Inicio Salud Test En línea de Poquedad basado en la Escala de Cheek y...

Test En línea de Poquedad basado en la Escala de Cheek y Buss

Aunque la poquedad no forma en si misma un trastorno mental, puede tener impactos negativos evidentes en la vida de las personas.

En los pequeños, puede provocar sentimientos de insuficiencia y ansiedad social cuando no pueden interaccionar con sus compañeros. En los adolescentes, puede provocar que se sientan desconectados de la sociedad, y particularmente de su conjunto de iguales.

En los adultos, la poquedad frecuentemente se manifiesta como una premonición autocumplida, en la que las personas con baja autoestima se sostienen distanciadas de las situaciones sociales y, por su parte, se vuelven más tímidas conforme evitan esta clase de experiencias.

En este blog post charlamos de:

La Escala de Poquedad Revisada de Cheek y Buss (RCBS-veinte)

El día de hoy compartimos una prueba en línea, basada en la Escala Revisada de Cheek y Buss y amoldada por el equipo de sicólogos de Psicopedia.

Si bien la Escala original no aporta puntos de corte, esto es, baremos que dejen clasificar el nivel de poquedad conforme la puntuación de la prueba, sí que podemos enfrentar esas puntuaciones al resultado logrado por una muestra de población normal, formada por estudiantes universitarios.

Esta comparación nos deja establecer 4 niveles de poquedad (Bajo, Medio, Alto y Extremo). Aunque en la población general es posible localizar casos de individuos con distintos niveles de poquedad, los casos de extrema poquedad deben considerarse minoritarios, y en general vinculados a cuadros de ansiedad social.

La Escala, publicada por vez primera en mil novecientos ochenta y cinco, consta de veinte preguntas puntuables de 1 a cinco, estableciéndose un rango de puntuaciones de entre veinte y cien puntos.

La manera de interpretar este rango de puntuaciones consiste en cotejar el resultado conseguido en la prueba con la media de cincuenta y uno con ocho puntos recogida en el conjunto normativo ya antes mentado.

Si la puntuación conseguida en el cuestionario se acerca o bien es inferior a esa media estaríamos en frente de un caso de baja poquedad, al paso que si el resultado es superior, nos hallaríamos en frente de un caso de poquedad elevada.

Test On line de Poquedad

¿Por qué razón medir la poquedad?

Como ya comentamos, la poquedad no forma en sí un trastorno mental, mas sí que está presente en sus niveles más altos en ciertos trastornos más prevalentes en la población general. Entre ellos, si bien no solamente como vamos a ver ahora, en la ansiedad o bien fobia social.

Tener una herramienta que nos deje baremar el grado de poquedad, debe considerarse de singular utilidad para la identificación de posibles trastornos, vinculados o bien no a la ansiedad o bien fobia social.

Por otro lado nos va a ayudar a establecer una intervención apropiada en aquellos casos en que pueda considerarse un factor de peligro o bien limitante para la consecución de objetivos vitales básicos.

¿De qué forma se relaciona la poquedad con otros trastornos?

Las investigaciones más recientes han vinculado de forma consistente la poquedad con otros trastornos del Eje I y el Eje II, y no solo con la ansiedad social como hasta hace poco se creía.

En lo relativo a la fobia social, no puede decirse que se trate solo de una poquedad severa, mas sí semeja bien establecido que un nivel alto de poquedad resulta en una mayor probabilidad de cumplir con los criterios de este trastorno, si bien las dos condiciones no lleguen a sobreponerse totalmente.

En lo que se refiere a los trastornos del Eje I, las personas tímidas tienen más probabilidades de padecer otros trastornos de ansiedad y del estado anímico, habiéndose establecido una tasa de prevalencia de prácticamente el doble que la población general.

De igual modo, las personas tímidas tienen probabilidades más altas de desarrollar trastornos del Eje II, particularmente el trastorno de personalidad por evitación.

Si bien los factores que explican esta relación de la poquedad con la ansiedad social y otras condiciones psicopatológicas no quedan claros en las conclusiones que se notifican en los estudios convocados, sí que han venido a proponer una serie de preguntas que indudablemente van a ser contestadas en futuras investigaciones.

Referencias:
– Cheek, J. M.; Melchior, L. A.: Measuring the three components of shyness. Davis, M. H.; Franzoi, S. L. (Ed.) Emotion, personality, and personal well-being mil novecientos ochenta y cinco, Los Angeles: American Psychological Association.
– Heiser NA, Turner SM, Beidel DC. Shyness: relationship to social phobia and other psychiatric disorders. Behav Res Ther. dos mil tres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimastop