntomas de depresión asimismo pueden suceder como un efecto secundario de muchos fármacos generalmente recetados. Si te sientes deprimido tras iniciar un nuevo fármaco, es fundamental que charles con tu médico.

Demencia y depresión

No debemos aceptar que una pérdida de agudeza mental es solo un signo normal de vetustez. Podría ser un signo de depresión o bien demencia, los que son comunes en personas mayores.

La depresión y la demencia comparten muchos síntomas afines, incluidos inconvenientes de memoria, habla y movimientos lentos y poca motivación, con lo que puede ser bastante difícil distinguirlos. De ahí que, es fundamental que lo charles con tu médico de cabecera.

Si te ocurre lo descrito en este blog post a ti o bien a un conocido tuyo, deseo decirte que la mayor parte de las personas mayores que reciben tratamiento por depresión ven una mejora en sus síntomas cuando son tratados con fármacos antidepresivos, psicoterapia o bien una combinación de los dos.

Si te preocupa que un ser querido esté deprimido, ofrécele ir con él o bien al doctor de cabecera. Asimismo, ayúdale a buscar un sicólogo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop