Tratamientos naturales para la Anemia 1

Tratamientos naturales para la Anemia

La anemia por deficiencia de hierro o bien anemia ferropénica es la afección más habitual relacionada con la carencia de hierro. Es una enfermedad simple de tratar si no está muy avanzada (o sea, si el déficit de hierro no es extremo) y no trae secuelas graves.

Hay que tomar en consideración que si bien es muy habitual que la anemia ferropénica esté relacionada con la nutrición, no es el motivo primordial.

A veces puede estar provocada por pérdidas de sangre (úlceras de estómago o bien del aparato mingitorio, accidentes, procesos menstruales realmente fuertes, o bien aun cánceres).

Aunque todos podemos padecer de anemia, hay conjuntos más frágiles como los pequeños, las mujeres en edad fértil y los ancianos.

Por esto, mejor tener a mano esta información de de qué manera combatirla de forma natural por medio de antídotos caseros para la anemia. Va a ser de enorme utilidad.

Aunque la anemia precisa de una dieta singular, y la integración de ciertos comestibles ricos en hierro, como fuentes de vitaminas como la vitamina B12 y vitamina C, asimismo desde la fitoterapia se puede asistir a tratar esta enfermedad y normalizar las proporciones de glóbulos colorados y ácido fólico en el organismo.

Como ya hemos visto en ecocosas ya antes, la enorme mayoría de enfermedades sobre todo las más habituales pueden ser tratadas de forma natural y sin medicina y prácticamente todos sencillamente son inconvenientes de dieta, teniendo un dieta balanceado y comiendo ciertos superalimentos que nos van a ayudar a que nuestro cuerpo esté sano.

De qué forma combatir la anemia con antídotos caseros y naturales

Los antídotos caseros, como jugos naturales o bien jugos y batidos, y las infusiones son efectivos en casos de anemia leve.

En casos de bajadas graves de niveles de hemoglobina en la sangre, aparte de preguntar a un médico va a deber probar con complementos de vitaminas y minerales concentrados.

Al investigar sobre este tema he encontrado buen información de referencia en la página web de Nuevas Evas que les invito a visitar.

antídotos para la anemia

Licuefactados y jugos para la anemia

Licuefactado de berro

El berro es una planta es rica en hierro no hemínico (este género de hierro no se absorbe absolutamente), por consiguiente para aprovechar al límite el hierro que contiene puedes preparar un licuefactado de berro y naranja.

Para esto, pone un puñado de hojas de berro, al lado de dos naranjas peladas y sin semillas y 1 cucharadita de diastasa de cerveza.

Añade agua, si el licuefactado está espeso. Toma este batido de 1 a dos veces al día en el desayuno y/o merienda. Este batido contiene hierro, vitamina C (para fijar el hierro) y vitamina del complejo B (en la diastasa) esencial para la anemia por carencia de ácido fólico.

Jugo de achicoria, pomelo o bien toronja y polen de abeja

Del mismo modo que el otro antídoto casero contra la anemia, tomas un puñado de achicoria, al lado de 1 toronja grande o bien dos pequeñas. Agregas el polen y lo licúas.

Una vez listo lo tomas dos veces al día. La achicoria es una planta rica en hierro, la toronja una fruta rica en vitamina C y el polen rico en vitaminas del complejo B y hierro.

Jugo de diente de león y limón

Esta planta contiene hierro preciso para tratar la anemia. Para esto, pone cien gr. de raíz de diente de león en 1 litro de agua. Dejas hervir por veinte minutos. Una vez listo, licua y agrega el jugo de un limón. Puedes dulcificarlo con sirope de arce o bien sirope de agave. Se sugiere tomar dos veces al día.

Les dejo otras recetas que nos comparten las amigas de Nuevas Evas.

Infusiones para la anemia

El Rooibos o bien té colorado sudafricano

El rooibos es una infusión, cuyo consumo se ha popularizado, desde sus beneficios para bajar el colesterol y sus propiedades adelgazantes, entre otras muchas.

María Aldehuela Lucena comenta una de las aplicaciones menos conocidas del rooibos, su empleo contra la anemia, merced a su rico contenido en hierro y vitamina C.

Infusión de artemisa

La artemisa, de la misma manera que el rooibos, contiene aparte de hierro vitamina C, por lo que es genial para asistir en la asimilación del mineral.

Otros antídotos caseros para la anemia

Los dátiles asisten al tratamiento de la anemia de diferentes formas. Por una parte, su alto contenido en ácido pantoténico o bien vitamina B5, precisa para la transformación de las grasas y también hidratos de carbono en energía, calman los síntomas de la anemia, relacionados con el cansancio permanente y el agotamiento.

Además de esto, el alto contenido en hierro de los dátiles, los transforman en un suplemento ideal, indicado singularmente, en la dieta para el tratamiento de la anemia ferropénica. Por otra parte, los dátiles poseen cobre, que interviene en la capacitación de la hemoglobina de la sangre.

antídotos caseros para la anemia
jugos para combatir la anemia

Para acrecentar la eficiencia de los antídotos naturales contra la anemia, es esencial que los consumas los más pronto posible una vez preparados, en tanto que sino más bien las concentraciones de vitaminas y minerales pueden reducir y el efecto sería mucho menor.

Otras consideraciones a tener en cuenta:

  • El fitato presente en el salvado del trigo, avena, maíz y otros cereales inhibe con fuerza la absorción del hierro no-hemínico interaccionando con él, dejándolo menos soluble y en consecuencia más bastante difícil de absorber.
  • Los compuestos fenólicos encontrados en , café, el vino tinto o bien colorado.
  • El calcio interfiere en la absorción del hierro, si bien su mecanismo todavía es ignoto.

No hay inconveniente si se consumen distanciados de la ingesta de hierro o sea si para el almuerzo me como una rica ensalada de berro y a la hora tomo té, este no afectará a la absorción del hierro.

Comestibles ricos en hierro para la anemia ferropénica

Aparte de los antídotos caseros para la anemia, de las mejores formas de combatir la anemia es mediante una nutrición rica en hierro.

Lo que acá aconsejaremos son ciertos comestibles que debes sí o bien sí incluir en tu dieta, comestibles, que asisten a combatir la anemia y además de esto son buenos para eludir bajadas en el nivel de hemoglobina en la sangre.

Planea tu dieta para la anemia ferropénica con comestibles que aportan hierro

Es muy normal que cuando apreciemos que estamos bajos de hierro, así sea por cansancio, mareos o bien otros síntomas, o bien el médico nos diagnostique una anemia leve, comencemos a cuidar la dieta.

Asimismo es frecuente que una vez nos hallemos mejor volvamos a olvidarnos de la relevancia de consumir comestibles con alto contenido de hierro.

La mejor forma es hacer una planificación semanal de lo que comer cuando tienes anemia. Semeja algo muy complicado con nuestros furiosos ritmos de vida, mas realmente no lo es. Dicha planificación consiste en hacer una tabla de comidas (catorce por servirnos de un ejemplo, 2 al día), ponerlas en un calendario y repartirlas de forma tal en la que día a día o bien en todos y cada comida consumes ciertos comestibles que contengan hierro, comestibles que asisten a combatir la anemia.

Comestibles ricos en hierro para la anemia ferropénica

Partimos de la base de que eres siendo consciente de que hay comestibles que aportan hierro en mayor cantidad que otros.

Acá te contamos ciertos comestibles de origen vegetal que puedes incorporar a tu dieta. Los comestibles de origen animal es muy posible que tu médico (o bien tu abuela) ya te los haya recomendado.

Condimentas y yerbas aromatizadas para combatir la anemia

Puesto que sí, ciertas condimentas, como por poner un ejemplo el comino, poseen hasta más de veinte veces la cantidad de hierro que las carnes rojas.

¿Cuál es la queja? Puesto que que no te comerás ciento cincuenta gramos de comino por el hecho de que probablemente te dé una intoxicación. Por otra parte, El Hierro vegetal se absorbe menos que el de la carne en ciertos casos.

Todo y de este modo, son una excelente fuente de hierro. Otras condimentas que son grandes fuentes de hierro son la pimienta negra, el eneldo y el pimentón. Añádelas a tus comidas. Todo suma.

Las yerbas aromatizadas que resaltan son el perejil (seguramente la que más hierro tiene), el cilantro y la albaca.

Semillas

Las semillas se usan desde tiempos inmemorables en la cocina en el mundo entero. Los ejemplos de semillas con más hierro y que más se están usando son las de sésamo, de chía, de linaza y de girasol. Su utilidad hacen que se puedan usar para las comidas calientes, ensaladas postres y el desayuno.

Frutos secos, buenos para la anemia

Los frutos secos, todos son excelentes fuentes de hierro. Los que más hierro tienen son los pistachos y los anacardos. El único inconveniente es que justamente estos 2 acostumbran a ser importados y costosos. Mas los más simples de lograr, como los cacahuetes, nueces y almendras, asimismo son productos ricos en hierro.

Legumbres

Tras decirte que comas un filete de carne o bien hígado de cerdo, probablemente la abuela (o bien el médico) te aconseje las lentejas.

Debe su fama de tener más hierro que ninguna otra legumbre a ser una de las mayores fuentes del mineral. Mas realmente, otras legumbres como la soja en grano y las alubias negras y las alubias rojas poseen más hierro.

Las legumbres encabezan la lista de comestibles ricos en hierro para la anemia ferropénica.

Vegetales de hoja verde

Después de las lentejas, es posible que lo próximo que te aconsejen sean las espinacas. Gran fuente de hierro, del mismo modo que las acelgas, grecos y las coles. Mas quién se lleva la medalla es la acelga suiza. Una acelga que por el tono de sus pencas rojizas recuerdan a los tallos de la remolacha.

Aguardamos que esta guía sea útil y te sirva para agregar todos estos ingredientes en tu dieta para la anemia. Hasta la próxima.

IMPORTANTE: Esta información tiene por objeto complementar, no sustituir el consejo de su médico o bien profesional de la salud y no pretende cubrir todos y cada uno de los posibles usos, cautelas, interactúes o bien efectos desfavorables. Posiblemente esta información no se ajuste a sus circunstancias concretas de salud. Jamás demore o bien haga ni caso de la busca de consejo médico profesional de su médico o bien otro distribuidor de atención médica calificado debido a algo que haya leído en ecocosas. Siempre y en todo momento debe charlar con un profesional de la salud ya antes de empezar, suspender o bien mudar cualquier clase de tratamiento.

Si te Agradó, Comparte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *