Toyota Corolla Touring Sports: llegar

Toyota Corolla Touring Sports: llegar

«Tomaré lo mismo que ella» Cliente del servicio del restorán (Cuando Harry halló a Sally, mil novecientos ochenta y nueve)

Querida Milagros. No voy a engañarte, la vida en este sitio es un averno. Acá la gente circula tal y como si fuesen espectros, la expresión de su cara es gris, tal y como si ya estuviesen fallecidos. La mirada fija en el suelo, arrastrando los pies y dejándose caer en cualquier lado para suspirar pensando en sus casas, en lo que han dejado allí, en su gente. Unas vidas que se han transformado en un pálido reflejo de si mismas en este maldito sitio. Las vidas espectro de los fantasmas… Si procuras charlar con ellos levantan la mirada sin verte y se quejan de la vida en ese orificio infecto mas sin pasión, sin saña, sin un atisbo de rebelión. Y si algún superior pasa cerca de ellos callan y bajan la mirada tal y como si la charla no hubiese nacido jamás, tal y como si no estuvieses.

Llevo poco tiempo acá. Desde el momento en que me mostraron mi lugar he procurado moverme lo menos posible y eludir inconvenientes. Hago lo que me afirman sin discutir, si bien las órdenes no tengan sentido. Cerca de mi lugar se halla un compañero que de vez en cuando saca una foto intentando que absolutamente nadie le vea. La observa a lo largo de unos segundos y sonríe. Entonces la vuelve a ocultar esmeradamente. Le pregunté y me dijo: «es mi hijo. No deseo olvidarme de de qué forma es su aspecto» con lágrimas asomando en sus ojos. Te aseguro Milagros que se me encogió el corazón. No he vuelto a charlar con él. En ocasiones, como el día de hoy, el aire se carga de un peso incomprensible y cuesta respirar. Espero que el jefe no me solicite nada de última hora. Deseo salir de esta inficiona oficina y marcharme a casa. Nos vemos pronto.

Los comienzos de los propulsores híbridos no generaron exactamente unos automóviles en especial apasionantes. Con la idea de la eficacia como preocupación primordial, turismos como el Toyota Prius colgaron el sambenito de desganados a esta clase de modelos. Más adelante el propio fabricante nipón así como su segunda marca Lexus cambiaron el panorama con versiones algo más amenas.

Ficha técnica del Toyota Yaris Hybrid GR Sport

Eso sin contar con la llegada a la mismísima fórmula 1 de los propulsores híbridos que cambiaron las reglas del juego. En todo caso esta evolución es un síntoma claro síntoma de que la tecnología híbrida está madura y que a falta de que se asienten otros jugadores como los modelos eléctricos puros son una opción alternativa más eficaz y ecológica (y ahora entretenida) a los motores tradicionales.

Vuelve Corolla

Para festejar esta madurez del mercado Toyota ha salvado del olvido nada menos que el modelo Corolla, un nombre que evoca triunfos en torneos de Rally y una estética deportiva que ha heredado esta nueva generación. Nosotros hemos podido probar la versión Touring Sports, la interpretación de este fabricante de la carrocería que conocemos como «Sport Wagon» que todavía prosigue siendo popular entre aquéllos que desean un equilibrio entre practicidad y deportividad.

El Corolla es un turismo que tiene una línea realmente agradable con un frontal de conjuntos ópticos afilados y extensa reja de ventilación que le da un aspecto beligerante y felino, ideal para dar esa pincelada deportiva que desea trasplantar Toyota del Corolla original. En un caso así siendo la versión Touring Sport la línea de la carrocería termina en un maletero tipo ranchera rematada con un spoiler en la parte superior.

Hay que decir que equiparado con otros modelos y también Sport Wagon de la competencia la línea es algo más conservadora, sobre todo en lo relativo a la parte trasera cuya línea baja algo menos con brusquedad. Esto le da al Corolla TS una combinación de aspecto violento en el frontal y algo menos el perfil lateral.

Músculo atrás

La parte trasera luce un paragolpes elevado y volúmenes que sobresalen con formas triangulares que recuerdan al C-HR y unos conjuntos ópticos que se dividen en 2 partes por la apertura del portón. En la parte inferior un spoiler y un doble cilindro de escape que dan otro toque deportivo al conjunto del Corolla.

Dentro del Corolla hallamos un diseño sobrio propio de la compañía nipona con elementos como la pantalla del sistema multimedia heredada de los modelos ya existentes de Toyota conjuntado con otros elementos más novedosos como la pantalla que hace las veces de cuentakilómetros y cuentarrevoluciones tras el volante.

Interiores

En el modelo que probamos hallamos un espacio para depositar el móvil de buen tamaño que además de esto es capaz de cargar por inducción. No hay demasiados huecos portaobjetos en la parte delantera y tampoco en las puertas. El reposabrazos se puede mover para respaldar el brazo mas al encontrarse sobre los portabebidas si tenemos alguna botella en ese sitio esto presenta contrariedades.

Los acabados son más que adecuados con buenos materiales en el interior que ofrecen un tacto agradable si bien no llegan a ser demasiado refinados equiparados con otros modelos de categoría y filosofía afín. Los asientos son cómodos y el puesto de conducción tiene buena visibilidad y con acceso simple a todos y cada uno de los controles. Los asientos son más cómodos si bien no sostienen demasiado bien en curvas cerradas.

La parte posterior es extensa y con bastante espacio para las piernas mas el acceso tiene cierta complejidad para personas altas en tanto que la manera del hueco de la puerta fuerza a inclinarse más de la cuenta. Además de esto el ángulo de apertura de las puertas no es demasiado extenso con lo que el espacio para acceder al interior no es bueno.

Acceso atrás

Una vez dentro 3 personas pueden viajar con determinada comodidad por la buena anchura del turismo y por otra parte hay bastante hueco para los pies en tanto que al no contar con de una transmisión tradicional el túnel de exactamente la misma no incordia. Otro punto a tener en consideración es que en las plazas traseras no se dispone de salidas de ventilación ni de conexión para cargadores USB.

El maletero lógicamente es uno de los puntos fuertes de esta versión. Si no plegamos la segunda fila de asientos, que puede hacerse por partes, dispondremos de quinientos ochenta y uno litros de capacidad, una buena cifra para un Sport Wagon. El hueco de carga es grande y alcanzable en tanto que el portón es de tamaño espléndido. En los laterales disponemos de huecos de buen tamaño en los que podemos contar con objetos que no deseemos que rueden por el maletero a lo largo de la marcha.

Al volante

El próximo paso fue naturalmente la prueba activa. Siempre y cuando efectuamos este género de pruebas a modelos híbridos de Toyota nos hallamos con la particularidad de su sistema de cambio de marchas consistente en un sistema de variador progresivo que no dispone de marchas propiamente dichas.

El inconveniente de este sistema es que acostumbra a ser realmente cómodo en urbe y a velocidades bajas mas cuando precisamos potencia da la impresión que revoluciona el motor de forma superflua. En esta versión de Corolla Toyota ha pertrechado un motor de ciento setenta y nueve caballos (ciento cincuenta y dos de motor de gasolina y ciento nueve de motor eléctrico) que mueve con mucha soltura a este turismo.

Esta espléndida cifra de potencia juntamente con un par máximo respetable hace que el motor no deba revolucionarse tanto al demandarle posibilidades. El resultado es que si bien se aprecia el mentado fenómeno debido al variador de par no es tan molesto como en otros modelos. Además de esto esta motorización dispone de un cambio que puede ponerse en modelidad Sport y deja mudar de marchas de forma manual (si bien son marchas simuladas) lo que deja cierto control por la parte del conductor de de qué manera se revoluciona el motor.

El resultado es que este modelo tiene el frecuente funcionamiento agradable y eficaz en urbe mas responde de forma muy diligente asimismo fuera de ambientes urbanos. Si bien si llegamos a los límites si se puede apreciar que es más estruendoso que un vehículo de potencia afín y propulsión y transmisión tradicional lo cierto es que no es tan evidente como en otros híbridos de la marca.

Una vez nos olvidamos de las particularidades de la transmisión del Corolla hay que decir que es un vehículo realmente agradable de conducir tanto en urbe como en carretera. Nos ha semejado singularmente agradable la configuración de las suspensiones que aislan realmente bien las irregularidades del terreno.

Al poner a prueba el vehículo en terrenos más virados y difíciles este confort hace quizá que se pierda un tanto de precisión mas no estabilidad con lo que si bien el tacto no es deportivo es posible conducir a una velocidad bastante alta sin llegar a atisbar los límites del vehículo. Nos ha agradado el funcionamiento del modo Sport que da buenas sensaciones al volante pese a que el cambio es primordialmente burgués y ahorrativo.

Como acostumbra a pasar con los híbridos de Toyota el consumo en urbe es muy contenido y es posible asimismo sostener bajo el gasto de carburante en carretera si no demandamos mucho del acelerador. En autopista se puede llegar a bajar de los 7 litros sin demasiadas contrariedades gracias asimismo a que el motor, como hemos mentado, no debe revolucionarse mucho para contestar.

Conclusiones

El Corolla Touring Sports que hemos podido probar supone indudablemente una evolución en lo relativo a la filosofía de Toyota con sus híbridos. Tanto en la carrocería como en el comportamiento del motor y del cambio el fabricante nipón semeja haber escuchado en parte las observaciones de sus usuarios y le ha dotado de más carácter y brillantez sin sacrificar supuestamente la eficacia que ha caracterizado desde siempre y en todo momento a estas motorizaciones de Toyota.

Además de esto esta clase de carrocería deja contraponer razonamientos de habitabilidad y capacidad del maletero para persuadir a los que se inclinan por un SUV por estas 2 razones. Ciertos detalles quedan tal vez por pulimentar como la escasez de huecos para objetos o bien el acceso a las plazas traseras, mas en conjunto es un enorme paso de Toyota para competir con sus turismos con etiqueta Eco en un mercado muy combativo y en el que Mazda sin ir más allá termina de aterrizar con sus propia apuesta personal con el Mazda tres que por filosofía y motorizacione spodría considerarse su contrincante natural si bien la apuesta tecnológica es radicalmente diferente.

Valoración final

ochenta y uno
NOTA

NOS GUSTA

Buenas posibilidades en urbe y carretera

Consumos contenidos

A MEJORAR

Acceso complicado en la parte posterior

Pocos huecos portaobjetos

RESUMEN

La vuelta del nombre Corolla nos ha traído una evolución de la filosofía híbrida de Toyota en un modelo cómodo con determinados toques de dinamismo y ciertas cosas que pulimentar

Posibilidadessiete.5

Diseñoochenta y cinco

Consumonueve

Confortochenta y cinco

Sistema de infoentretenimientosiete






















































La entrada Toyota Corolla Touring Sports: llegar se publicó primero en MuyComputer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *